<--

Lección 5 De las quejas a la Apostasía.

(Números 11-14)

   Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:

 

Introducción: ¿Sientes que Dios te ha decepcionado? ¿Estás insatisfecho con la vida que Dios te ha dado? ¿Te has quejado de que Dios no haya hecho más por ti? Nuestra lección esta semana muestra que Dios es receptivo a las quejas, y que las responde, pero cuando las quejas se tornan en rebelión y desconfianza en Dios, ¡Cuidado! Estamos hablando de fe. Nuestros textos bíblicos sugieren que podríamos estar enfocándonos en la rebeldía. ¡Entremos de lleno a nuestro estudio del libro de Números y aprendamos más!

 


I.    El Dilema de los Omnívoros

 

A.    Lee Números 11:4-6. ¿Te gusta la variedad en tu dieta? ¿Simpatizas con las quejas del pueblo? (A mi me gusta visitar restaurantes nuevos para ver si tienen algo diferente y bueno para comer. Por otra parte, cuando estaba creciendo comí el mismo almuerzo por al menos cinco años. Durante la semana de trabajo he comido el mismo desayuno por más de diez años. Esta es mi elección.)

 

1.    ¿Está el pueblo quejándose solo de su dieta? (No, ellos extrañaban Egipto.)

 

a.    ¿Era gratis el pescado en Egipto? (solo si pasas por alto el hecho de que ellos eran esclavos que no recibían salario.)

 

1.    ¿Cuánto es el período de tiempo del que estamos hablando para esta misma dieta? (Lee Deuteronomio 1:2. Aunque no sé el tiempo total, la Biblia nos dice que desde que se dan los Diez Mandamientos hasta su locación actual era ¡un viaje de 11 días!)

 

A.    Lee Números 11:7-9. ¿Qué es lo bueno del maná?

 

1.    Si tú fueras Dios, ¿Qué hubieras pensado sobre el pedido de un menú más variado?

 

1.    ¿Cuán difícil hubiera sido para Dios enviarles una comida diferente cada día de la semana?

 

1.    Como Dios, puedes hacer cualquier cosa. Si fueras Dios, ¿Cuál hubiera sido tu reacción ante todo esto? (¿Dónde está la gratitud por todo lo que yo hice?)

 

A.    Lee Números 11:10-15. Considera la queja de Moisés a Dios. ¿Cuál consideras que es la raíz del problema con la actitud de Moisés? (En el versículo 13 Moisés dice, “¿Dónde puedo conseguir carne para toda esta gente?” Su actitud es que el es responsable. Sus esfuerzos curarán los problemas.)

 

1.    ¿Confía Moisés en Dios para que le de ayuda? (En el versículo 14 Moisés parece pedir ayuda, pero una vez más parece estar mayormente preocupado por si mismo – “¡así no veré mi propia desgracia!”)

 

a.    Considera la última vez que te quejaste de Dios. ¿Estabas preocupado por tu reputación? ¿Estabas tratando de llevar la carga tu mismo?

 

1.    Si estuvieras aconsejando a Moisés en su discusión con Dios, ¿Qué le hubieras sugerido que diga? (No le expongas a Dios cómo te sientes. Permítele a Dios conocer los problemas y decidir como los manejará.)

 

A.    Lee Números 11:16-17. Anteriormente leímos que Dios estaba enojado con el pueblo. ¿Cómo describirías la respuesta de Dios a Moisés? (Parece más razonable.)

 

1.    ¿Qué ha perdido Moisés? (Su autoridad está diluida ahora.

 

1.    ¿Cuál es la clave del liderazgo? (¡El Espíritu de Dios!)

 

1.    Veamos unos versículos más abajo. Lee Números 11:24-25. Este no es el libro de Hechos. ¿Qué nos enseña esto sobre el Espíritu Santo? (Que podemos esperar manifestaciones literales de el.)

 

a.    ¿Por qué no profetizaron nuevamente? (Dios quería que ellos supieran que tenían Su Espíritu. Pero, una manifestación física continua no era necesaria.)

 

A.    Lee Números 11:31-34. ¿Qué rol jugaban los ancianos de 70 años en esto? (Ninguno. Dios pudo haber obrado solo a través de Moisés.)

 

1.    ¿Deberíamos ser cuidadosos en lo que pedimos?

 

1.    ¿Por qué piensas que murió la gente? ¿Cuál es la lección para nosotros? (Yo no creo que la gente muriera por pedir una dieta variada. Creo que murieron debido a su actitud. Ellos no tuvieron gratitud por ser librados de la esclavitud. No tenían gratitud por el alimento provisto. Lo único que tenían eran quejas.)

 

I.    La Tierra Prometida

 

A.    Lee Números 13:1-2. ¿Cuáles crees que eran los motivos de Dios en esto? (Si le vas a dar un bello regalo a tu esposa o esposo, estás ansioso por que lo vea.)

 

A.    Lee Números 13:26-29. ¿Cuáles son los elementos esenciales del reporte de esos enviados a explorar la tierra? (Es todo lo que se les había prometido. Pero, será difícil obtenerla.)

 

1.    ¿Hay algún paralelo para nosotros hoy cuando se trata del cielo?

