<--

Lección 11 La Mayordomía

(Mateo 25)

    Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:

   

 

Introducción: El orden de las lecciones está de atrás para adelante ¿No es cierto? Disfrutamos de la lección sobre el día semanal de descanso, luego aprendimos sobre esas vacaciones eternas, El Cielo. La semana pasada comenzamos a volver al trabajo con “El discipulado,” y ahora (¡horror!) “¡La Mayordomía!” ¿No deberíamos estar terminando en la nota más alta? Siempre que algún oficial de iglesia aparece en mi iglesia para hablar de mayordomía, casi siempre significa que quieren más dinero o más trabajo extra de mi. Pero, creo que descubriremos esta semana que la Biblia tiene un acercamiento mucho más positivo de la idea. ¡Introduzcámonos en nuestro estudio de la Biblia y aprendamos que es lo grandioso sobre la mayordomía!

 


I.     Ganando en la Vida

 

A.     Lee Mateo 25:14-15. ¿Sobre qué base el maestro le da más dinero a un sirviente que al otro? ¿Era por favoritismo? (No. Los sirvientes variaban en sus habilidades naturales. El le dio más dinero al sirviente con más habilidades naturales.)

 

1.     ¿Era injusto eso? ¿No deberían todos obtener la misma cantidad de dinero?

 

a.     ¿O era injusto para el sirviente con más talentos naturales porque ahora el tenía un desafío más grande?

 

A.     Lee Mateo 25:16-18. ¿Hay algún argumento a favor de la estrategia del hombre de “un talento”? ¿Y la caída reciente de la bolsa de valores? ¿Y que hay de las preocupaciones sobre nuestras instituciones bancarias? ¿No sería un agujero en el suelo un lugar más seguro para conservar nuestro capital?

 

1.     ¿Hay alguna razón para creer que el hombre de un talento no estaba actuando de buena fe? (Si. Si el maestro quería preservar su dinero escondiéndolo, podría haberlo escondido el mismo – y no arriesgarse a que el sujeto de un solo talento supiera el lugar donde estaba el dinero.)

 

A.     Lee Mateo 25:19-23. ¿Por qué el hombre que solo produjo dos talentos más obtiene el mismo elogio que el que produjo cinco talentos? ¿Es justo eso? (Ambos duplicaron lo que se les había dado. Esto muestra que, puesto que el maestro asignó el dinero basado en la habilidad natural, no impone un castigo por la falta natural de talento. La cuestión no es qué talentos tienes al nacer, la cuestión es lo que haces con tus talentos.)

 

A.     Lee Mateo 25:24. Esto revela el propósito del hombre de un solo talento. ¿Por qué llama a su maestro “hombre duro”?

 

1.     ¿No es acaso verdad que una persona no debería hacer ganancias del trabajo duro de otra? ¿No se llama a eso “explotación”?

 

A.     Lee Mateo 25:25. Espera, ¿Ha cambiado su historia el hombre de un solo talento? (¡Si! Ahora está diciendo que tuvo miedo. Primero alega que su maestro es un capitalista, luego alega miedo.)

 

A.     Lee Mateo 25:26-27. ¿Cómo analiza el maestro el problema? ¿Está temeroso el hombre de un solo talento? ¿Tiene una queja legítima sobre los capitalistas? (El maestro lo llama “malo y perezoso.”)

 

1.     ¿Tiene razón el maestro al decir que el hombre es “malo”? Yo pensé que el hombre de un talento estaba aduciendo una objeción moral. (¡Suficiente para darnos cuenta de que el capitalismo es malo a los ojos de Dios! El término “malo” sin duda tiene que ver con que el sirviente tiene la obligación de hacer avanzar la misión del maestro. “perezoso” se aplica porque el hizo casi nada.)

 

A.     Lee Mateo 25:28-30. ¿Por qué debería el hombre de los diez talentos obtener la pequeña paga que obtiene el de un solo talento? Ahora, el hombre de los diez talentos tiene “abundancia” mientras que el de un talento tiene nada ¿Es esto justo? (Resolveremos el misterio en la siguiente sección cuando leamos Mateo 25:34-40.)

 

A.     Volvamos atrás un minuto y consideremos esta historia. ¿Qué nos está enseñando Jesús? ¿Es sobre dinero, talentos y tiempo? (Esta es una “parábola del reino.” Todas las historias en este capítulo tienen que ver con los medios de llegar al cielo.)

