<--

Lección 7 La Gracia

(Isaías 53, Romanos 5-7)

       

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:

Ore para que el Espíritu Santo abra su entendimiento antes de su estudio.

 

 

Introducción: Cuando un judío amigo mío discutía de religión conmigo, el decía que los cristianos habían “secuestrado” su religión. En respuesta, yo le decía que nosotros habíamos “completado” su religión. Para hacer que el punto fuera lógico, yo le preguntaba de qué se trataba la ceremonia del servicio del santuario y la ofrenda del cordero. Si se trataba simplemente de matar animales para quitar el pecado, ¿Por qué no continuar con la tradición? ¡No se necesita un templo para hacer sacrificios! Considera lo siguiente: El judaísmo, el Islamismo y el cristianismo todos aceptan el Antiguo Testamento como la palabra de Dios, pero es solo el cristianismo el que contempla la conexión lógica de la gracia. Jesús, el Cordero de Dios, quita nuestros pecados. ¡De eso es de lo que se trata el servicio del santuario del Antiguo Testamento! ¡Introduzcámonos directamente en nuestro estudio de la gracia!

 


I.     La Gracia Prevista

 

A.     Recientemente, un par de personas me sugirieron que el nexo entre Jesús y las profecías del Antiguo Testamento es débil. Exploremos esto leyendo Isaías 53. Lee Isaías 53:1. ¿Qué problema encontramos en este versículo? (Isaías (el profeta de Dios) tiene un mensaje que no ha sido aceptado universalmente.)

 

1.     ¿Que tiene que ver el brazo de Dios con este mensaje? ¡Normalmente, la gente habla a través de su boca! (“el brazo de Dios” es un símbolo de poder. Este es un mensaje sobre el poder de Dios.)

 

A.     Lee Isaías 53:2. ¿Te has preguntado alguna vez por qué Jesús no vino a la tierra como un ser majestuoso o al menos como un príncipe o rey? Eso le hubiera dado credibilidad instantánea. (Jesús vino de una manera extraña – de acuerdo a la lógica humana. Pero, esto fue profetizado por Isaías.)

 

A.     Lee Isaías 53:3-5. ¿Cuán fuerte crees que puede ser el nexo entre la vida de Jesús y esta profecía? (Dice específicamente que Jesús fue “traspasado por nuestras rebeliones.” Compara Juan 19:18 & 34 para mostrar que Jesús no fue simplemente traspasado con una lanza, sino también crucificado – clavado en la cruz.)

 

A.     Lee Isaías 53:6-7. ¿Cómo se compara este texto al servicio del santuario del antiguo testamento? (Específicamente compara a Jesús no simplemente con un cordero, sino que con un cordero usado en los sacrificios del templo porque dice “el Señor hizo recaer sobre Él la iniquidad de todos nosotros.”)

 

A.     Lee Isaías 53:12. ¿Que profetizó Isaías que el Mesías haría por ti y por mi? (Que daría Su vida para cargar con mi pecado y hacer intercesión por mi.)

 

1.     Amigo, ¿puedes dudar que Jesús es el cordero del que se habla en Isaías – un libro en el que las tres principales religiones del mundo creen que es la palabra de Dios?

 

I.     La Gracia Entendida

 

A.     Lee Romanos 5:18-20. ¿Que hiciste tu que la condenación de Adán y Eva cayera sobre ti? (¿Nacer? El texto dice que la condenación cayó sobre “todos los hombres.”)

 

1.     ¿Que hiciste tú para que la obediencia y la justicia de Jesús cayeran sobre ti? (¿Nacer? El texto dice: “la justificación que trae vida para todos los hombres.”)

 

a.     ¿Significa esto que nuestra salvación es automática?

 

A.     Lee Romanos 6:1-5. ¿Sugiere este texto que cualquier acción de nuestra parte es necesaria para participar de gracia dada por Jesús? (Si. Sugiere que nosotros optamos por la gracia al ser “enterrados” con Jesús a través del bautismo para que podamos vivir una nueva vida.)

 

1.     La pregunta de Romanos 6:1 es bastante curiosa por cierto. ¿por qué Pablo aún consideraría hacer semejante pregunta, mucho menos para comenzar esta sección de su lógica con ella? (Este es uno de los argumentos más fuertes de que la gracia viene sin ser ganada por buen comportamiento. La conclusión (desde Romanos 5) es tan fuerte que nuestras acciones no tienen nada que ver con ganar nuestra salvación, que Pablo se ve forzado a decir “¡Espera, Esto no significa que deberías continuar pecando para mantener la gracia fluyendo!”)

