<-- - no title specified

Lección 3 Todos Hemos Pecado

(Romanos 2 & 3)

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione  de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: Ore por la guía del Espíritu Santo mientras estudia.

 

Introducción: ¡La semana pasada nos quedamos en el medio de la confusión! Pablo nos decía en Romanos 2:13 que “aquellos que obedecen la ley serán declarados justos.” Luego Pablo rápidamente agregó en Romanos 3:12 “No hay ninguno que haga el bien, ni aún uno.” ¿Estamos todos perdidos? ¿Estamos todos condenados por nuestra naturaleza? ¿Qué sucedió con la idea de la bondad inherente de los seres humanos? ¿Podemos vivir una buena vida? ¡Sumerjámonos en Romanos y veamos si podemos seguir la línea de razonamiento de Pablo y continuar nuestra exploración del plan de Dios para nuestra salvación!  

 

  1. I.El Problema del Juicio 

 

    1. A.¿Recuerdas que en Romanos 1:18 aprendimos que Dios estaba enojado con aquellos que reprimían la verdad por sus maldades? Luego aprendimos que aquellos malvados no tenían excusa por su comportamiento porque, la naturaleza los alertaba de la existencia de Dios (Romanos 1:20). Finalmente, miramos tristemente en Romanos 1:24-32 los terrible pecados que resultaron de rechazar a Dios. Pablo concluyó (Romanos 1:32) que aquellas personas merecían morir. ¿Estás de acuerdo que los malvados no tienen excusa?  

 

    1. A.Lee Romanos 1:32. ¿Apruebas los pecados en la lista de Romanos 1:24-32?  

 

      1. 1.¿Sabías que hay una presión hoy para que el publico apruebe la homosexualidad – un pecado que Pablo describe específicamente en Romanos 1:26-27? 

 

      1. 1.¿Tenemos una obligación de emitir juicio públicamente  sobre el pecado de la homosexualidad y otros pecados enlistados en Romanos 1:24-32? 

 

    1. A.Lee Romanos 2:1. ¡Esto es embarazoso! ¿Hay un error hipotético aquí? ¿fue mal traducido? ¡Yo no soy un homosexual! ¡No odio a Dios y no soy un asesino! ¿Por qué no puedo emitir juicio sobre  aquellos que están groseramente fuera de sintonía con la ley de Dios? (Pablo nos deja caer en una trampa. Hemos estado asintiendo con la cabeza que estos son pecados bastante terribles, que merecen la muerte, y que deberíamos emitir juicio sobre ellos. Luego Pablo dice “¡Ustedes son como ellos!”) 

 

      1. 1.¿De qué manera somos como ellos si no cometemos pecados tan terribles? ¿O estamos en problemas solo si “emitimos juicio” sobre esos pecadores? ¿Debo cerrar la boca sobre el pecado de la homosexualidad? ¿Y qué tal quedarme callado sobre el homicidio? ¿Y sobre el aborto? ¿No puedo condenar a aquellos que abiertamente odian a Dios?  

        1. a.¿Acaso Pablo no “emitió juicio” sobre aquellos pecadores cuando les dijo que merecían la muerte (Romanos 1:32)?  Yo digo que aquellos pecadores están equivocados, ¡pero yo no soy alguien que corra alrededor diciendo que esos pecadores deberían morir! 

 

    1. A.Lee Romanos 2:2-4. Veamos si podemos analizar estos versículos. ¿Es verdad entonces que estos pecados merecen la muerte? (El juicio de Dios es verdad.) 

 

      1. 1.Así que, ¿Cuál es el problema con decir la verdad? (El problema es que yo soy “un mero hombre” pecador. Dios no tiene pecado, así que Dios puede emitir juicio. Pero, yo no tengo el nivel de Dios, tengo el nivel de un pecador.  Yo no tengo derecho a emitir juicio sobre esos pecados.)  

 

        1. a.Solo porque no soy un pecador, no significa que no pueda identificar el pecado ¿verdad? (La verdad es que como pecador, merezco la muerte tanto como cualquier otro pecador. Si sugiero que mereces la muerte por tus pecados, y yo no, entonces no estoy siendo veraz.) 

 

        1. a.¿Cómo se supone que prediquemos el evangelio si no podemos llamar al pecado por su nombre?  

