<--

Lección 10 El Fruto del Espíritu es Dominio Propio

(1 Corintios 9 & 10, Colosenses 3, Romanos 5)

   

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: Ore para que el Espíritu Santo guíe su mente mientras estudia.

 

Introducción: Solo por un momento mira Gálatas 5:22: “Pero el fruto del Espíritu es… dominio propio.” ¿No es acaso ésta una contradicción lógica? El “Espíritu” es el Espíritu Santo, el Espíritu de Dios. Si Dios me está dando control, ¿Cómo se puede llamar entonces “dominio propio”? ¿Me da el Espíritu grandes músculos y luego me manda a controlarme yo mismo? Claramente, la gente que argumenta que mi trabajo no es importante, are on to something here. De qué no estoy seguro. Como siempre, ¡introduzcámonos en nuestro estudio de la Biblia y tratemos de resolver que es todo esto del dominio propio!

 


I.     Entrenando

 

A.     Lee 1 Corintios 9:24-25. ¿Cuál es la corona que “durará por siempre”? (Pablo está hablando de ir al cielo. Está hablando de la vida eterna.)

 

1.     ¿Es ir al cielo realmente como ir a la maratón de Boston – hay un solo ganador o un ganador de cada categoría? (No. Excepto Moisés que cruzó la línea final antes que nosotros naciéramos)

 

1.     Si la analogía de Pablo no es perfecta. ¿Cuál es su objetivo? (Como mínimo, Pablo nos está enseñando que necesitamos tomar seriamente nuestro entrenamiento en el camino al cielo.)

 

A.     Lee 1 Corintios 9:26-27. Pablo nos da dos analogías más: correr como si no tuvieras idea de la ubicación de la línea de llegada; y, un concurso de boxeo en el cual no te des cuenta que se supone que tienes que golpear a tu oponente. ¿Tiene algo que ver la fuerza con alguno de estos problemas? (No. Puedes ser el corredor más rápido y el boxeador más fuerte y aún así estar en problemas.)

 

1.     ¿cuál será la solución para esta clase de problemas? ¿Qué clase de “entrenamiento” está sugiriendo Pablo? (El mal clima me ha descorazonado de ir a trabajar en bicicleta, así que he comenzado a hacer ejercicios usando video juegos. Uno de ellos involucra poner tu pie en el lugar preciso en el momento preciso. Me tomó un momento resolver qué se suponía que debía hacer. Creo que el objetivo de Pablo es que tenemos que comprender el objetivo del concurso. Tenemos que entender cuáles son las movidas que necesitamos hacer.)

 

1.     Pablo habla de ser “descalificados” del premio. ¿Cuál es el límite para obtener el premio? (Pablo escribe sobre golpear su cuerpo. Debe ser que tenemos que tener el cuerpo en línea con el objetivo.)

 

1.     ¿Qué sucede si no tenemos nuestro cuerpo en línea? (Como el precio es el cielo, ¡Pablo está diciendo que nuestra salvación está en riesgo!)

 

A.     Hasta ahora hemos visto que Pablo nos enseña que necesitamos un objetivo y que necesitamos tener nuestro cuerpo de acuerdo con el objetivo. ¿Cuál es ese objetivo? (Creo que necesitamos continuar con el capítulo siguiente. No existe una división de capítulos en la carta original de Pablo.)

 

A.     Lee 1 Corintios 10:1-4. ¿Tenían un objetivo estas personas? (Si. La tierra prometida.)

 

1.     Ellos fueron bautizados, comieron y bebieron alimento espiritual, y “bebieron” de Cristo. ¿suena todo esto como acciones razonables para el dominio propio? (Si.)

 

A.     Lee 1 Corintios 10:5. Pablo dice que nos pongamos en entrenamiento estricto para tener nuestros cuerpos en línea con el objetivo, y ahora vemos personas cuyos cuerpos “quedan tendidos en el desierto” aún cuando ellos hicieron lo apropiado. ¿Tiene sentido para tí lo que Pablo está diciendo?

 

A.     Veamos si Pablo nos ayuda en esto. Lee 1 Corintios 10:6. ¿Cuál era el problema? (Sus corazones estaban puestos en lo malo. Ellos tenían un problema de objetivo.)

 

1.     ¿Cuál era el objetivo del corredor que corría sin saber dónde estaba la línea de llegada y del boxeador que golpeaba el aire? (No tenían ningún objetivo y si lo tenían estos no tenían sentido. El entrenamiento de Pablo es sobre establecer objetivos: Ponte algunos y asegúrate de que son justos.)

 

I.     Objetivos Justos

 

A.     Exploremos más adelante el asunto de nuestros objetivos de entrenamiento. Lee 1 Corintios 10:7. ¿Cómo describirías este objetivo de entrenamiento? (Adorar solamente a Dios.)

 

1.     ¿Es este un objetivo en el cual nos podemos comprometer en un “entrenamiento estricto”? (Conlleva dominio propio confiar en Dios y darle a Él el primer lugar, en lugar de confiar en mí mismo y darme a mí mismo el primer lugar. Necesitamos decirle a nuestro yo, “¡sal de mi camino!”)

