<-- Lección 6 Planes Para el Futuro

Lección 6 Planes Para el Futuro

(Números 15)


Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:



Introducción: ¡Qué cambio en la vida! Imagina que has edificado tus sueños y esperanzas en una tierra hermosa y nueva. Planeaste tener la casa y la granja de tus sueños. Ahora sabes que eso nunca ocurrirá porque desconfiaste de Dios. Vivirás y morirás como un nómada en el desierto. La Buena noticia es que ya no eres esclavo. Vives en la presencia de Dios. ¿Cómo deberías actuar ahora? ¿Qué es lo que Dios requiere de ti ahora que has roto tu confianza en Él? ¡Continuemos nuestro viaje con los israelitas mientras ellos se alejan de la Tierra Prometida!


  1. Pecados sin Intención


    1. Lee Números 15:27-28 y Mateo 5:27-28. ¿Es el pecado en el Antiguo Testamento igual que el pecado en el Nuevo Testamento?


      1. Considera estos dos textos. Números nos dice que podemos pecar sin haberlo sabido. Jesús nos dice en Mateo que podemos pecar sin haberlo hecho.


      1. Hay muchos crímenes en los Estados Unidos que requieren “intención” para ser un crimen. ¿Nos dice Números 15:27 que podemos pecar sin intención? (Probablemente no. Sin duda el “pecador sin intención” intentó hacer el acto. El pecador simplemente no se dio cuenta de que eso era pecado.)



        1. ¿Te ha sucedido alguna vez a ti – que pecaste porque no sabías más? ¿Pensaste (deseaste) que no fuera pecado, pero más tarde decidiste que lo era? (Todos nosotros deberíamos desear conocer a Dios mejor. A medida que nuestra comprensión de Dios y de la vida se incrementan, nos damos cuenta que nuestras acciones y actitudes pasadas estaban mal.)


        1. Si eres como yo, tratas de justificar tus pecados. Te dices a ti mismo “esto no es realmente pecado.” Entonces Dios hace algo que te da una visión muy clara de tu pecado. ¿Te suena familiar?


    1. Lee Números 15:29. ¿Qué dice esto sobre la actitud de Dios hacia Su ley? (Dios cree en “el estado de derecho.” La ley no cambia con gente diferente. Una ley para los ricos y famosos. Otra ley para los pobres e iletrados. Otra ley para los extranjeros. Todos son iguales bajo la ley de Dios.)


  1. Pecados Deliberados


    1. Lee Números 15:30-31. Recuerda el contexto de este texto: Estas personas terminaron pecando deliberadamente. Ellos menospreciaron a Dios, ellos discutieron seriamente la lapidación de Moisés, y se rehusaron a entrar en la Tierra Prometida. ¿Por qué no son “eliminados”? ¿Cómo pueden tener algún futuro?


      1. La palabra Hebrea para “deliberado” debería ser traducida “mano alta.” El comentario de la Biblia de Wycliffe dice, “con un puño levantado y cerrado.” ¿Era la negativa de Israel de entrar a la Tierra Prometida, una negativa de “puño cerrado”? (Acabamos de aprender que Dios cree en “el estado de derecho.” Solo podemos concluir que la negativa de entrar a Canaán, el menosprecio mostrado a Dios, tan malo como lo fue, no fue un pecado de “puño cerrado”. Fue debilidad y estupidez, y no tan deliberado que pasó los límites.)


      1. Cuando el texto se refiere a ser “eliminado” de la comunidad, ¿significa eso ser asesinado? (No creo, pero esto quedará mucho más claro a medida que continuemos con nuestro estudio.)


        1. ¿Cuál crees que es el propósito de Dios en la “eliminación”? (Considera la historia del hijo pródigo en Lucas 15:11-32. Este joven pecó intencionalmente. Fue deliberado hacia las reglas de su padre. Ser “eliminado” de la familia, amigos y recursos lo hizo recobrar sus sentidos. El regresó a su padre que lo perdonó. Creo que ese es el objetivo en Números.)


    1. Después de esta discusión, ¿qué clases de pecados deberían preocuparnos? (Aprendimos que podemos pecar sin intención, que podemos pecar intencionalmente (aún sin cometer el acto) y que podemos pecar deliberadamente. El pecado deliberado nos “elimina” con la esperanza de que recobremos nuestros sentidos.)


      1. ¿Deberían aplicarse estas reglas a los miembros de nuestra iglesia local? ¿Deberíamos ayudarnos mutuamente en nuestros pecados intencionales y sin intención, pero “eliminar” a aquellos comprometidos en pecado deliberado?


    1. Muchos cristianos viven en lo que yo llamaría un “área de peligro.” Creen que son salvos por gracia (lo son), creen que no pueden ganar la salvación (correcto), y aunque creen en hacer “lo bueno” en el fondo creen que sus acciones no importan. Dios los perdonará no importa lo que hagan. ¿Cómo crees que Dios ve a alguien que peca, sabiendo que está mal, pero pensando que Dios lo perdonará? ¿Es eso pecado deliberado?


