<--

Lección 4  Trompetas, Sangre, Nube y Fuego 

(Números 9 & 10)

  

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione  de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:  

 

Introducción: ¿Te gustaría ser más confiado? ¿Confiado de que harás las cosas bien en la vida? ¿Confiado de que Dios está contigo? ¿Confiado de que tienes un correcto entendimiento  de Dios y de Su rol en tu vida?    Años atrás, hablé con un cristiano que decía que cuando el era joven quería hacer la voluntad de Dios. El problema fue que Dios nunca se le apareció para decirle lo que debía hacer. ¿Te sientes así a veces? Si es así, ¡Entremos de lleno en nuestro estudio de Números para ver como Dios interactuó con Su pueblo entonces!

 


I.     La Pascua

 

A.    Lee Números 9:1-3. Dios dice que celebren la Pascua. ¿Sobre qué era la Pascua? Éxodo 12 relata como los judíos, mientras estaban aún en Egipto, sacrificaban un cordero, y ponían su sangre en la parte de arriba y en los costados de los portales de sus hogares. Como resultado de esto, protegieron a sus primogénitos de ser muertos aquella noche.)

 

1.    ¿Quién estaba matando a todos los primogénitos? (Lee Éxodo 12:12. Dios dijo que Él lo hizo.)

 

1.    ¿Por qué deberíamos nosotros, los seguidores de Dios, tener que ser protegidos de Dios? ¿No podía distinguir Dios entre pueblo y los egipcios? (Parece extraño ¿verdad? Lo ilógico de esto sugiere que Dios estaba dándole un punto a Su pueblo. Un punto que sugiere que ellos tenían un rol (pequeño) en ser liberados.)

 

1.    ¿Por qué no simplemente dibujar una estrella en la puerta? La sangre es desprolija y sucia. (Dios estaba comenzando a mostrarle a estos esclavos Su plan para erradicar el pecado y salvarlos de la muerte.)

 

1.    ¿Qué dice esto de Dios? (El no es alguien para ser tomado en broma. Él está cuidando a Sus seguidores, pero es un asunto peligroso no obedecerle.)

 

A.    Lee Lucas 22:15-20. ¿Por qué Jesús podía cambiar la Pascua?

 

1.    ¿Cómo eran las acciones de Jesús consistentes con la Pascua? (El propósito original de Dios en establecer la Pascua era señalar a Jesús como el postrer cumplimiento del “cordero” cuya muerte nos salva de la muerte por la desobediencia.)

 

1.    ¿Ayuda esto a darte confianza de que el cristianismo es la religión “correcta”? (Ninguna religión en el mundo que cree en la inspiración del Antiguo Testamento  sacrifica un cordero hoy para el perdón de los pecados. Eso parece raro e inconsistente. Solamente el cristianismo ofrece una respuesta lógica. Enseña que Jesús era el cumplimiento del sistema de sacrificios y dice “Esta es la manera en que aún obtenemos el perdón de los pecados de acuerdo con la enseñanza de Dios”)

 

1.    ¿Hay aún un problema lógico? La Pascua representaba una amenaza para los primogénitos. Creemos que el pecado representa una amenaza para todos independientemente del orden de nacimiento. (Lee Colosenses 1:15. Parece extraño que solamente los primogénitos estaban en peligro entonces. El misterio del simbolismo se hace claro cuando vemos que Jesús es el “primogénito” de toda la creación. Dios establece la Pascua claramente con el sacrificio de Jesús en mente. Dios el Padre “perdió” a Su Hijo primogénito en la cruz del pecado. La victoria de Jesús sobre el pecado y la muerte, si la aceptamos, nos da la victoria sobre el pecado y la muerte.)

 

A.    Lee Números 9:6-8. ¿Cuál es el problema? (Aprendimos de Números 5 que la gente ceremonialmente impura debía estar fuera del campamento. Estar ceremonialmente impuro era inconsistente con la adoración.)

 

1.    ¿Qué hace Moisés? (Consulta con Dios.)

 

a.    ¿Qué lección nos enseña esto cuando nos topamos con un problema teológico?  (La palabra de Dios es la Biblia. Necesitamos estudiar nuestra Biblia y pedir la guía del Espíritu de Dios.)

 

A.    Lee Números 9:9-10.  ¿Tiene sentido para ti la decisión de Dios? Si es así, ¿por qué? (La Pascua señalaba la postrera solución de Dios al problema del pecado. Dios moriría por nosotros. ¡Tiene sentido lógico traer a todos los pecadores que puedas encontrar! ¿Impuro? ¡Bienvenido a esta ceremonia!)

