<-- Lesson 11 Important Themes in 1 John

Lección 11 Temas Importantes de Juan

(1 Juan 1-5)

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:.

   

 

Introducción: Me gusta leer libros sobre el cerebro. Nadie está seguro realmente como piensa el ser humano o de qué manera procesa información tan rápidamente. ¿Cuánto tiempo te lleva reconocer la cara de un familiar? ¿Cuanto tiempo lleva determinar la edad relativa de una persona? Examinar la identidad de rostros y determinar la edad son tareas muy difíciles para una computadora. Una cosa que sabemos sobre nuestros cerebros es que repetir algo refuerza nuestra habilidad de comprenderlo. ¿Alguna vez has leído un libro que tenga una reseña al final de cada capítulo? Eso es lo que hacemos esta semana. Vamos a hacer algo que sabemos va a funcionar para nuestro cerebro: reforzar nuestro entendimiento de las cosas maravillosas que Juan escribió. ¡Introduzcámonos ahora mismo en nuestra reseña de 1 Juan y veamos como todo esto encaja perfectamente!

 


I.     Dos Caminos

 

A.     Lee 1 Juan 1:5-7. ¿Qué dos elecciones tenemos en la vida? (Podemos caminar en el camino de la luz o caminar en el camino de las tinieblas.)

 

1.     ¿Podemos confiar en la gente que con precisión nos dice en qué camino caminar? (No. 1 Juan 1:6 revela que algunos mienten sobre eso.)

 

1.     ¿Cómo podemos saber qué camino estamos tomando? ¿Y qué si no podemos confiar en nosotros mismos para decir la verdad sobre nuestras vidas? (Sabemos que estamos en el camino de la luz si vivimos de acuerdo a la verdad. Tenemos comunión con otros en el camino de la luz. Estamos haciendo progresos a lo largo del camino.)

 

1.     ¿Y que hay de que caminar en el camino de la luz nos salva del pecado? ¿Es la elección, el caminar, la verdad o qué? (“la sangre de Jesús. . . nos purifica de todo pecado.”)

 

1.     Si la sangre de Jesús nos limpia de pecado, entonces ¿por qué estoy haciendo todo este ejercicio de caminar a lo largo del camino de la luz? ¡Caminar es trabajoso! ¡Caminar lleva un esfuerzo! (Juan pinta un cuadro de la progresiva vida cristiana. Estamos constantemente moviéndonos con el propósito de ir en la dirección correcta.)

 

I.     Condiciones en el Camino de la Luz

 

A.     Lee 1 Juan 2:1-2. ¿Cuán importante es guardar los mandamientos para aquellos que están en el camino de la luz? (Juan dice que nuestro objetivo es no pecar.)

 

1.     ¿Cuán serio es el problema si pecamos? (¡Buenas noticias! Jesús cubre nuestros pecados con el sacrificio de Su vida.)

 

A.     Lee 1 Juan 2:3-6. Permíteme repetir la pregunta que ya hice. A la luz de estos versículos, ¿cuán serio es el problema si pecamos? (Juan escribe que nuestras acciones son un polígrafo (detector de mentiras) para nuestro reclamo de que “conocemos” a Jesús.)

 

1.     ¿Qué diría Juan sobre una persona que dice que fue salvo por gracia pero luego pecó a sabiendas porque pensó que no importaba – ya que fue salvo por gracia? (Juan nos dice que esa persona no conoce realmente a Jesús. Esa persona está mintiendo (a sí misma y a otros) sobre tener una relación con Jesús.)

 

A.     Lee 1 Juan 2:9-11. Hay un montón de mandamientos aquí. ¿Cómo puedo saber si guardo los mandamientos – y de esta manera no mentir sobre estar en el camino de la luz? (Amamos a nuestro prójimo.)

 

1.     Lee Mateo 22:36-40. ¿Cómo conecta Jesús la ley de amor con los Diez Mandamientos (y todos los demás mandamientos)?

 

1.     Hablamos sobre la importancia de guardar el sábado. ¿Es ese el más importante de los mandamientos? (No. No es este el mandamiento “fundacional,” sino el amor)

 

a.     ¿Tiene algo que ver el guardar el sábado con el amor? (Cada mandamiento de Dios tiene algo que ver con el amor. En este caso es amar a ambos a Dios y a nosotros mismos tomando tiempo de nuestra agenda tan ocupada para adorar a Dios y descansar de nuestro trabajo.)

 

A.     Lee 1 Juan 2:15-17. ¿Hay un amor bueno y un amor malo? Si estamos en el camino de la luz, ¿se nos prohíbe amar a nuestro auto, casa, trabajo, dinero o mascota? (Esto no es fácil de describir, pero he visto el punto de Juan ilustrado en algunas iglesias a las que he asistido. En algunas iglesias, tu trabajo y tu salud son importantes. En otras, la gente no parece preocuparse mucho por eso. Juan nos dice que la actitud de los que transitan en el camino de la luz es que las posesiones y la posición son deseos conectados con el mundo.)

