<--

Lección 9 Creer en el Hijo de Dios

(1 Juan 4 & 5)

   

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:.

Ore para que el Espíritu Santo guíe su mente mientras estudia.

 

Introducción: Cuando estoy evaluando exámenes de la escuela de leyes, trato de dar a los estudiantes tanto crédito por sus respuestas como puedo. Como la mayoría de mis preguntas requieren respuestas de “ensayos,” busco algo que refleje una comprensión del tema de derecho legal. Al final. Sin embargo, hay una respuesta correcta. ¿Es verdad esto también con los asuntos espirituales? ¿Hay solo una respuesta correcta? Nuestra lección esta semana explora este asunto de la última “respuesta correcta.” Juan escribe que hay una respuesta correcta, y si no la comprendemos bien, el resultado es la muerte eterna. ¡Eso suena serio! ¡Introduzcámonos en nuestro estudio de la Biblia y descubramos más sobre la repuesta correcta!

 


I.     La Pregunta de Prueba

 

A.     Lee 1 Juan 4:1-3. ¿Cuántos espíritus te hablan a ti? (Al menos dos: El Espíritu de Dios y el o los espíritus en contra de Dios.)

 

1.     ¿Qué piensas que quiere decir Juan cuando escribe de espíritus? ¿Son susurros en tus oídos? (Creo que Juan está usando el término en sentido amplio para referirse a corrientes de pensamiento, lógica, nuestra “conciencia,” profetas, maestros – cualquiera o cualquier cosa que trate de persuadirnos.)

 

1.     ¿Cómo podemos diferenciar la verdad espiritual del error? (Juan nos da una prueba simple: la verdad dice que Jesús es de Dios y que Él vino a la tierra en forma humana.)

 

1.     He argumentado antes que cualquiera que cree en el Antiguo Testamento, y comprende el sistema de sacrificio, debe lógicamente aceptar s Jesús y al cristianismo como la extensión lógica del sistema de sacrificio. Juan confirma esta lógica diciéndonos que si creemos en la Biblia, creemos que Jesús es el Hijo encarnado de Dios.

 

A.     Lee 1 Juan 4:4-6. ¿Entiende el mundo esta lógica? (No.)

 

1.     Una actitud común hacia los cristianos es que ellos son estúpidos e ignorantes. ¿Es verdad esto? (Un cristiano podría ser estúpido e ignorante tanto como lo podría ser un no cristiano. Pero, lo que separa a los cristianos de los paganos es que los cristianos tienen una visión del mundo centrada en Cristo.)

 

1.     ¿Qué nos enseña esto sobre el evangelismo? ¿Renunciaremos porque los paganos no nos escucharán? (Aquí es donde más dependemos del Espíritu Santo para tocar sus corazones. Podemos argumentar la lógica de nuestra posición, pero sin el Espíritu Santo la lógica no nos servirá de mucho.)

 

 

I.     Si Pasas La Prueba

 

A.     Lee 1 Juan 5:1-4. ¿Estás obligado a obedecer los mandamientos de Dios? (Si.)

 

1.     ¿Por qué? ¿Para ser salvo? (Nuestro amor por Dios hace que obedezcamos Sus mandamientos.)

 

1.     La semana pasada aprendimos que deberíamos renunciar a nuestras cosas por nuestros hermanos cristianos que se encuentran en necesidad. Discutimos cuan difícil es (al menos para mi) lograr este ideal. Juan ahora me dice que cumplir este ideal “no es difícil.” ¿Está bromeando?

 

a.     Cuando di mi clase la semana pasada, un grupo estaba en contra de dar dinero a los que lo piden en la calle. Otro grupo estaba a favor de darles dinero y hacer lo que uno debe. (Nosotros damos y Dios se encarga del resto.) Otro grupo dijo que deberíamos descubrir lo que ellos quieren comprar, y comprarlo por ellos. (si es que estamos de acuerdo con eso.) Lo que terminamos decidiendo fue que deberíamos llegar a conocer a los necesitados para saber la mejor forma de ayudarlos. Si te dijera que te hagas amigo de un indigente, ¿te parecería muy difícil?

 

1.     Hacen más o menos seis meses llegó a la iglesia un hombre que había perdido su trabajo, su esposa lo había echado de su casa, y necesitaba un lugar donde estar. Tengo tres habitaciones vacías en casa. Mi corazón fue tocado y pensé que podía ayudar a este hombre. Mi esposa señaló que eso significaba que la mayoría del tiempo ella estaría sola en la casa con este hombre que yo no conocía. (nadie en la iglesia lo conocía realmente.) No lo invité a quedarse y pronto dejó la iglesia. ¿Qué debería haber hecho?