 

I.    El Fuego Y La Nube

 

A.    Lee Números 9:15-22. ¿Alguna vez has dicho “Siento como si tuviera una nube negra arriba mío”? ¿Es eso una cosa buena o mala? (Generalmente pensamos que es algo malo.)

 

1.    ¿Qué propósito principal tenía la nube? (¡Era el guía de turismo!)

 

a.    ¿Eran predecibles los movimientos de la nube?  (No. A veces se quedaba en un lugar toda la noche. A veces se quedaba un mes o un año.)

 

a.    Recuerda que empezamos hablando de confianza, especialmente con respecto al rol de Dios en nuestra vida. ¿Qué nos enseña esta nube sobre como la dirección de Dios trabaja en nuestra vida?

 

(1)   ¿Podía el pueblo dejar la nube? (Claro que si.)

 

(a)   ¿Por qué querrías dejar la nube? (Era un viaje por el desierto – un lugar terrible. Era impredecible. La nube no le preguntaba al pueblo sobre cual era su hora preferida.)

 

(1)   ¿Qué le sucedería al pueblo si decidían olvidarse de seguir la nube? (El fuego significaba que ellos podían ver de noche. No tenían que tropezar en las rocas. El desierto es frío de noche. El fuego provee calor. Durante el día la sombra de la nube hacía que la temperatura fuera mucho más soportable. No sería agradable dejar la nube.)

 

1.    Asumamos que eres un extraño dando vueltas alrededor de un oasis y ves esta multitud (quizás un millón) siguiendo una nube. ¿Qué pensarías? (Ahora tienes una idea de porqué los paganos no entienden a los cristianos.)

 

1.    ¿Desearías tener una nube en tu vida que te permitiera saber que hacer con solo mirarla?

 

a.    ¿Lees tu Biblia para conocer la voluntad de Dios? Si no lo haces, ¿Por qué piensas entonces que tendrías algún interés en una nube?

 

a.    ¿Cuán específica era la información de la nube sobre la vida? (La nube no controlaba todos los aspectos de la vida. Dios le dio a Moisés reglas para gran parte de la vida. La nube daba dirección y tiempo en general.)

 

a.    ¿Es importante que la nube diera información general? ¿Recibe la mayoría de la gente instrucciones de  “nube” de parte de Dios - El nos da la indicación general y nos deja los detalles a nosotros?

 

I.    Trompetas

 

A.    Números 10 revela que además de la nube, Dios puso en el lugar un sistema de “señalización” para guiar el movimiento ordenado de Su pueblo. Era una asociación nube/trompeta/ Dios/ de liderazgo humano.

 

A.    Veamos un aspecto de las trompetas con más detalle. Lee Números 10:8-9.  ¿Tendría el pueblo de Dios una nube para determinar cuando debían ir a la batalla? (No es mencionada aquí.)

 

1.    ¿Parece indicar este texto que Dios está aun conciente de la batalla específica?  (Podemos decir que Dios generalmente autorizaba la batalla porque era en la “propia tierra” de los israelitas y era contra un opresor. Pero, la manera en que esto está escrito parece que Dios no es parte del ataque original.)

 

1.    ¿Qué promete hacer Dios por Su pueblo cuando tengan que salir a la guerra por si solos? (Denle un toque de trompeta a Dios y Él los rescatará.)

 

1.    ¿Se aplica esto a nosotros hoy? Digamos que estás en algún problema. No puedes decir que Dios te guió allí, tal vez te metiste en el lío tu mismo. ¿Te invita Dios a “darle un toque de trompeta” para hacerle saber que necesitas Su ayuda? (Me encanta este cuadro. Dios te invita a enviarle “un toque de trompeta.” A mandarle una señal de socorro para que te envíe un poco de la ayuda que necesitas justo ahora.)  

 

A.    Amigo, La Pascua nos da confianza de que Jesús es el Salvador prometido. Él es el único que completa el simbolismo del Antiguo Testamento. El es el único que hace que la lógica del sistema de sacrificios se complete. Mirar el sistema de la “nube” de Dios nos da confianza de que Dios quiere darle una dirección a nuestra vida. El puede no estar micro – dirigiendo nuestra vida, pero quiere guiarla. Mejor aún, cuando estamos en problemas, podemos saber que El está a tan solo “un toque de trompeta.” ¿Qué tal si hacemos de Dios el Señor de nuestra vida hoy?

 

I.           La Semana Próxima: De las Quejas a la Apostasía.