<-- Lesson 5 Walking in the Light: Rejecting Worldliness

Lección 5 Caminar en la luz: Rechazando el Mundo.

(1 Juan 2)

    Copr. 2009, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: www.gobible.org

 

Introducción: Vivir junto al mar significa que estoy pasando mucho más tiempo en la playa que lo que solía hacerlo en el pasado. De vez en cuando veo mujeres musulmanas en la playa. El contraste entre ellas y la gente que va regularmente a la playa es muy obvio. Esto me recuerda cuando era joven y miembros de mi iglesia se aparecían los sábados en las playas cercanas del Lago Michigan. Los miembros de iglesia usaban sus trajes y ropas de sábado, mientras que la gente que estaba tomando sol lucia muy diferente. Nuestra lección de esta semana es sobre la “mundanalidad.” ¿Son estos dos ejemplos sobre rechazar la “mundanalidad”? ¿Será que parece como un pulgar inflamado el objetivo de Dios para con nosotros o es que el objetivo es que hagamos una simple declaración al mundo? ¡Introduzcámonos en nuestro estudio de la Biblia y veamos lo que Juan tiene que enseñarnos sobre la mundanalidad!

 


I.     Niños, Hombres y Padres

 

A.     Lee 1 Juan 2:12-13. Juan dice que el le está escribiendo a niños, padres y jóvenes. ¿Es por eso que tenemos tres epístolas: La primera, segunda y tercera epístola de Juan?

 

1.     Si es así, ¿Por qué Juan está mencionando a los otros dos grupos en 1 Juan? (Juan no tiene una epístola separada para cada grupo.)

 

1.     ¿Tiene Juan tres mensajes diferentes dependiendo del grupo al que se está dirigiendo?

 

1.     ¿Por qué se deja a las mujeres fuera de este mensaje? ¿Es que acaso son justas ya?

 

A.     Echemos un vistazo e los niños primero. Dice que ellos han sido perdonados de sus pecados y que han conocido al Padre. ¿No sería también verdad eso para los tres grupos? (Creo que Juan está hablando sobre los nuevos creyentes, no niños literales. Un nuevo creyente no tendría un conocimiento extenso del evangelio. Sin embargo un nuevo creyente que ha sido un judío convertido conocería el significado de “conocer al Padre” del Antiguo Testamento. Un nuevo creyente estaría en la etapa de comprender que Jesús fue el “nuevo” sacrificio por los pecados. La razón por la cual Juan no menciona a las mujeres es que está escribiendo sobre madurez espiritual y no sobre diferencias de género.)

 

A.     ¿Qué mensaje tenemos para los padres – los cristianos más maduros? (“Tu lo has conocido a El quien es del mismo comienzo.”)

 

1.     ¿Que cree que significa esto? (Como hemos visto antes, esta es una referencia a Jesús (Juan 1 y 1 Juan 1). Estos son cristianos que tienen un entendimiento de Jesús.)

 

A.     ¿Qué mensaje tenemos para los “hombres jóvenes”? (Ellos se han sobrepuesto al mal.)

 

1.     ¿Cómo podemos decir que cualquier ser humano se ha “sobrepuesto al mal”? (Estos son los cristianos crecientes. Ellos comprenden que Jesús los ha perdonado de sus pecados, pero que entienden que tienen un camino espiritual hacia la justicia- Ellos establecen un objetivo diario de obediencia.)

 

A.     Lee 1 Juan 2:14. ¿Qué más aprendemos sobre el “hombre joven”? (La palabra de Dios vive en ellos. Ellos leen la palabra de Dios. Ellos confían en el Espíritu Santo.)

 

A.     Repasemos: Juan le escribe a los creyentes de todos los diferentes niveles de madurez cristiana. El elogia a cada grupo en el progreso que han hecho hasta ahora. Luego, volveremos a su mensaje para todos ellos.

 

I.     Amar al Mundo

 

A.     Lee 1 Juan 2:15. Todo lo que conozco, toco y experimento está “en el mundo.” ¿Como no amarlo?

 

1.     Desde que se nos dice que amar al mundo es lo opuesto a amar a Dios, ¿Qué piensas que quiso decir Juan con “el mundo” y “todo lo que hay en el mundo”?

 

A.     Lee 1 Juan 2:16. ¿Qué encontramos “en el mundo”? (los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida.)

 

1.     ¿Están estas “cosas” “en el mundo”? (No. Estas son actitudes sobre cosas.)

 

1.     Detengámonos y consideremos esto un momento. ¿Está Juan hablando sobre mundanalidad? ¿Nos está enseñando que la mundanalidad es una actitud o una apariencia?

 

a.     Si este es el caso, ¿Qué conexión hay entre la manera en que se visten los cristianos y la actitud de un cristiano?

 

(1)   ¿Qué dice esto sobre “la vestimenta en la playa” que mencioné en la introducción? ¿Es cubrirse, o usar diferentes ropas, un rechazo de la mundanalidad?

