<--

Lección 2 La Fe

(Hebreos 11, Salmos 19, Juan 20, 1 Pedro 1, Lucas 8)

   

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: .

 

Introducción: Se nos dice que la fe no es una convicción racional. ¿Estás de acuerdo? Considera que los discípulos creían que Jesús vendría otra vez a la tierra en su época. (Lee 1 Tesalonicenses 4:15-18). Han pasado más o menos 2.000 años. He esperado gente que ha llegado tarde, y yo mismo he llegado tarde alguna vez. Pero, a simple vista, esto parece un tanto ridículo. ¿Alguna vez has creído algo que era completamente irracional? ¿Algo en lo que no hay ni una pizca de evidencia? ¡Las llamamos supersticiones! ¿Que dice la Biblia sobre la fe? ¿Está más allá de las evidencias? ¿Se requiere acaso que esperemos miles de años sin prueba alguna para probar que no somos tontos? ¿O es que acaso la fe tiene una raíz basada en hechos sobre los que podemos construir? ¡Vayamos a la Biblia y descubrámoslo!

 


I.     ¿Sin Evidencia?

 

A.     Lee Hebreos 11:1. ¿Cuál dice este texto que es la evidencia probatoria para nuestra fe? (Nuestras esperanzas y las cosas que no vemos.)

 

1.     No soy un experto en griego, pero Hebreos 11:1 en griego parece decir sobre la fe que “la evidencia no se ve.” ¿Significa eso que la gente que dice que la fe no es una convicción racional, tiene razón?

 

a.     ¿O significa que realmente hay evidencia para la fe pero que simplemente nosotros no somos testigos presenciales de ella?

 

A.     Lee Hebreos 11:3. ¿Somos testigos presenciales de esto? (No.)

 

1.     ¿Hay algo para que veamos aquí? (Si. Vemos el universo.)

 

1.     ¿Es verdad esto de “la evidencia no es visible” para nuestra fe en el sentido que el universo fue creado por Dios por su propio mandato? (No vimos a Dios hacerlo. Una “orden” oral no sería visible ni aún si hubiésemos estado observando el evento.)

 

A.     Lee Salmos 19:1-3. ¿Tienen acaso una opinión diferente David y el autor de hebreos?

 

1.     Hebreos 11:3 nos dice que solamente por fe creemos que Dios creo el universo. El rey David dice que los cielos son una manifestación real (“declara,” “demuestra conocimiento” sobre nuestro Dios Creador.) Todos escuchan y pueden comprender este mensaje. ¿Quién, David o hebreos, tiene el mejor argumento?

 

A.     Mira alrededor. ¿Que te dice la evidencia que ves cada día sobre si tu universo evolucionó o si tuvo un Diseñador inteligente?

 

1.     ¿Que le sucede a tu jardín sin la intervención humana?

 

1.     ¿Cómo se las arregla tu casa sin la intervención humana?

 

1.     ¿Qué le sucede a tu auto sin la intervención humana?

 

1.     ¿Cómo se realiza tu trabajo sin la intervención humana? (No se tu, pero mi jardín, mi casa, mi auto y mi trabajo están constantemente necesitando mi atención – sin contar que no pueden sobrevivir sin una “inteligencia externa.” Si ningún ser humano interviniera, dejarían de tener una existencia productiva.)

 

A.     Mi percepción es que explicación científica actual para la existencia del universo es la teoría del Big Bang en cuyo evento el universo explotó de un simple punto en un simple hecho. ¿Cuál es la evidencia científica para esto? (El universo está expandiéndose uniformemente en todas direcciones.)

 

1.     ¿Es también esto evidencia de que un Creador Dios en un punto en el tiempo llamó al universo a la existencia?

 

1.     Los científicos creen que el índice de expansión del universo es crítica. Si se expandiera demasiado rápido, fuerzas gravitacionales despertarían y el universo “explotaría.” Si se expandiera demasiado despacio, fuerzas gravitacionales tomarían el control de la expansión y el universo implotaría. ¿Es esto evidencia para la oportunidad de un “bang” al azar o de un Diseñador que estableció precisamente el índice de expansión?

 

A.     Lee hebreos 11:4. ¿Le faltaba evidencia a Abel para tener fe en Dios? (El tenía toda la evidencia a su alrededor. La inferencia es que Dios les hablaba directamente a Caín y Abel (Génesis 4:6).)

 

1.     Así que, ¿Cuál, exactamente, es el objeto de la fe de Abel? (Su fe estaba en Dios. Confiar en Dios era el centro de la fe de Abel.)

