<--

Lección 3 La Esperanza

(Salmos 33, 39, 43, 71 & 146, 1 Pedro 1)

    Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:.

 

 

Introducción: ¿Piensas que tus esperanzas se están hundiendo? Cuando apenas tenía 20 años, creía que los Estados Unidos se estaban dirigiendo hacia su final. ¿Por qué no? Toda clase de naciones emergen y se hunden. ¿Por qué USA debería ser diferente? Entonces Ronald Reagan fue elegido presidente y mi actitud cambió completamente. Tenía esperanzas en el futuro de mi país. Ahora los Estados Unidos, y el mundo en general, parece estar en completamente en problemas. ¿Cómo debería ver estas cosas un cristiano? Todos vivimos en países diferentes, ¿Cambia el futuro de nuestro país la esperanza que nosotros tengamos en el fututo? Se honesto, ¿Quieres estar sentado en el frío y la oscuridad del sótano abrazando la esperanza espiritual tú solo? ¡Introduzcámonos es nuestro estudio de la Biblia y veamos que clase de esperanza les ofrece Dios a sus seguidores!

 


I.     ¿Esperanza o Ayuda?

 

A.     Salmos 146:5. ¿Si yo te ofreciera esperanza o ayuda, cuál elegirías?

 

1.     ¿Son diferentes la una de la otra?

 

1.     ¿De qué manera sugiere este versículo que ambas trabajan juntas? (Que la esperanza en Dios nos da verdadera ayuda.)

 

A.     Lee Salmos 146:6. ¿Por qué el salmista recita las credenciales de Dios inmediatamente después de hablar sobre aquellos cuya esperanza y ayuda está en Dios? (Esto prueba que Dios puede hacerlo. ¡Si Dios puede crear los cielos y la tierra, Él puede solucionar nuestros pequeños problemas!)

 

A.     Lee Salmos 146:7. Mira la primera oración. ¿Cómo el sujeto de la primera parte de esta oración es tan diferente al de la segunda parte? (¡Dios da justicia y Él da alimento!)

 

1.     ¿Cómo hace esto Dios? (¡Esto podría involucrar tu ayuda!)

 

1.     Después de asegurarme de justicia, ¡ahora leo que Dios libera a los prisioneros! ¿Cómo es esa justicia? (La inferencia es que estos son los que han sido prisioneros injustamente. Dios da justicia real en la cara de la injusticia humana.)

 

A.     Lee Salmos 146:8. ¿Piensas que estamos hablando de aquellos que están literalmente ciegos? (Sabemos que Jesús curó a los ciegos (Mateo 9:27-30), pero la referencia a aquellos “agobiados” me hace pensar que este versículo también se refiere a aquellos cuyas cargan son muy grandes. Estos son individuos que están tan descorazonados por sus circunstancias que no pueden ver ninguna esperanza para el futuro.)

 

1.     ¿Qué significa “ver” el futuro?

 

1.     ¿Por qué el texto agrega, aparentemente sin relación alguna, la nota de que Dios ama a los justos? (Dios tiene un interés especial en aquellos que lo obedecen. La obediencia ayuda a aclarar tu futuro.)

 

A.     Lee Salmos 146:9. ¿Que tienen en común las viudas, los huérfanos y los extranjeros? (Ellos son la parte más débil de la sociedad y Él interviene para ayudarlos contra los malvados.)

 

A.     ¿Qué clase de esperanza ofrecen estos versículos en Salmos 146? (¡Una esperanza de ayuda real! Dios es capaz de ayudar. Él ayuda con justicia y con alimento. El ayuda en la depresión. Él ayuda a todos aquellos que no tienen “poder” en este mundo. Él cuida a aquellos que le obedecen.)

 

I.     Esperanza Vigilante

 

A.     Salmos 33:18-19. Los gobiernos parecen estar instalando más y más cámaras para grabar las actividades de los ciudadanos. ¿Aprecias que el gobierno te “cuide” de esta manera? ¿Y que Dios te cuide?

 

1.     Teníamos unos amigos con tres hijos. El padre era un hombre inteligente, pero de alguna manera distraído. Su esposa relataba como dejaba a su esposo en el centro de compras “cuidando” al bebé. “Papá” se distraía con algo y se alejaba dejando al bebé solo en el cochecito en medio de la gente. Entonces “mamá” regresaba y encontraba al bebé solito – y bueno, ¡esta era una historia que se repetía tantas veces! ¿Cuál es tu reacción con Dios cuando te asegura que Él está vigilándote? (La buena noticia es que Dios conoce por lo que estoy pasando. Él está presente en mis problemas y Él me ama.)

 

A.     Lee Salmos 33:20-21. ¿Por qué este texto usa la palabra “esperamos?” (Muestra que Dios no siempre actúa con nuestro itinererio.)

