<-- Lección 13 Lucha por el Poder

Lección 13 Lucha por el Poder

(3 Juan, Juan 20)

   

 

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:

 

Introducción: ¿Alguna vez has leído un libro y deseado que fuera más largo? ¿Te sentiste triste cuando llegaste al final? Así me siento con las cartas de Juan. Esta semana llegamos al final de nuestra serie de estudios de las cartas de Juan a la iglesia. ¡Introduzcámonos en nuestro estudio de tercera de Juan! Mientas estamos en esto, nos meteremos en una discusión que dejamos sin terminar la semana pasada

 


I.     Gayo

 

A.     Lee 3 Juan 1:1-2. Juan comienza con un comentario sobre la salud de Gayo. Este es un libro corto, ¿Por qué perder tiempo en este tema? (Juan muestra un interés personal en la vida de Gayo. Dios tiene un interés personal en nuestra vida y sus seguidores deberían reflejar esta preocupación por otros.)

 

1.     ¿Es esto solo bondad o hay una dimensión espiritual para nuestra salud física? (Dios quiere que nosotros disfrutemos salud mental y física. Yo creo que hay una unión entre las dos. Así de esta manera, el saludo de Juan no es una pérdida de tiempo. Juan nos está diciendo a nosotros (y a Gayo) que deberíamos estar preocupados no solo por la condición espiritual de aquellos a nuestro alrededor sino también por su salud física.)

 

A.     Lee 3 Juan 1:3-4. Juan primero dice “espero que te vaya bien,” y luego en los siguientes dos versículos el elogia a Gayo. ¿Es esta también parte de una lección espiritual para nosotros? (Juan está alentando a Gayo en la vida correcta. Nosotros deberíamos hacer eso por nuestros hermanos creyentes.)

 

A.     Lee 3 Juan 1:5. ¿Por qué mencionar que aquellos que son ayudados por Gayo son “extraños” (“no los conoces”)? (Demuestra que Gayo no tienen esperanza de una ganancia personal de esto El está ayudando a estos extraños porque son hermanos cristianos, no por un interés egoísta.)

 

I.     La Iglesia

 

A.     Lee 3 Juan 1:6-8. ¿Por qué los “hermanos” que estaban con Gayo esperarían ayuda de los paganos? (Esto sugiere que ellos eran evangelistas. Gayo los alberga en su hogar mientras ellos estaban haciendo trabajo evangélico en su área)

 

1.     Supongamos que no tienes el don de hablar en público, ¿Te hace eso menos importante para la obra de Dios? (Gayo está mostrando hospitalidad. Juan nos dice que la obra de la iglesia es un esfuerzo de equipo: “Debemos colaborar juntos por la verdad.” Cada uno en el equipo es importante para el resultado final. Dios reconoce el valor de cada miembro del equipo.)

 

A.     Lee 3 Juan 1:9-10. Si le preguntaras a los miembros de tu iglesia local quien creen ellos era más importante para la iglesia, Diótrefes o Gayo, ¿que crees que responderían? (Si Diótrefes tiene la autoridad de “expulsar a los hermanos de la iglesia,” los miembros deben respetarlo.)

 

1.     Juan señala que Diótrefes (al contrario que Gayo) se rehúsa a darle la bienvenida a los hermanos. Si Diótrefes es el líder de la iglesia local, ¿no tiene la autoridad para tomar esa decisión?

 

a.     ¿Qué autoridad independiente coloca Dios en las manos de los líderes de las Iglesias locales?

 

A.     Lee Mateo 16:17-19. ¿No le da eso a los líderes muchísima autoridad y libertad de acción en lidiar con los “hermanos”?

 

1.     Lee nuevamente 3 Juan 1:10. Puesto que Juan es el “anciano,” ¿Por qué no hace valer su autoridad para “sujetar” a Diótrefes? ¿Por qué simplemente “reprocharle” las preocupaciones que Juan tiene sobre el?

 

A.     Lee Juan 20:19-23. La semana pasada, cuando estábamos discutiendo el consejo de Juan sobre el error y los anticristos, algunos miembros de la clase mencionaron a la iglesia católica. Odio atacar hermanos creyentes, así que expliqué algunas cosas que yo apreciaba sobre a iglesia católica, pero dije que no estaba de acuerdo, como algunas de sus doctrinas – incluso mi preocupación sobre la distorsión del rol de Jesús como nuestro mediador. Un miembro católico de la clase preguntó ¿“Y que hay de Juan 20”? Veamos este asunto solo por unos minutos.

 

1.     ¿Quién escribió Juan 20? (Juan – el mismo que escribió las cartas que estamos estudiando.)

 

a.     ¿Con quién estaba hablando Jesús en Juan 20:23 cuando Él imparte su autoridad? (¡A Juan! entre otros.)

 

a.     Si Juan sabía (porque lo escribió) que el tenía la autoridad de no permitir que se le perdonaran los pecados de orgullo y habladuría a Diótrefes, ¿Por qué no dijo eso? ¿Por qué meramente decir que el iba a “reprocharle” sus pecados?

