<--

Lección 3 Adoración y Consagración

(Números 7 & 8)

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:  

 

Introducción: Esta semana pasamos al proceso de equipamiento del santuario de Dios. ¿Cómo quiere obtener Dios el equipo para Su obra? ¿Cómo quiere conseguir a los trabajadores? Si el apoyo viene de las ofrendas ¿Deberían todos donar lo mismo? ¿Puede alguien ser demasiado viejo para trabajar para Dios? ¡Zambullámonos en nuestro estudio de Números y aprendamos algo más sobre las instrucciones de Dios en estos temas!

 


I.    Ofrendas

 

A.    Lee Números 7:1-2. Hagamos foco en el cuadro: El tabernáculo de Dios está levantado, amueblado y además tiene todos los utensilios en su lugar. Los jefes de las familias dieron ofrendas que hicieron esto posible. Estamos siempre interesados en el punto de vista de Dios con respecto a las ofrendas. ¿Dieron todos una ofrenda? (Dice que los lideres de las tribus lo hicieron.)

 

1.    ¿Por qué no exigirle a todos que dieran una ofrenda?

 

A.    Lee Números 7:3. ¿Qué piensas de esas ofrendas? ¿Examinó cada líder su corazón y decidió que daría? (No. Esto es un esfuerzo coordinado. No hay dudas de que Moisés les dijo lo que necesitaba y ellos lo dieron.)

 

1.    ¿Alguna vez has dado lo que se necesitaba como opuesto a dar dinero en general?

 

a.    ¿Qué estrategia piensas que sería más productiva? (Yo entiendo que la gente de más para proyectos. Ellos pueden ver para qué están dando lo que dan y se sienten más involucrados.)

 

A.    Lee Números 7:4-8. ¿Sobre que base eran distribuidos los carros y los bueyes? (“Según lo requiera el trabajo de cada uno.”)

 

1.    ¿Es así como nosotros distribuimos las ofrendas en nuestra iglesia hoy?

 

1.    En mi asociación, ellos miran el numero de miembros de iglesia, la asistencia, el diezmo y llegan a una formula para determinar cuantos pastores debería tener esa iglesia. ¿Refleja esto “según el trabajo de cada uno?”

 

1.    ¿Y si los líderes de la iglesia simplemente miraban alrededor y preguntaban: “Dónde está progresando mejor la obra de Dios? ¿Qué es lo que está produciendo resultados? Invertiremos nuestro dinero allí” ¿Sería eso consistente con lo que está sucediendo en números?

 

A.    Lee Números 7:10-11. Esta es una ofrenda de dedicación. Un líder trae su ofrenda de dedicación cada día por doce días. ¿Es esta solamente una ofrenda o es una ceremonia?

 

1.    ¿Deberíamos transformar nuestras ofrendas en ceremonias?

 

1.    Tenemos la tendencia de tratar de minimizar nuestras ofrendas. Algunas iglesias tienen una caja para las ofrendas en el fondo y nunca piden una ofrenda públicamente. ¿Deberíamos a veces enfocarnos en la ofrenda?

 

A.    Lee Números 7:12-17. No leeremos los siguientes once días de ofrendas porque son todos iguales. El cumpleaños de mi esposa se está acercando. ¡Me gusta la idea de saber exactamente cual debería ser el regalo! ¿Qué deberíamos concluir por el hecho de que todos dieran la misma cosa?

 

1.    Si le das un vistazo a Números 2, verás que algunas divisiones/tribus eran 5 veces más grandes que otras. ¿Es este el punto de vista de Dios que todos deberían dar la misma cantidad independientemente de su capacidad de pagar? (Este no es el cuadro completo que encontramos en la Biblia. El diezmo (Levítico 27:30-32) estaba basado en “los ingresos,” no era una cantidad fija que cada persona pagaba. Se incrementaba con el incremento de ingresos.)

 

1.    ¿Crees que el aspecto ceremonial de esta ofrenda tiene algo que ver con la cantidad de esta ofrenda? (Si. Lee Números 7:84. Estos eran los platos y vasijas para el tabernáculo. Ellos necesitaban doce juegos idénticos. Cada tribu tenía una participación equitativa en el servicio de adoración. Dudo que estas ofrendas agotaran aún los recursos del grupo más pequeño de gente.)

 

a.    ¿Es así como nuestras ofrendas son vistas normalmente: Como una oportunidad de estar involucrado en la obra? (El tema dominante aquí es que el pueblo dio ofrendas que podían ver que eran parte del sistema de adoración. Cada tribu era una parte de esta.)