 

1.     Se nos dice que Abel aún habla. ¿Qué te dice a ti? ¿En que basas tu fe en lo que el dice? (La corta historia de Abel (Génesis 4:1-10) tiene toda clase de afirmaciones sobre la fe. Nos dice que rechazar a Dios nos guía al más serio de los pecados. Nos dice que obedecer a Dios puede no significar que tengamos una vida perfecta aquí. Sugiere que Dios cumplirá con nosotros hasta el final, completamente.)

 

I.     Primer Ejemplo de Fe: Tomás

 

A.     Lee Juan 20:19-25. ¿Tenía Tomás alguna evidencia que Jesús había resucitado? (Si. El tenía el testimonio de varios testigos presenciales confiables.)

 

1.     ¿Qué clase de evidencia demandaba Tomás? (Evidencia de primera mano.)

 

A.     Lee Juan 20:26-29. ¿Qué clase de fe encomienda Jesús? (La de aquellos que no han visto, pero creyeron.)

 

1.     ¿Está pidiendo Jesús una fe irracional y ciega? (Dos cosas. Primero, Jesús le da a Tomás precisamente la clase de prueba requerida. Segundo, la gente “bendecida” es aquella que basa su fe en el testimonio de otros. Jesús no está pidiéndole a Sus seguidores que imaginen que Él ha resucitado.)

 

I.     Segundo Ejemplo de Fe: Tú

 

A.     Lee 1 Pedro 1:3-5. El versículo 5 se refiere a nosotros siendo protegidos por “fe.” ¿Contra qué estamos siendo protegidos? (Lee 1 Pedro 1:6. Nuestra fe nos protege del desánimo cuando las dificultades nos amenazan.)

 

1.     Lee otra vez 1 Pedro 1:3-5. ¿Cuál es el objetivo de nuestra fe? (Que Dios nos dará una vida nueva en una tierra hecha nueva. Nuestra esperanza en esto está basada en la victoria de Cristo sobre la muerte.)

 

A.     Lee 1 Pedro 1:8. ¿Somos testigos presenciales de la resurrección de Jesús? (No.)

 

A.     Lee 1 Pedro 1:10-12. ¿Estamos faltos de evidencia de la resurrección de Jesús? (No. Tenemos las afirmaciones de Pedro sobre esto. Pero, más que eso, tenemos las profecías cumplidas sobre Jesús. Estos profetas del Antiguo Testamento estaban hablándonos a nosotros cuando escribieron las profecías sobre Jesús.)

 

I.     Tercer Ejemplo de Fe: Jairo

 

A.     Lee Lucas 8:40-42. ¿Tenía fe Jairo? ¿En qué estaba apoyada su fe? (Su fe (¿esperanza?) era que Jesús curaría a su hija enferma.)

 

1.     ¿Era irracional la fe de Jairo?

 

A.     Lee Lucas 8:43-49. ¿Tiene alguna evidencia Jairo de que Jesús lo ayudará? (Tiene algunas evidencias, pero ahora todo lo evidente es que Jesús le ha fallado.)

 

A.     Lee Lucas 8:50. ¿Tiene Jairo alguna evidencia ahora que Jesús lo ayudará?

 

1.     Si dices, “Si,” ¿Cuál es esa evidencia?

 

A.     Lee Lucas 8:51-56. ¿Cuál era el estado de fe de los dolientes anterior al versículo 54?

 

1.     Mira específicamente al versículo 56. ¿Cuál es el nivel de la fe de Jairo? (Los padres estaban atónitos – lo que sugiere que Jairo no tenia fe de que su hija resucitaría.)

 

A.     ¿Qué nos enseña esta última historia sobre nuestra fe en Dios y el estado de evidencia para nuestra fe? (Primero, nos muestra que aún cuando la evidencia indique que Dios nos ha defraudado, nuestra fe debería esperar los tiempos de Dios. Segundo, Jairo tenia evidencia en el poder de Jesús – si solo por causa de la curación de esa mujer que lo retrasó, su hija había muerto. Lo que requería una fe no vista era la magnitud del milagro – ¡la resurrección!)

 

A.     Amigo, hay suficiente evidencia para la fe. ¿Te sostendrás fuertemente a tu fe aún cuando no tengas evidencia de “testigos presenciales,” o cuando lo que veas sea evidencia contraria? ¡Si esperas, en la fe, Jesús te dará vida eterna! Si sientes que empiezas a dudar, mira el universo y la creación y pregúntate a ti mismo si esto se ve como si hubiese aparecido por casualidad.

 

I.           La Semana Siguiente: La Esperanza.