 

1.     ¿Es que somos completamente poco prácticos e irrealistas? Después de todo, el dinero, el poder, la posición son todos importantes como asunto “práctico” ¿verdad? (Juan responde sobre el argumento “práctico” 1 Juan 2:17. El dice que todas estas cosas prácticas se van a acabar. Ellas morirán. Así que, seamos verdaderamente prácticos y enfoquémonos en las cosas que no morirán.)

 

I.     Mejoras en el Camino de la Luz

 

A.     Lee 1 Juan 3:1-3. ¿Admiras o admiraste a tu padre y a tu madre? Si es así, ¿trataste de vivir según sus normas?

 

1.     ¿Por qué? (Sentiste una obligación. Sentiste que era correcto vivir según las expectativas que la gente tenía de ti. No querías decepcionar a tus padres.)

 

1.     Mi padre solía decir, “¡Tú eres el hijo de Don Cameron y yo espero que te comportes!” ¿Qué nos dice Juan en 1 Juan 3:1-3 que suena muy parecido a lo que decía mi padre? (El dice que somos hijos de Dios y que deberíamos ser como nuestro Padre Celestial.)

 

a.     ¿Contrasta eso con la persona que dice “Soy salvo, y lo que hago no importa.”? ¿Una persona con esa actitud conoce realmente a Dios como a un Padre?

 

A.     Lee 1 Juan 3:7-8. ¿Cuál es el punto en disputa sobre el cual Juan no quiere que seamos convertidos en cenizas? (Si nuestras acciones importan o no.)

 

1.     ¿Cuál es el punto clarísimo de Juan sobre nuestro comportamiento? (Los justos hacen cosas justas. Los injustos hacen cosas pecaminosas. ¿Quieres saber si estás en el camino de la luz o en el de las tinieblas? Mira tus acciones. Esto no es muy complicado.)

 

A.     Lee 1 Juan 3:11. ¿Cuál es la última norma para nuestras acciones justas? (Una vez mas Juan martilla el punto de que la última norma es si nos amamos los unos a los otros.)

 

1.     ¿Cuántos de tus pecados surgen por egoísmo? ¿Te amas a ti mismo más que a otros?

 

I.     Caminando en Amor

 

A.     Lee 1 Juan 4:7-8. Yo lucho con esta idea de amar a otros. Me gustan mucho otras personas. Pero, amarlos como me amo a mi mismo no es fácil. ¿Cómo nos volvemos más amorosos? (La fuente de amor es Dios. Saber más sobre Dios, “nacer” de Dios mejora nuestra habilidad de amar.

 

A.     Lee 1 Juan 4:9-11. ¿Puedes decir que realmente amas a Dios? ¿Quién hizo el primer movimiento en la relación entre tú y Dios? (Dios lo hizo. El envió a Su Hijo a vivir y morir por nosotros en un momento en que nosotros no lo amábamos.)

 

1.     ¿Alguna vez has escuchado decir, “perdonaré a esa persona solo cuando me pida perdón,” “Trataré con respeto a esa persona cuando esa persona aprenda a mostrar respeto”? ¿Qué sugiere Juan sobre esta actitud? (Si se supone que amemos como Dios amó, amamos a las personas antes de que ellas sean amorosas.)

 

A.     Lee 1 Juan 4:12. ¿Está diciendo Juan que es difícil amar porque no hemos visto a Dios o está diciendo algo más? (Creo que Juan está diciendo que la gente no ve a Dios, que te ve a ti. Si el amor de Dios vive en tu corazón, entonces tú eres el medio por el cual los demás “ven” el amor de Dios.)

 

1.     ¿Qué tal eso para nuestra responsabilidad? ¡La visión que los otros tienen de Dios descansa en tus hombros!

 

A.     Lee 1 Juan 5:3-5. Juan nos dice que esta responsabilidad de amar a Dios y a los demás no es un peso. ¿Es esto una promesa? (Comenzamos conociendo a Dios. Leyendo y estudiando sobre Él y Sus caminos. Luego lo obedecemos. Una vez que nos encontramos transitando en este camino, seguir no es una carga. Solo necesitamos comenzar.)

 

A.     Amigo, ¿Y tú? Si tu sientes que tu amor es muy pequeño, ¿te comprometerás a hacer el esfuerzo para conocer a Dios mejor y obedecerlo? ¿Qué te parece pedir que el Espíritu Santo entre en tu corazón hoy para ayudarte a moverte en esta dirección?

                                             

I.           La Próxima Semana: La Carta de Juan a la Señora Elegida.