 

I.    La Voz de Dios

 

A.    Lee Números 7:89. Cuando estudiamos Génesis pensamos que era maravilloso que Adán y Eva llegaran a hablar cara a cara con Dios. Cuando estudiamos Hechos, pensamos que era maravilloso que el Espíritu Santo estuviera tan obviamente involucrado en la obra. ¿De quién fue la idea de esta reunión entre Dios y Moisés? (Dice que Moisés intentó hablar con Dios.)

 

1.    Moisés es el líder. El es uno entre tal vez millones de israelitas. ¿Qué nos enseña esto sobre que Dios hable con nosotros? ¿Es como ganar la lotería? ¿Tenemos que ser Moisés – uno en un millón?

 

a.    Lee Hebreos 4:14-16. ¿Que nos sugiere eso sobre nuestra habilidad de acercarnos a Dios? ¿Qué sugiere sobre nuestra habilidad de hablar con Dios? (Podemos acercarnos a Dios “confiadamente.” El texto no dice nada específico sobre realmente hablar con Dios, pero indica que si nos acercamos a Dios “recibiremos gracia que nos ayude en el momento de mayor necesidad.”¡Alguna comunicación está ocurriendo porque Él nos promete resultados!)

 

I.    ¿Jubilación?

 

A.    Números 8:5-22 describe la dedicación de los Levitas en la obra del tabernáculo. Quiero enfocar solo en una pequeña parte de las instrucciones de Dios. Lee Números 8:23-26. ¿Cuál dice esto que es el punto de vista de Dios sobre la jubilación?

 

A.    Lee Lucas 12:16-20. ¿Cuál sugiere esto que es el punto de vista de Dios sobre la jubilación?

 

1.    ¿Sabemos la edad de este hombre? (No.)

 

1.    ¿Qué sabemos sobre su riqueza en general? (El era tan rico que no sabía donde almacenar su cosecha más reciente.)

 

1.    ¿Por qué se jubiló el hombre? (El no se retiraba por su dad, sino que se jubilaba por su riqueza – no necesitaba trabajar.)

 

A.    Lee Lucas 12:21. ¿Cuál dice Jesús que es el problema con este hombre? (El se enfocó en si mismo más que es Dios. El se enfocó en sus placeres más que en la voluntad de Dios – en un momento en el que aún podía trabajar.)

 

A.    A menudo he escuchado decir que la Biblia no dice nada sobre la jubilación. (Escucho esto de personas que están diciendo que el silencio significa que no deberíamos jubilarnos.) Ellos agregan que, si es que hay algo, Lo que Lucas 12:18-20 dice es negativo sobre la jubilación. Mi propio plan es no jubilarme nunca mientras pueda trabajar. Sin embargo, nunca noté previamente Números 8:25. ¿Puedes reconciliar Números con Lucas 12? (Si observas cuidadosamente a Lucas 12, no provee consejo específico sobre la edad y el trabajo. Sin embargo mucha gente se enriquece tanto en sus últimos años que deja de trabajar, Lucas 12 se refiere al dinero y al trabajo.)

 

A.    Regresemos a Números 8:25-26. El texto dice “deberán jubilarse” y “cesaran en sus funciones” pero también dice “podrán seguir ayudando a sus hermanos en el ejercicio de sus deberes.” Si “debes jubilarte” ¿Qué significa esta parte de “podrán ayudar a sus hermanos”? ¿Puedes reconciliar esas dos instrucciones? (Algunos comentarios sugieren que a los 50 los levitas pasaban de su “servicio regular” a un rol de consejeros. Ellos daban instrucción y consejo.)

 

A.    Lee Deuteronomio 31:1-2. ¿A qué edad se retiró Moisés? (A los 120 años.)

 

1.    ¿Por qué semejante disparidad con los levitas? ¡Moisés sirvió más del doble que los levitas!

 

1.    ¿Qué regla deberíamos encontrar en estos textos sobre la jubilación? (No está mal retirarse del trabajo regular a cierta edad. Sin embargo, Dios puede continuar usándonos en Su obra por el resto de nuestra vida.)

 

A.    Amigo, nuestro estudio esta semana presta apoyo a la idea de que Dios tiene estrategias diferentes de ofrendas y diferentes estrategias de servicio personal. En algunas situaciones Dios desea una cosa y en otras Él quiere algo más. ¿Serás flexible y abierto a la voluntad de Dios para su servicio?

 

I.    La Semana Próxima: Trompetas, Sangre, Nube y Fuego.