 

A.     Lee 1 Juan 5:5. ¿Cuál es la clave para vencer en el mundo? (Creer que Jesús es el Hijo de Dios.)

 

1.     Esto parece un tanto tramposo para mí. Acabamos de discutir de qué manera necesitamos obedecer los mandamientos. Ahora Juan vuelve a hablar sobre creer. ¿Por qué? (La única conclusión lógica es que los dos están unidos. Creer que Jesús es el Hijo de Dios es la “respuesta correcta” esencial para nuestra vida eterna. Cuando llegas a esa respuesta, obviamente afecta tu comportamiento. )

 

I.     Es Correcto Conocer la Clave

 

A.     Lee 1 Juan 5:6. Cuando doy un examen trato de estar absolutamente seguro de que entiendo la respuesta correcta. Los maestros llaman “clave” a la lista de respuestas correctas. ¿Por qué Juan dice que conocer a Jesús es la respuesta correcta para la pregunta de la vida eterna? (El dice que Jesús vino por agua y sangre.)

 


1.                  ¿Qué posible unión hay entre que Jesús sea Dios y agua y sangre? (Esto sería más obvio para los receptores de la carta de Juan. Si entiendes Deuteronomio y Levítico, El sistema entero del santuario giraba alrededor de purificar las cosas con agua y sangre. El agua quitaba la suciedad habitual. La sangre quitaba la suciedad espiritual. Jesús aceptó la purificación del agua con su bautismo (Mateo 3:13-17) y vertió Su sangre por nosotros (Mateo 27:50). Nosotros necesitamos vidas y corazones puros.)

 

1.                  ¿De qué manera está involucrado el Espíritu Santo en esto? (Lee Juan 3:5-6. Jesús igualó el bautismo (la limpieza a través del agua) con nacer del Espíritu Santo (La limpieza espiritual)

 

A.                  Mira nuevamente 1 Juan 5:6. Juan dice que el Espíritu es un testigo que dice la “verdad.” No estoy seguro si nuestra unión entre agua, sangre y el Espíritu Santo tienen el mejor sentido lógico. ¿Cómo unirías a los tres? (Lee 1 Juan 5:7-8. Recuerda que el asunto es si tenemos la respuesta correcta. El poder del Espíritu Santo en la iglesia primitiva, el poder del Espíritu Santo en nuestras vidas hoy, da evidencia de que Jesús es real. Unir a Jesús con los medios históricos de quitar el pecado y la suciedad de nuestra vida, ver como el Espíritu Santo obra contra el pecado en nuestra vida, esto es testigo de que Jesús es de hecho el Hijo de Dios, el medio de quitar el pecado el cual no nos permite alcanzar la vida eterna.)

 

1.                  ¿Por qué necesitamos múltiples testigos? (Para poder estar seguros.)

 

A.                  Lee 1 Juan 5:9-10. Juan compara su argumento de que Jesús es la respuesta correcta con los medios comunes por los cuales se nos convence de algo. ¿Por qué el argumento de Jesús como la respuesta correcta es más poderoso que los argumentos corrientes? (Porque Dios es quien hace la testificación.)

 

1.                  ¡Pensé que estábamos leyendo esto en un libro escrito por Juan! ¿Cómo puede pretender que Dios sea testigo de su declaración?

 

1.                  Recuerdo cuando era niño uno de mis amigos solía usar a su padre como “testigo” de sus teorías fantásticas. Cuando yo estaba en desacuerdo, el solía decir, “¿Crees que sabes más que mi padre?” ¿De qué manera llega Juan a demandar a Dios como garantía de su teoría de la vida eterna? (Lee Hechos 1:6-8 y Hechos 2:1-4. Las acciones del Espíritu Santo en nuestra vida prueban que Jesús es Dios. Este es Dios hablándonos, no simplemente otra persona haciendo un argumento.)

 

1.                  Lee Juan 11:41-44. ¿De qué manera estuvo activo Dios en la vida de Jesús para ser un testigo de Él?

 

A.                  Lee 1 Juan 5:11-12. Espera un minuto. ¿Estamos equivocados sobre la naturaleza del testimonio de Dios? ¿Cuál dice Juan que es el testimonio de Dios? (La resurrección de Jesús muestra el poder de la vida eterna. Esta es la última demostración del testimonio de que Jesús es Dios.)

 

1.                  ¿Cuán importante es tener la respuesta correcta? ¿Cuán importante es creer en Dios? (Conseguir la respuesta correcta tiene trascendencia eterna.)

 

A.                  Amigo, ¿Y tú? ¿Has aceptado a Jesús como el Hijo de Dios? ¿Crees que Jesús murió en tu lugar para quitar tus pecados? ¿Crees que cuando Jesús resucitó para vida eterna, te concedió la oportunidad de la vida eterna a ti? ¿Es el Espíritu Santo un testigo de estas cosas en tu vida? Si no puedes decir “si” a todas estas preguntas, pide ahora mismo que Jesús y el poder del Espíritu Santo entren en tu vida para que tengas la clave de la vida eterna.

 

I.                                      La Semana Próxima: La Confianza.