 

1.     Cuando el “hombre de la mayordomía” viene, mi reacción es que el terminará con más y yo con menos. ¿Qué nos enseña esta historia sobre la mayordomía? (La historia se refiere específicamente al dinero, pero yo creo que simboliza toda clase de talentos naturales. El significado de “más” es poner tu dinero y tus talentos a trabajar (Mateo 25:16). Lo grandioso es que no importa cuantos talentos te han sido dados al principio. Lo que importa es lo que hiciste con ellos. Si tú eres fiel, serás recompensado con más. La mayordomía es sobre tener más.)

 

I.     Pensando el los Pobres

 

A.     Lee Mateo 25:31-40. ¿Calificaría el hombre de un solo talento, especialmente después de haber sido echado por su maestro sin su dinero, como “uno de mis hermanos, aún el más pequeño”? (versículo 40)

 

1.     Asumamos que eres (ahora) el hombre de los once talentos (el maestro acaba de darte el talento del hombre malo y perezoso), y que te encuentras de repente con el hombre de un solo talento. ¿Te enseña Jesús que deberías darle dinero al hombre sin talentos?

 

a.     ¿No boicotearía eso la decisión del maestro?

 

a.     ¿Crees que hace alguna diferencia el hecho de que la historia no mencione el dinero? Los hambrientos obtienen alimento, los sedientos, agua, el extranjero una invitación, aquellos que necesitan ropa obtienen ropa. ¿Por qué ninguno obtiene dinero? (La historia anterior de los talentos específicamente menciona el dinero. Esta historia no lo menciona para nada. Si tenemos razón en que darle dinero al ahora hombre “sin talentos” luego de que el maestro lo echó sería un problema, entonces suplir sus necesidades tendría sentido.)

 

1.     ¿Es posible que aún cuando Jesús se refiere al dinero en la primera parábola, es simbólico y tiene muy poco que ver con el dinero? (Si miras Mateo 13:12, encontrarás el mismo estamento “al que tiene más se le dará más, y al perezoso se le quitará lo que tiene” en un contexto claramente espiritual.)

 

1.     ¿Es posible que cuando el hombre de los once talentos ayuda al que no tiene talentos esté aún invirtiendo sus talentos? (No se nos dice como fueron invertidos los talentos. Si esto tiene una aplicación espiritual, entonces tiene sentido que los talentos sean invertidos en los negocios del reino.)

 

A.     He hecho varias preguntas para hacerte pensar sobre lo que Jesús nos está enseñando. ¿Sobre qué lecciones podemos estar seguros en estas dos parábolas? (Que Dios quiere que seamos diligentes al trabajar para Él. Que una parte de nuestra tarea es ayudar a los necesitados.)

 

I.     Naturaleza de los Talentos

 

A.     Hemos descubierto que Jesús contó parábolas que equiparan nuestros talentos (sobre los cuales tenemos que ser diligentes) con el dinero y bienes. ¿Incluyen nuestros talentos nuestras habilidades naturales? (Mira otra vez Mateo 25:15. “Según su capacidad” debe referirse a las habilidades naturales. Las habilidades naturales eran una clave para la cantidad de dinero dada por el maestro.)

 

A.     Lee Mateo 24:45-51. Aquí hay otra historia de viaje del maestro. ¿Con qué recursos se requiere que cuente el sirviente aquí? (Responsabilidad y tiempo. Porque el “maestro se va lejos un tiempo” el sirviente cree que tiene tiempo para abusar de aquellos que están a su cuidado para malgastar su propio tiempo.)

 

1.     ¿Es el tiempo un talento sobre el cual tenemos que ser buenos mayordomos? (Si. Sin embargo, el hecho de que Dios creo una necesidad para los seres humanos de dormir, muestra que se requiere cierto equilibrio entre el trabajo y el descanso.)

 

a.     ¿Qué porcentaje de tu tiempo empleas promocionando tus intereses y cuanto en los intereses de otros?

 

a.     ¿Qué porcentaje de tu tiempo es esencialmente malgastado y en no ayudar a los demás?

 

a.     ¿Cómo termina para el sirviente el asunto de abusar de sus sirvientes y malgastar el tiempo? (No termina bien. Otro final con “lloro y crujido de dientes.”)

 

A.     Amigo, vemos que los seguidores diligentes de Jesús prosperan y los seguidores perezosos y derrochadores lloran y les crujen los dientes. Voy a interpretar “crujido” como arrepentimiento por las decisiones tomadas en el pasado. Tú tienes decisiones que tomar para el fututo, ¿Decidirás ser un sirviente de Jesús fiel y diligente?

 

I.     La Semana Próxima: La Comunidad.