 

          1. (1)Releamos Romanos 2:4. ¿Qué estrategia toma Dios hacia nosotros cuando de nuestros pecados se trata? (Dios es rico en bondad, tolerancia y paciencia. Estos pecadores son como nosotros. Todos tenemos la oportunidad de arrepentirnos por la bondad de Dios. De esta manera, el mensaje es que deberíamos arrepentirnos y tomar ventaja de la bondad de Dios.)  

 

          1. (1)¿Cómo le puedes decir a alguien que se arrepienta si tú no puedes emitir juicio sobre sus pecados? (Debemos aprender la diferencia entre llamar al pecado por su nombre y emitir juicio sobre otros pecadores.)  

 

          1. (1)Romanos 1:32 nos enseña que ambos el pecado y la aprobación del pecado están mal. Tanto emitir juicio como  aprobar el pecado está mal. ¿Cómo deberíamos trazar la línea entre emitir juicio y aprobar el pecado?  

 

  1. I.El Problema del Pecado  

 

    1. A.Bien. Dios me dice que debo ser cuidadoso sobre como llamo a otros al arrepentimiento. No se puede enjuiciar. Eso no cambia el hecho de que soy básicamente una buena persona, ¿verdad? Al menos soy mejor que muchos de aquellos  pecadores groseros, y solo necesito ser cuidadoso sobre como hablo de las diferencias entre nosotros. ¿Estás de acuerdo?  

 

      1. 1.¿Estaría en lo cierto si digo que el problema real es si yo soy un hipócrita, por ejemplo si condeno el adulterio cuando estoy cometiendo adulterio o condeno la homosexualidad cuando soy homosexual?  

 

    1. A.Lee Romanos 2:5. ¿Quién merece la ira de Dios?  

 

      1. 1.¿Está diciendo Pablo que tu y yo merecemos la ira de Dios? Yo me arrepiento de mis pecados todo el tiempo. ¿Por qué soy arrojado en la misma bolsa de ira como todos aquellos pecadores groseros? ¿O es que solo los hipócritas merecen ira? (Pablo parece arrojar una red bastante grande con su condenación.)  

 

      1. 1.Si creemos que somos mejores que aquellos pecadores “groseros,” ¿Estamos mostrando que somos “tercos” y tenemos un “corazón impenitente”?   

 

    1. A.Lee Romanos 2:6-10. ¡Ahora estamos en el carril correcto! Algunas personas hacen lo que está bien y otras lo que está mal. Los que hacen el bien son salvos y los que hacen el mal sufren “la ira y la furia.” ¿Muestra esto que ni tu ni yo somos, después de todo, como esos pecadores  groseros – siempre y cuando evitemos ser hipócritas? 

 

    1. A.Vayamos al capítulo 3 de Romanos. Lee Romanos 3:10-18. ¿Este eres tú o Pablo está escribiendo de alguien más?  

 

    1. A.Lee Romanos 3:19-20. ¿Qué debemos admitir todos? (igual que aquellos pecadores descriptos arriba, no tenemos nada que presumir. Romanos 3:19 dice “toda boca” será silenciada. Toda boca incluye la tuya y la mía. Hemos estado saltando hacia atrás y adelante en esta lección sobre la cuestión de si estamos mejor que otros - los "otros" con los pecados graves. Pero, este texto nos dice que nuestras bocas deben ser silenciadas sobre el asunto de ser mejores. Como pecadores, somos todos responsables ante Dios – y no podemos pasar la prueba a través de nuestras obras.) 

 

      1. 1.¿Cuán importante es admitir que somos pecadores – como aquellos que cometen los más viles pecados? (Esto es como todos los problemas de adicción. El camino a la recuperación es admitir que tenemos un problema. El pecado es pecado, y somos todos pecadores. No tenemos esperanza de salvación basados en la ley. Solo merecemos la muerte – igual que las otras malas personas. Aprendemos para nuestro horror, que solos igual que ellos.) 

 

    1. A.Amigo, ¿Estás dispuesto a admitir tu problema de pecado? ¿Estás dispuesto a dejar de lado tu orgullo de sentir que eres mejor que los otros pecadores? La pregunta es, “¿qué podemos hacer al respecto?” Vamos a entrar en esto Tomamos que hasta la próxima semana. 

 

  1. I.La Próxima Semana: Justificados por Fe.