                                         

1.     ¿Tiene sentido esto para ti basado en el modelo del Antiguo Testamento? ¿Hizo algún “mérito” para ser perdonado de sus pecados la persona que llevó el cordero para ser sacrificado en el templo? ¿Se “merecía” esa persona la justicia? (No. Ellos simplemente vinieron con un sacrificio y reclamaron sus beneficios.)

 

A.     Lee Romanos 6:15-17. ¿Qué razón tiene un benefactor de gracia para obedecer a Dios? (Porque lo hemos elegido a Él y le hemos dado nuestra alianza a Su sistema.)

 

1.     Considera esto un momento: Si tuvieras una actitud como la que describe Romanos, ¿Pensarías que alguna de las reglas de Dios son un límite para tu libertad?

 

1.     ¿Hay algo que te gustaría hacer si pudieras “suspender las reglas” por un tiempo? ¿Alguien con quien te gustaría tener una aventura? ¿Algo que te gustaría robar? ¿Algún acto egoísta que haría que otros te admiraran? ¿Alguna venganza que te gustaría tomarte?

 

a.     Si tu respuesta a cualquiera de estas preguntas es “Si, me gustaría suspender las reglas de Dios por un año,” pregúntate a ti mismo ¿Por qué Dios tiene Sus reglas? (Satanás trata de enmascarar el hecho de que las reglas de Dios son para nuestro beneficio.)

 

a.     ¿O es simplemente un impulso natural de nuestro corazón pecador el querer pecar?

 

a.     Si el pecado es algo que nos gustaría hacer, si las reglas están suspendidas, ¿Por qué Jesús sufrió tan terriblemente por el pecado? ¿Por qué un cordero, mucho menos Dios, tiene que morir – y morir tan dolorosamente? (es lo opuesto al amor de Dios. Pensamos que el pecado nos traerá alegría, pero lo que Satanás realmente tiene en mente para nosotros es lo que le hizo a Jesús. Si pudiéramos ver claramente los objetivos de Dios y los objetivos de Satanás, nos alejaríamos corriendo del pecado.)

 

A.     Lee Romanos 7:1-4. ¿Nos sujeta la ley? (No. No nos sujeta más de lo que estamos sujetos por nuestros votos matrimoniales cuando nuestro cónyuge muere.)

 

1.     ¿Qué significa el versículo 4 cuando habla de “pertenecer a otro” o “dar frutos a Dios?” (Tenemos una nueva obligación de alguna clase.)

 

1.     En este punto ¿estamos viviendo una vida libre de pecado? (Lee Romanos 7:21-25. Deberías leer todo Romanos 7 para tener el sentido correcto de esto. Pablo parece decir que aún cuando estamos bajo la gracia, luchamos con el pecado.)

 

a.     ¿Por qué hay una lucha si la ley ha muerto en nuestra vida?

 

A.     Lee Romanos 8:1-14. Esta es una lectura muy larga, pero creo que es necesario comprender la gracia. Ahora que no estamos sujetos por la ley, ¿Importa nuestra conducta? ¿Importa nuestra actitud? (¡Si! “Si vives de acuerdo a tu naturaleza pecadora morirás.” Una vez que el Espíritu Santo nos convence de que Dios nos amó tanto que murió por nosotros; una vez que el Espíritu Santo nos convence de que Jesús sufrió la pena natural por nuestro pecado – y que morimos al pecado en Jesús; Una vez que el Espíritu Santo nos convence de que la ley de Dios es solamente para nuestro bien y que Satanás solo tiene en mente hacernos daño, entonces tenemos un deseo de vivir de acuerdo con Dios. Tenemos nuestra mente puesta en lo que el Espíritu Santo desea.)

 

1.     ¿Cuán importante es guardar el sábado en esta nueva vida? (Algunos dirían que esto es la esencia de tratar de vivir de acuerdo a la ley. Pero, el sábado nos re energiza a una vida guiada por el Espíritu. Nos recuerda que Jesús creó el universo (mostrando de esta manera Su autoridad sobre nosotros), nos recuerda que Él vivió, murió y se levantó de la tumba por nosotros (mostrando de esta manera Su amor y nuestro rescate), pone aparte tiempo para que nosotros pongamos nuestras mentes en los deseos espirituales.)

 

A.     Amigo, ¿Le darás hoy tu actitud a Dios? ¿Le pedirás al Espíritu Santo que te ayude a poner tu mente en lo que Dios desea? ¿Te alejarás de tu naturaleza pecadora?

 

I.           La Semana Próxima: El Descanso.