 

1.     Cuando consideras Juan 20:23, ¿A quién piensas que le estaba dando Jesús esta autoridad? ¿Solo a los discípulos que estaban en la habitación? ¿A todos los líderes cristianos? ¿A todos los evangelistas? ¿A todos los cristianos?

 

a.     Si crees que Jesús le estaba dando autoridad a más de los que estaban en la habitación, considera nuevamente 1 Juan 5:16-17. ¿Debería haber agregado Jesús una nota al pie en Juan 20:23 diciendo “Oferta limitada a aquellos pecados que no guían a la muerte”?

 

(1)   Si el creyente (o líder) tiene autoridad de perdonar pecados, ¿Por qué Juan nos dice (1 Juan 5:16) que “ore por el y Dios le dará vida”?

 

A.     El Contexto es importante. ¿Qué es importante sobre el contexto de Juan 20:23? (Jesús se ha levantado de la tumba. ¡El ha derrotado el pecado!)

 

1.     ¿Qué cambio hizo esto en la manera en que el pecado fue perdonado? (No hubo más sacrificios de animales. Jesús había muerto una vez por todos los pecados. Hebreos 7:27.)

 

1.     ¿Qué rol jugaban los discípulos en alertar al mundo de esta nueva solución al problema del pecado? (A esto es primeramente lo que yo creo que Juan 20:23 se dirige: si los discípulos comparten con otros esta solución al pecado, entonces los pecados de los oyentes pueden ser perdonados. Si ellos no lo comparten, entonces el mundo no lo sabrá.)

 

A.     Enfócate otra vez en Juan 20:22-23. Parte del contexto es el dar el Espíritu Santo. ¿Qué rol juega el Espíritu Santo en el perdón de los pecados? (Lee Juan 16:7-8. Parte del rol del Espíritu Santo es convencernos de pecado.)

 

1.     Lee Mateo 12:31-32. ¿Qué sugiere esto sobre el rol relativo de los seres humanos y el Espíritu Santo en el perdón de los pecados? (Esto enseña que el agente activo en la convicción del pecado es el Espíritu Santo. Si nosotros “hablamos contra” (lo rechazamos) el Espíritu Santo entonces el poder de convicción se aleja y nunca confesaremos nuestros pecados.)

 

1.     ¿Puede alguien decirme si en algún lugar del Nuevo Testamento leemos que los discípulos perdonan o retienen los pecados de otros? (Juan no sugiere que el podía hacerlo con Diótrefes y en ninguna parte del Nuevo Testamento encontramos esto practicado por los discípulos.)

 

1.     Lee Mateo 6:14-15. ¿Sugiere eso que nosotros tenemos el postrer poder sobre el pecado?

 

1.     Lee Hechos 10:43. ¿Cómo sugiere esto que recibimos perdón de los pecados? (A través del nombre de Jesús.)

 

A.     Veamos nuevamente los escritos de Juan. Lee 1 Juan 2:1-2. ¿Quién dice aquí que tiene autoridad de perdonar pecados? (Jesús tiene la autoridad decisiva sobre el pecado.)

 

A.     Lee Lucas 24:45-49. ¿Qué elementos están combinados aquí para el perdón de los pecados? (Creo que este texto es la explicación decisiva de Juan 20:23. La vida de Jesús, Su muerte y resurrección derrotaron a Satanás, a la muerte y al pecado. Este es el elemento esencial para el perdón de los pecados. Sin embargo, otro elemento esencial es el Espíritu Santo. Si rechazamos al Espíritu Santo no podemos ser perdonados – no importa lo que Jesús pudo haber hecho o lo que otros seres humanos pudieran hacer por nosotros. El tercer elemento para el perdón de los pecados es la colaboración entre el Espíritu Santo y los seres humanos para compartir el evangelio.)

 

1.     ¿Es eso todo lo que Jesús quiere decir en Juan 20:23 – que debemos ser testigos a los demás? (Lee Mateo 9:2-9. Leyendo la historia de Mateo 9 y comprendiendo Juan 20:23 como alguna delegación de la autoridad de Jesús, creo que hay más que esto de ser meramente testigos. Cuanto más, no lo se. El limite en Juan 20:23 es que al fin de cuentas, el perdón de los pecados involucra tres elementos: Jesús, el Espíritu Santo y Sus seguidores.)

 

A.     Lee 3 Juan 1:11. ¿Cuál es nuestro rol en vivir diariamente para Jesús? (Hacer lo que es bueno. Podemos entrar en complejas discusiones sobre el rol que los seres humanos tienen en el perdón de los pecados, pero no debemos perder de vista el hecho de que nuestro objetivo personal es vivir correctamente.)

 

A.     Lee 3 Juan 1:12-14. Amigo, ¿Te gustaría ser como Demetrio? Mientras cerramos nuestro estudio de las cartas de Juan, creo que su principal mensaje es tomar el camino de la luz (el camino de la vida eterna) y cada día avanzar hacia la justicia. ¿Aceptarás ese desafío?

 

I.           La Semana Próxima: ¡Comenzamos nuestro estudio de Números!