 

1.     Si los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida son actitudes sobre cosas, ¿Significa eso que la gente sin cosas (los pobres) pueden ser mundanos? (La ironía es que aquellos que no tienen cosas pueden tener más problemas con esto que aquellos que tienen cosas y han decidido que “las cosas” no son tan buenas como habían pensado.)

 

A.     Relee 1 Juan 2:16. La frase “los malos deseos del cuerpo,” es más comúnmente traducida “lujuria de la carne.” ¿Cómo nos ayuda esto a comprender lo que esto significa? (Una persona que tiene estos deseos (esta lujuria de la carne) tiene su foco en las cosas terrenales.)

 

1.     ¿Y tú? ¿Estás enfocado en lo terrenal? ¿Deseas ciertas cosas? ¿Desearías tener ciertas cosas?

 

A.     De camino a la iglesia la semana pasada, mi esposa y yo estábamos hablando sobre el futuro. Planeamos vender nuestra casa actual y estábamos discutiendo sobre lugares ideales para vivir. El lugar perfecto para vivir para mi es esta casa (actualmente en venta) justo sobre la playa con vista a la bahía Chesapeake y el Océano Atlántico. ¿El precio? 1.3 millones de dólares. A mi esposa le gustaría vivir en las montañas Blue Ridge - alrededor de 3 horas de la playa. Yo le dije, “Si tuviéramos un par de millones de dólares extra lo solucionaríamos” – queriendo decir que podríamos comprar ambas casas. ¿Es eso “deseos de la carne” y “codicia de los ojos”? (¡Si! Al menos si esto llega al punto de lujuria y codicia como opuesto a meramente considerar que estas cosas no son posibles.)

 

A.     ¿Que quiere decir 1 Juan 2:16 cuando se refiere a “la codicia de los ojos”? (Deseas lo que ves.)

 

1.     ¿Por qué está mal? (Las cosas espirituales no se ven generalmente. Las cosas espirituales son a menudo relaciones. De este modo, estás deseando las cosas equivocadas en la vida.)

 

A.     ¿A que se refiere 1 Juan 2:16 cuando habla de “jactarse de lo que tiene y hace? (Esta es una flecha en mi corazón. Siempre he amado ser abogado. Me encanta decir que soy profesor de leyes en la universidad porque sugiere que no solo soy un abogado sino un abogado inteligente. Esto significa ser precisamente lo que Juan está condenando como ser mundano. ¡Si alguien quiere salvarme sugiriendo otra interpretación, estoy abierto a escucharlo! Justo ahora me estoy arrepintiendo

 

I.     Una Gran Visión

 

A.     Lee 1 Juan 2:17. ¿Qué es lo que está mal con esta clase de deseos, con esta mundanalidad?

 

1.     ¿Esta diciendo Juan que el foco en lo mundanal, el ser apasionado por tener “cosas” es pecado o es meramente una preocupación tonta?

 

1.     Si una persona no ama a Dios, ¿No es acaso una indicación de “pecado”? (Todo esto es muy lógico para mi. Si estamos preocupados en adquirir cosas, no estamos preocupados en conocer a Dios. Mateo 6:24 dice que el dinero es un señor. No podemos amar y servir a Dios y al dinero.)

 

1.     ¿Alguna vez has escuchado el dicho “fue bueno mientras duró”? ¿Se aplica aquí – a la declaración de Juan 2:17?

 

1.     ¿Qué nos ofrece Dios que es mucho mejor? (¡Vida Eterna! Cosas eternas. Creo que Juan está planteando un argumento práctico. Lo que tienes y lo que eres ahora es todo temporal. Cuando mueres, ¿Quién te recuerda y a quién le importa? Tu dinero se lo lleva alguien más. ¿Tiene sentido estar preocupado con algo que seguramente vas a perder? Por otra parte, Dios nos ofrece cosas y reputación eternas.)

 

A.     ¿Cuánto sabes de tus bisabuelos? ¿Cuánto conoces de tus abuelos? (Mientras estaba escribiendo esto, mi esposa encontró y me envió un recorte de periódico sobre la renuncia de mi padre a su último cargo. El artículo tenía un gran titular y una foto mostrando que mi padre era muy apuesto. Pero decía casi nada sobre su trabajo y sus logros. En vez de eso decía que mi padre había tenido un ataque al corazón, decía cuanto ganaba y que le estaban buscando un reemplazo. ¿Lo que tenemos y lo que hacemos es todo tan temporal!)

 

A.     Amigo, ¿Y tú? ¿Estás enfocado en las cosas eternas o en las cosas de este mundo? ¿Por qué no decidirte hoy a enfocarte en aquellas cosas que durarán por siempre? ¿Qué tal convertirse en “celestiales” en vez de en “mundanales”?

 

I.           La Semana Próxima: Caminar en la Luz: Rechazar los Anticristos.