 

A.    Lee Números 13:30. ¿Por qué Caleb tuvo que hacer callar al pueblo? (El reporte causó una instantánea discusión. Aparentemente una gran discusión.)

 

1.    ¿Qué causó que Caleb dijera esto? (El estaba preocupado de que el pueblo se descorazonara por el reporte de las dificultades para tomar la tierra.)

 

A.    Lee Números 13:31. ¿Es esto verdad? (Si. Si sacaban a Dios de la ecuación.)

 

A.    Lee Números 14:1-4. ¿Hay alguna lógica a la respuesta del pueblo? (Si querían morir, ¿por qué no morir en el campo de batalla? ¿Por qué no morir tratando de hacer algo mejor para ti mismo?)

 

1.    ¿Te has sentido alguna vez culpable de esta actitud cuando enfrentaste un problema muy grande en tu vida?

 

A.    Lee Números 14:5-9. ¿Por qué Josué y Caleb pensaron que podían tomar la tierra? (“No tienen quien los proteja, porque el Señor está de parte nuestra.”)

 

1.    ¿Estaban seguros de que Dios estaba con ellos? (Nota el versículo 8: “Si el Señor se agrada de nosotros, El… nos dará la tierra.”)

 

1.    Si tuvieras esa inseguridad, ¿avanzarías? (Recuerda que se trata de Dios no de ellos. Avanzas sabiendo que lo que sea que suceda, Dios está a cargo.)

 

A.    Lee Números 14:10. ¿Qué ha decidido el pueblo? (Que Moisés, Caleb y Josué les habían fallado. Son culpables de algo, quizás algo que merece la muerte.)

 

A.    Lee Números 14:11. Nota que Dios no habla sobre falta de fe, Él habla de menosprecio. ¿Qué piensas de la reacción de Dios?

 

1.    Cuando estamos animando a otros (o a nosotros mismos) a tener fe, ¿Deberíamos afirmarlo en términos de no menospreciar a Dios?

 

1.    ¿Piensas que el pueblo realmente menospreciaba a Dios? ¿Era que simplemente pensaban que Dios no podía hacerlo, y el problema era que ellos habían dejado a Dios fuera de la ecuación? (Si eres parte del pueblo de Dios, nunca puedes dejarlo fuera de la ecuación. Desde el punto de vista de Dios esto es menosprecio.)

 

A.    Lee Números 14:12-19. ¿No es este un diálogo extraordinario? ¿Por qué está en el registro inspirado? ¿Por qué Dios quiere que veamos esto? ¿Está acaso moisés manipulando a Dios?

 

A.    Lee Números 14:20. ¿Ha pedido perdón esta gente? Recuerda que cuando discutimos las epístolas de Juan (1 Juan 5:16-17) consideramos si podemos orar por el perdón de los pecados de otros. En Mateo 18:18 Jesús les dice a los discípulos que ellos pueden “atar” y “soltar” cosas en el cielo. ¿Deberías orar por el perdón de los pecados de otros (como tus hijos) o tienes que ser Moisés o un discípulo para hacer esto?

 

A.    Lee Números 14:21-25. ¿Le está dando Dios al pueblo lo que el pueblo pidió? (Compara Números 14:2 y Números 14:28-29.)

 

1.    Si Dios los ha perdonado, ¿Por qué se los envía a la muerte en el desierto?

 

A.    En Números 14:36-38 aprendemos que todos aquellos que dieron un mal reporte murieron, solo Josué y Caleb sobrevivieron. Esto fue comunicado al pueblo. Lee Números 14:40, 44-45. ¿Se le dio una segunda oportunidad al pueblo? (No. Tuvieron muchísimas “oportunidades” antes, pero cuando se trató de entrar en la tierra prometida tuvieron una sola oportunidad.)

 

1.    ¿Hay una lección en esto para nosotros hoy? ¿Qué sugiere esto sobre la teoría de los “perdidos”[1] (“Left behind”) sobre las segundas oportunidades para el cielo?

 

a.    ¿Qué sugiere sobre las diferencias entre la actitud de Dios hacia el perdón del pecado y la actitud de Dios sobre los resultados prácticos del pecado? (Pasamos por alto Números 12, que revela segunda (o más) oportunidades para Aarón y Miriam. En Números 14:22 Dios dice que les dio ¡diez oportunidades!)

 

a.    ¿Que nos enseña la falla al entrar en la tierra prometida sobre desconfiar de Dios cuando se trata de las decisiones más importantes en la vida?

 

A.    Amigo, muchas veces en estas lecciones te he invitado a ser un seguidor de Dios. Aceptar esa invitación conlleva la obligación de confiar en Dios, no menospreciarlo. ¿Te decidirás a confiar en Él hoy – aún cuando enfrentes gigantes?

 

I.    La Semana Próxima: Planes para el Futuro.



[1] Se refiere aquí a una serie de novelas religiosas best Sellers escritas por Tim LaHaye and Jerry B. Jenkins, basados en la teología del “rapto secreto” teoría que dice que los cristianos serán llevados secretamente al cielo. Cuando los “perdidos” se dan cuenta de que los santos se han ido, ellos tienen una segunda oportunidad para volverse a Dios y ser llevados al cielo.