<--

Lección 3 Andar en la Luz: Apartarse del Pecado

(1 Juan 1)

    Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:

 

Introducción: “¿Qué hay de malo en eso?” ¿Te has preguntado esto a ti mismo cuando querías hacer algo cuestionable? ¿Te han hecho tus hijos esta pregunta cuando querían hacer algo que les habías prohibido hacer? La Biblia nos enseña que hay una variedad de decisiones que no involucran el pecado. Los cristianos razonablemente podemos estar en desacuerdo si alguna acción es pecado, y cada uno puede tener razón. (Lee romanos 14.) Al mismo tiempo, Juan nos enseña sobre la importancia de todas nuestras decisiones. El compara la vida con una caminata. ¿Nos acerca cada decisión que tomamos a la justicia o nos acerca más al pecado? ¡Introduzcámonos directamente en nuestro estudio de esta semana y descubrámoslo! Podemos decidir si “¿Qué hay de malo en eso?” es la pregunta correcta o no.

 


I.     Luz = Dios

 

A.     Lee 1 Juan 1:5. La semana pasada discutimos por que Jesús es descrito como “La Palabra de Vida.” Ahora en 1 Juan 1:5 tenemos un nuevo término para Jesús, “Luz.” ¿Por qué crees que Dios es descrito como “Luz”? ¿Por qué es relevante esta palabra o una descripción apropiada de Dios?

 

1.     ¿Qué viene a la mente cuando piensas en la luz? (Poder. Habilidad para ver. Actividad. Exposición.)

 

1.     Jesús dice, "Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas jamás." Juan 8:12. ¿Que sugiere esto sobre la naturaleza de la “luz” de Dios? (Que nos ayuda a discernir el biel del mal.)

 

A.     La semana pasada discutimos que una razón de por que “Palabra” era una descripción apropiada para Jesús es que El creó el universo tan solo hablando, por medio de una “palabra.” Pensando nuevamente en la creación, ¿Qué es lo que fue creado primero? (Dios llamó a la “luz” a la existencia. Gen. 1:3)

 

1.     ¿Ves la conexión entre el primer acto de la creación de Jesús y cómo es llamado Él? (La Luz define a Dios. El nos creó a su imagen. De esta manera es natural que cuando Él “llamó” a la creación a la existencia, comenzara con la Luz.)

 

A.     Lee nuevamente 1 Juan 1:5. Juan dice que no hay ninguna oscuridad en Dios. ¿Por qué esto es importante? ¿Por qué agregar esto? (Tres razones: Primero, los dioses que existían en ese tiempo tenían un “lado oscuro.” Tenías que ser muy cuidadoso en como pactar con ellos porque podías provocarlos a ira, a una reacción injusta. Segundo, necesitamos saber la naturaleza de nuestra comunión con Jesús. Nos estamos asociando con “alguien” que es completamente luz - completamente bueno. Tercero, el mal no procede de Dios. )

 

I.     La Elección

 

A.     Lee 1 Juan 1:6-7. Imagina que estás caminando en el bosque y te encuentras con una bifurcación en el camino. Tienes que elegir que sendero seguir. En estos dos versículos Juan describe una bifurcación en el camino de la vida. ¿Cuáles son las dos opciones de acuerdo a Juan? (Podemos elegir la luz o las tinieblas.)

 

1.     ¿De qué otra manera describe Juan estas opciones? (El final del versículo 6 se refiere a la “verdad.” Así que tenemos una opción “verdadero /falso.”)

 

1.     ¿Cuáles son algunos otros términos que usarías para describir estas dos opciones? (¿Que te parece por ejemplo “bien/mal” “correcto/incorrecto” “justo/ injusto” “exacto/inexacto”?)

 

A.     Lee otra vez 1 Juan 1:5. De acuerdo a Juan. ¿Quién es el autor de esta idea de tener dos opciones en el camino de la vida? (Juan pone una pequeña nota en el versículo 5 sobre la fuente de este mensaje. El dice, “Este es el mensaje que hemos oído de Él y que les anunciamos.” ¿Quién es este “Él”? La Palabra de Vida - ¡Jesús!)

 

A.     Si Dios dice que hay dos opciones en la vida, y Dios está exclusivamente en el “camino de la luz,” ¿No significa eso lógicamente que cada decisión es una elección bien definida entre lo correcto y lo incorrecto?

 

I.     Probando tu “Sendero.”

 

A.     Repasemos. Juan comenzó su libro (1 Juan 1:1-4) diciendo que quería que nosotros tuviéramos comunión con Dios. Después, el nos dijo que la vida era como un sendero en el bosque: Tú tienes la opción de elegir dirigirte a la derecha o a la izquierda. Solamente un sendero nos conduce a la comunión con Dios. Releamos 1 Juan 1:6. ¿Cómo podemos saber si estamos en el camino correcto? (Juan sugiere que hagamos una "prueba autónoma.")

 

1.     ¿Cuál es esta “prueba”? (Caminar en la oscuridad. Si tú caminas en la oscuridad, no estás en el sendero correcto y no tendrás comunión con el Dios.)

 

a.     Espera un minuto. Preguntarme a mi si camino en la “oscuridad” no es muy útil. ¿Qué dice Juan que nos ayuda a entender lo que significa caminar en la oscuridad? (Juan explica que algunos falsamente afirman caminar en la luz. Pruebas esto determinando si ellos viven de acuerdo a la verdad.)

 

A.     Lee 1 Juan 1:8 & 10. ¿Cuál es esta prueba de si estamos en el camino correcto? (Si afirmamos que estamos sin pecado estamos en el camino equivocado.)