III. Quebrantar el Sábado


    1. Lee Números 15:32-34. ¿Cuál es la relación entre lo que acabamos de discutir y este ejemplo concreto? (El ejemplo nos ayuda a decidir si las conclusiones a las que hemos llegado son válidas. El ejemplo y las instrucciones nos dan un cuadro completo de la actitud de Dios hacia al pecado.)


    1. A la luz de las reglas que acabamos de discutir, ¿Por qué es justo decir que “no estaba claro” lo que debía hacerse con el que quebrantó el sábado? (El intento y la actitud son críticos para decidir como tratar con el pecado. El pueblo no estaba seguro de la intención de este hombre.)


      1. ¿Que piensas que debería haberse hecho con este hombre?


      1. Lee Éxodo 31:14-15. ¿Cuál es el castigo establecido para los que quebrantan el sábado?


        1. ¿Notaste que “eliminado” y muerte son usados indistintamente?


      1. Lee Éxodo 16:23. Pongámonos en los zapatos del que juntaba leña. ¿Está a hurtadillas en la oscuridad juntando leña? (No. El aparentemente los está haciendo a plena luz del día.)


        1. ¿Qué piensas que tenía en mente hacer con su leña? ¿Estaba simplemente limpiando el desierto? (Sin duda su siguiente plan era hacer fuego y comenzar a cocinar su maná – a la vista de todos los demás.)


      1. Basado en estos hechos, ¿Crees que es un pecado sin intención, intencional o deliberado? (Dado que este hombre era parte del grupo, parece imposible que fuera sin intención. Dado su probable curso de acción, parece que este es un pecado deliberado.)


      1. Por muchos años he ido a acampar en mi motor home. Muchas veces encendí un fuego en sábado así podíamos sentarnos alrededor del fuego. Cada vez que lo hacía pensaba en lo que la Biblia dice sobre el sábado y las fogatas. ¿He sido yo como este hombre? (Espero que no. ¿Cuál era el “trabajo” del israelita promedio? ¿No era solo juntar leña y hacer la comida? Dado que el alimento les era provisto, no se me ocurre pensar en mucho más que ellos tuvieran que hacer. No es parte de mi trabajo juntar leña ni hacer fuego. Era puramente descanso y recreación para mí.)




C. Lee Números 15:35-36. ¿Que te dice esto acerca de la naturaleza del pecado de este hombre? (Fue deliberado. En este caso, ser “eliminado” significó que fuera eliminado de la vida.)


      1. ¿Te parece esto un poco duro a ti? (El texto del Éxodo que leímos muestra que era sabido que el castigo era la muerte. Sospecho que este hombre, sabiendo que estaban consignados al desierto, estaba aún en abierta rebelión contra Dios. ¿”No me dejará entrar en la Tierra Prometida? ¡Yo me rehúso a servir y obedecer a Dios!”)


      1. ¿Por qué era todo el pueblo parte del equipo de ejecución? (Ayudaba a esclarecer el asunto de la obediencia.)


      1. ¿Es éste Jesús? ¿Es éste nuestro mismo Dios? (Si. Necesitamos considerar ambas historias; la del hijo prodigo y la del hombre de la leña. Tenemos un Dios de amor y un Dios de juicio. Decir “voluntariamente voy a pecar porque seré perdonado” no es una buena estrategia.)


IV. Recordatorios


    1. Lee Números 15:37-41. ¿Piensas que esta instrucción tiene algo que ver con la historia del hombre que juntaba leña o las instrucciones anteriores? (Si. Dios dice “quiero que conozcan mis leyes, quiero que eviten el pecado intencional y el pecado sin intención.” Dios dice, “No quiero que terminen igual que el recolector de leña.”)


    1. Enfócate en la frase de Números 15:39 “dejarse llevar por los impulsos de su corazón ni por los deseos de sus ojos.” ¿Alguna vez has dicho “Dios me hizo así” “Dios me hizo desear a este hombre o a esta mujer”? (El hecho de que todos nosotros (si. Todos nosotros) deseemos algo que es inconsistente con la voluntad de Dios no justifica una violación de la ley de Dios.)


    1. ¿Deberíamos pegar notas a nuestra ropa hoy? Si no es así, ¿Cuál es el equivalente moderno de esto? (¿Usar una cruz? ¿leer la Biblia? Dudo que la mayoría de la gente a la que esto fue dirigido supieran leer y escribir. Esta fue una sustitución práctica para el texto escrito. Nota que Dios busca constantes recordatorios para nosotros.)


    1. Amigo, el pecado es un asunto serio. Al pueblo se le negó entrar en la Tierra Prometida por esto. Dios no los dejó como consecuencia de su menosprecio por Él, pero Él no abandonó su alto requerimiento de obediencia. ¿Te determinarás hoy a obedecer a Dios – independientemente de lo que tu corazón o tus ojos puedan desear?


  1. La semana Próxima: Lucha Por el Poder.