 

A.     Lee 1 Corintios 10:8. ¿Cómo describirías este objetivo? (Pureza Sexual.)

 

1.     ¿Es este un objetivo en el cual podemos comprometernos en estricto entrenamiento? (Esta es un área en la cual puedo claramente ver objetivos y entrenamiento. Un orador reciente en la Universidad Regent dijo que el primer paso hacia el amor es pasar tiempo con alguien. Si estás pasando mucho tiempo con alguien que no es tu esposo o esposa ¡cuidado! Si estás pasando tiempo con la pornografía, te estás entrenando para el objetivo equivocado. Billy Graham tiene una regla y es la de no estar solo nunca en una habitación con una mujer que no es su esposa. El tiene reglas que lo orientan en su objetivo.)

 

A.     Lee 1 Corintios 10:9. ¿Qué significa “probar al Señor”?

 

1.     Lee Números 21:4-6. Este es el evento al que Pablo se está refiriendo. ¿Cómo describirías este pecado? (Ellos no estaban confiando en Dios. Ellos no estaban dándole crédito a Dios. Ellos estaban mirando el lado malo de las cosas.)

 

a.     ¿Cómo podría ser esto un objetivo de entrenamiento? (¡dale un crédito a Dios! No mires el lado negativo de las cosas.)

 

1.     ¿Es este un objetivo en el cual podemos comprometernos con un “entrenamiento estricto”? (¿No es esta la esencia de mantener al yo bajo vigilancia: aceptar el plan de Dios, darle a Él el crédito y confiar en él?)

 

A.     Lee1 Corintios 10:10. ¿Cómo describirías esto como un objetivo de entrenamiento? (No te quejes.)

 

1.     ¿Es este un objetivo en el cual podemos comprometernos en “estricto entrenamiento”? (Conlleva dominio propio dejar de quejarse.)

 

A.     Lee 1 Corintios 10:11. ¿Puedes ver un patrón en estas advertencias? (Excepto por el asunto de inmoralidad sexual (que también tenía un aspecto de adoración pagana) todos estos parecen tener que ver con nuestra relación con Dios. ¿Confiamos en Dios y le damos a Él el primer lugar, le damos crédito, lo alabamos a Él en vez de quejarnos? Estos son nuestros objetivos. Necesitamos golpear nuestros cuerpos (mejor aún, nuestro cerebro) en sumisión a estos temas para un estricto entrenamiento.)

 

I.     Gracia y Obras

 

A.     Si crees en la justificación por la fe, ¿Te estás poniendo un poquito nervioso por la idea de que podemos golpear nuestros cerebros en sumisión? Si no estás nervioso, ¡yo lo estoy! Lee Romanos 5:1-5. ¿Donde, en esta secuencia, encontramos golpear nuestros cerebros en sumisión? (somos justificados por fe en Jesús, pero la vida del cristiano es una progresión hacia la justicia.)

 

A.     Lee 1 Corintios 10:13. ¿Qué sugiere esto sobre tu rol y el rol de Dios en lo que se refiere a la tentación y al dominio propio en tu vida? Dios coloca una tapa en la tentación para que la resistencia exitosa sea posible. Mi rol es resistir la tentación hasta el límite de mi habilidad. Buscar la puerta que Dios provee como una salida a la tentación.)

 

1.     ¿Qué nos enseña esto sobre la naturaleza del dominio propio? (Hay un YO en “dominio propio.” Ser salvado por gracia es solo el comienzo del caminar con Dios. No tenemos derecho a tirarnos a descansar, en vez de eso, estamos involucrados en un esfuerzo de equipo con Dios para vivir una vida reflejando Sus objetivos. Fallar en comprometernos en ese esfuerzo puede significar que perdamos el premio. (1 Corintios 9:27).)

 

A.     Lee Colosenses 3:1-3. ¿qué sugerencia nos da esto para resistir la tentación? ¿Qué objetivo se nos dan? (Poner nuestros corazones en las cosas que Dios desea. Explorar lo que Dios tiene en mente.)

 

A.     Lee 1 Corintios 10:14. Recuerda que nuestro primer objetivo (1 Corintios 10:7) era poner a Dios primero. ¿Qué consejo adicional da Pablo para alcanzar ese objetivo? (¡Huye de la idolatría!)

 

A.     Lee 1 Corintios 10:15-17. ¿Qué tiene que ver el “pan” con huir de la idolatría? ¿Necesitamos carbohidratos para correr? (Pablo señala los símbolos de la salvación por la fe, y en esencia dice “¡La idolatría se pone en el medio del camino de confiar en el sacrificio de Jesús por nosotros!”)

 

A.     Lee 1 Corintios 10:18-22. ¿Cómo se describen la gracia y las obras en estos versículos? (Pablo está discutiendo la estrecha relación entre la gracia y las obras. Si las obras son “sacrificios” a Satanás, ¿Cómo puedes afirmar que estás aceptando la gracia? Nuestras obras deberían alinearse, con la mejor de nuestras habilidades, con la “mesa” en la cual comemos. Si comemos en la mesa del Señor (una analogía a la comunión y por ende a la gracia), necesitamos tener objetivos y entrenamiento (dominio propio)que sea consistente con comer en la mesa)

 

A.     Amigo, Pablo es el abogado más fuerte de salvación solo por la fe que tiene la Biblia, pero podemos ver en estos textos que la vida del cristiano es un esfuerzo en equipo en el cual los objetivos de los justos necesitan ser establecidos y el máximo esfuerzo aplicado para conseguir esos objetivos. Dios no permitirá que nuestros problemas de pecado se nos vayan de las manos, pero somos llamados a una vida de dominio propio. ¿Te comprometerás a comenzar tu entrenamiento espiritual y empezar a entrenar para vivir correctamente?

 

I.     La Semana Próxima : El Fruto del Espíritu es Justicia.