 

1.     ¿Es esta una prueba de nuestras acciones, como en 1 Juan 1:6? (No. Esta es una prueba de nuestras actitudes, nuestro pensamiento. En vez de usar la palabra “afirmar,” usemos la palabra “pensar” para hacerlo más personal.)

 

a.     ¿Piensas que no tienes pecado?

 

a.     Si fallas este exámen, ¿Cuál es el resultado? (No estamos diciendo la verdad. Esto nos coloca en el sendero equivocado – en el sendero de la oscuridad.)

 

a.     ¿Piensas que estas personas saben que están en el camino de la oscuridad? Si alguien alega estar sin pecado, pensarías lógicamente que esta es una “Buena” persona. (Nota otra vez la expresión de 1 Juan 1:8. Nosotros “nos engañamos a nosotros mismos.” Estas personas son aparentemente auto engañadas por su rectitud.)

 

1.     ¿Bajo qué circunstancias podría una persona pensar o decir que no tiene pecado? (Algunos que alegan perfección. Una vez escuché a una señora decir que ella era una profetiza moderna y también alegaba haber vivido sin pecado los últimos seis meses. Aquellos que afirman que podemos alcanzar la perfección por nuestras acciones necesitan considerar este versículo cuidadosamente. )

 

1.     ¿Hay alguna otra circunstancia por la cual una persona podría pensar que no tiene pecado? (El opuesto extremo de la perfección es alegar que el pecado no es más pecado para los justos. Esta es la idea de que podemos hacer lo que queremos, porque el pecado ya no es importante para los criatianos. El pecado no importa porque de alguna manera es transformado en justicia. Juan dice que el pecado es pecado y que debemos tomar conocimiento de el.)

 

A.     Mira otra vez 1 Juan 1:10. ¿Ha estado Dios hablando de nosotros? ¿Que quiere decir Juan cuando dice que alegar sobre la bondad innata de los seres humanos hace que “hagamos pasar a Dios como un mentiroso?” (Dios claramente nos reveló el estado natural de nuestros corazones. En Génesis 8:21 El nos dice que todas las “intenciones de los seres humanos son perversas desde su juventud.” En Jeremias 17:9 El dice que "Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo?”)

 

A.     Vuelve a leer 1 Juan 1:8. ¿No tenemos otro problema? ¿Cómo pueden aquellos que están en el camino correcto, en el camino de la “luz”, ser pecadores, tener inclinaciones perversas y ser malos desde la niñez?

 

1.     Si no hay nada de oscuridad en Dios, y se supone que estamos en el camino de Dios, ¿Cómo puede haber pecado en nosotros?

 

1.     Recuerda mi pregunta anterior sobre si todas nuestras decisiones en la vida son asuntos de “correcto / incorrecto”? ¿Cómo podemos estar en el camino correcto y aun así elegir el pecado? ¿No es esta la “prueba” de si estamos en el camino correcto – viviendo de acuerdo a la verdad (1 Juan 1:6)?

 

I.     La Naturaleza de Caminar

 

A.     Para resolver este último problema, consideremos mas cuidadosamente la palabra “caminar.” El contraste de Juan es entre caminar en la luz y caminar en las tinieblas. ¿Que piensas que quiera decir “caminar” en la luz o en las tinieblas? (Hacer una caminata significa moverse. Vines nos enseña que mientras que esta palabra significa una caminata física en muchos lugares del Nuevo Testamento, nunca significa una caminata física en las epístolas de Juan. Vincent agrega que Juan está hablando del “habitual curso de la vida.” De esto yo entiendo que Juan dice que “nuestra costumbre” es hacer el mal o hacer el bien.)

 

1.     ¿Resuelve esto el problema lógico sobre como podemos estar en el sendero de la luz y aún así tener pecado en nuestra vida? (Si. El pecado es una desviación del camino, pero nuestro objetivo es tener la dirección general, nuestra costumbre en la vida, vivir de acuerdo a la verdad.)

 

1.     ¿Qué sugiere esto sobre el pecado y cada decisión que tomamos? (Una decisión puede no involucrar pecado, pero es probable que nos guie hacia el pecado o que nos aleje de el. Esta es la idea de “caminar”)

 

A.     Hoy un problema mayor es llamar oscuridad a la luz. ¿Cuán serio es este problema a la vista de las enseñanzas de Juan? (No podemos saber que estamos en el camino incorrecto, no podemos dirigirnos hacia el camino para reformarnos al menos que admitamos que el pecado es pecado. Si llamamos justicia al pecado, siempre continuaremos en el camino equivocado hasta que el camino nos mate.)

 

I.     Camino Calificado

 

A.     Lee 1 Juan 1:9. ¿Cómo pueden los pecadores continuar en el camino de la luz? Si Dios no tiene oscuridad, ¿Cómo podemos los meros seres humanos estar calificados para caminar en el camino de la luz? (Dios perdonará nuestros pecados confesos. ¡Jesús nos califica para el camino de la luz!)

 

A.     ¿Están aquellos que caminan en la luz advertidos de sus pecados? (Si. Esto explica la discusión de Juan sobre aquellos que alegan (falsamente) que no tienen pecado. ¡Gracias a Dios hay una solución! Estamos en el camino de la comunion aún si tenemos pecado. El hecho de que tengas pecado en tu vida no te descalifica de estar en el camino “correcto.” Pero recuerda que si estas caminando en oscuridad, no estás en el camino correcto. La dirección de tu vida importa.)

 

A.     ¿Y cómo estás tú amigo? ¿Confiesas de buena gana tus pecados o alegas estar sin pecado? ¿Estás en el camino de la comunión con Dios o en el camino sin fin de la oscuridad?

 

I.     La Semana Próxima: Andar en la Luz: Guardar Sus Mandamientos.