 

A.     Lee Salmos 33:22. ¿Por qué crees que el salmista describe el amor de Dios como “incondicional”[1] en este contexto? (Dios es nuestra ayuda y nuestro escudo. A veces, parece que la ayuda y el escudo no están presentes – por esto la razón de nuestra espera y nuestra esperanza. El salmista nos dice que el amor de Dios es incondicional para asegurarnos que la ayuda está en camino.)

 

I.     Esperanza Para Nuestra Reputación

 

A.     Lee Salmos 39:7-8. Cuando era joven mis maestros me enseñaron que Dios perdonaría mis pecados, pero que yo tendría que sufrir las consecuencias de mis pecados. ¿Qué clase de esperanza se está discutiendo en estos versículos? (Podemos esperar que la magnitud de nuestro pecado no nos avergüence. Dios en su misericordia a veces nos proteje de la consecuencia vergonzosa de nuestros pecados.)

 

A.     Lee Salmos 39:10-11. ¿Quita Dios las consecuencias del pecado? (Dios puede protegernos de que otros pecadores se rían de nosotros, pero Dios nos disciplina por nuestro bien.)

 

I.     Esperanza en El Desánimo

 

A.     Lee Salmos 43:5. ¿Comprendes lo que el salmista está diciendo? ¿Has sentido alguna vez que tu alma está “abatida” y te sientes infeliz y perturbado?

 

1.     ¿Cuál es nuestra esperanza en tales situaciones? (Que Dios nos librará del desánimo y la tristeza. Tal vez alabar a Dios es el comienzo de la salida. Yo se que la alabanza eleva mi corazón.)

 

I.     Esperanza en la Vejez

 

A.     Lee Salmos 71:9. ¿Cómo cambia la esperanza con la vejez?

 

1.     Imagina que dependieras de otros para casi todas las cosas en tu vida. ¿Cómo afectaría eso tu actitud?

 

A.     Lee Salmos 71:10-12. Esto suena como que el rey David está escribiendo (los comentarios no se ponen de acuerdo en este punto), y está preocupado por sus enemigos políticos. ¿Es esta solo la preocupación de los reyes ancianos o podría haberle sucedido esta clase de cosa a trabajadores ancianos también?

 

1.     ¿Podría esto ser comparado con las dificultades de la tercera edad?

 

1.     Aún en la ancianidad, ¿tenemos esperanza? (Nuestra esperanza está en Dios, y en Su voluntad de rescatarnos rápidamente.)

 

I.     Esperanza en la Salvación

 

A.     Hasta ahora, hemos estado estudiando lo que la Biblia nos enseña sobre la esperanza en Dios por ayuda concreta y real aquí en la vida. Vamos ahora a otra fuente de esperanza. Lee Colosenses 1:24-27. Pablo escribe sobre su sufrimiento por el evangelio. ¿Cuál es el objeto de la esperanza de los gentiles? (Jesús. Porque en Jesús tenemos esperanza de “gloria.”)

 

A.     Lee Tito 1:1-3. ¿Cuál es nuestra esperaza con respecto a la vida cristiana? (Que tendremos vida eterna.)

 

1.     ¿En qué esta basada esa esperanza de vida eterna? (Antes del comienzo de los tiempos Dios hizo una promesa de ofrecerle a los seres humanos la vida eterna. Jesús hizo realidad esa promesa.)

 

A.     Lee 1 Pedro 1:3-5. En adición a la vida eterna, ¿Qué otra esperanza tenemos sobre el cielo? (Que tendremos una herencia que no se corrompe.)

 

1.     Mientras tanto, ¿Qué sucede con nosotros? (1 Pedro 1:5 nos dice que a través de la fe somos “protegidos por el poder de Dios” ¡hasta que llegue nuestra salvación! A pesar de nuestros problemas actuales tenemos esperanza de vida eterna.)

 

I.     Santidad y Esperanza

 

A.     ¡Cuán bendecidos somos! Podemos tener esperanza en que Dios nos ayude ahora y tenemos esperanza de una gloriosa vida eterna. Todo esto es hecho posible por Jesús. ¿Qué deberíamos estar haciendo mientras tanto? (Lee 1 Juan 3:2-3. Nosotros nos “purificamos” a nosotros mismos.)

 

1.     ¿Qué significa para nosotros purificarnos a nosotros mismos? Solamente Dios es puro. (Necesitamos esforzarnos, por el poder del Espíritu Santo, para pensar y vivir correctamente.)

 

A.     Amigo, ¿Y tú? ¿Estás experimentando problemas en tu vida? Dios te ofrece esperanza y ayuda aquí y ahora – en Su horario no en el tuyo. Lo que es más importante, Él nos ofrece esperanza de vida eterna. ¿Estás viviendo como uno que espera en Dios?

 

I.                         La Semana Próxima: La Vida.



[1] Note que la Nueva Versión Internacional en inglés usa la palabra “unfailing” cuya traducción es literalmente: infalible, incondicional.