<--

Lección 1 El Amor

(Mateo 5 & 22, 1 Juan 2, Romanos 13)

   

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:.

 

Introducción: Acabamos de finalizar nuestra serie de lecciones sobre el don de profecía. 1 Corintios 13:2 nos dice que si tenemos el don de profecía, pero no tenemos amor, ¡somos nada! Que apropiado es comenzar nuestra serie de lecciones sobre la vida del cristiano justamente estudiando el amor. ¡Introduzcámonos en la Biblia y veamos como podemos ir de la nada a algo amando!

 


I.     Sostenidos En Amor

 

A.     Lee Mateo 22:34-36. Si te hicieran esta pregunta, ¿qué responderías? ¿Afirmarías firmemente que todos ellos eran de igual importancia?

 

1.     ¿Cómo piensas que hubieran respondido los fariseos a su propia pregunta?

 

A.     Lee Mateo 22:37-40. ¿Les dio Jesús uno o dos mandamientos?

 

1.     ¿Puede resumirse la respuesta de Jesús en “amar a todos” o hay una seria diferencia entre amar con todo tu corazón, alma y mente, y amar como te amas a ti mismo?

 

1.     ¿No te parece este un mandamiento curioso? ¿Cómo puedes ordenarle a alguien que ame?

 

1.     Piensa en los Diez Mandamientos. Están divididos entre nuestras obligaciones para con Dios y para con el prójimo. ¿Es esta la manera en que obedecemos este curioso mandamiento a amar, obedeciendo todos estos requerimientos de “No?”

 

a.     Por ejemplo, si tengo la misión de amar a mi vecino peludo, oloroso y vago, y determino no codiciar su perro, su esposa ni su casa ¿verdad?

 

a.     ¿Y cuando el es recíproco no codiciando mi perro, ni mi esposa ni mi casa, estamos en perfecta armonía con los mandamientos y nos “amamos” el uno al otro?

 

1.     Lee 1 Juan 2:3-6. ¿Qué nos enseña este texto sobre la obediencia y el amor? (Dice que si obedecemos, entonces el amor de Dios se manifiesta plenamente en nosotros.)

 

1.     Lee Marcos 7:21-22. Espera un minuto, pensé que acabábamos de aprender que si guardamos los mandamientos, lo que continúa es el amor. ¿Cómo puede este texto decir que todas esas cosas malas vienen de nuestros pensamientos? ¿Entonces el amor viene de afuera hacia adentro o de adentro hacia afuera?

 

a.     Si contestas “desde adentro hacia afuera,” (como sospecho que lo hará la mayoría) ¿cómo, entonces, amo a mi vecino peludo, transpirado y vago? Mantener mis manos lejos de sus cosas es bastante honesto y directo, mostrarle afecto es algo bastante diferente.

 

A.     Lee 1 Pedro 1:22. Este texto nos dice que nos amemos “unos a otros profundamente, desde el corazón.” ¡Eso debería ser un desafío! ¿Cómo sugiere este texto que deberíamos prepararnos para este desafío? (Dice “ahora que se han purificado obedeciendo a la verdad y tienen un amor sincero por sus hermanos.”)

 

1.     ¿Cómo es que mis obras me preparan para amar? (Esta es la idea más interesante y menos lógica: ¡La obediencia a Dios nos prepara para ser capaces de amar a nuestro vecino peludo y oloroso!)

 

A.     Lee 1 Pedro 1:23. ¿Por qué esta sentencia sigue al mandamiento de amar profundamente? (La idea es que una nueva vida, caminando en el camino de Dios, nos da la habilidad de amar a nuestro prójimo.)

 

1.     Esto debe significar que Dios ha hecho algo por nosotros para causar este cambio de actitud. Veamos lo que sigue.

 

I.     Un Dios Tan Amante

 

A.     Lee Génesis 2:18-22. Leyendo estos versículos, ¿cual dirías que fue la actitud de Dios hacia Adán? (Dios crea la perfección para el. Dios le permite ponerle nombre a los animales. Dios está preocupado por la soledad de Adán.)

 

A.     Lee Éxodo 20:8-11. ¿Que revela esto sobre la actitud de Dios hacia nosotros? (Dios provee para nuestro descanso – aún para aquellos de nosotros que somos sirvientes y extranjeros.)

 

A.     lee Juan 3:16-18. ¿Cuál es la mayor muestra de amor de Dios hacia nosotros? (El dejó Su gloria y Su vida para permitirnos el don de la gloria y la vida. El fue condenado en lugar de venir a condenarnos.)

 

A.     Cuando piensas en lo que Dios hizo por los seres humanos, ¿Éstas obras crearon Su amor o Su amor creó éstas obras?

 

1.     ¿Y nosotros? ¿Las obras de Dios por nosotros crean amor hacia Dios?

 

a.     Si es así, ¿podemos decir que cuando nuestro prójimo comienza a ser amoroso con nosotros, entonces recién nosotros amaremos a nuestro prójimo?

 

A.     Lee Deuteronomio 6:4-7. Cuando Dios dice que Sus Mandamientos son para que “los guardes en tu corazón,” ¿qué quiere decir? (No podemos obedecer verdaderamente a Dios al menos que lo amemos.)

 

1.     ¿Por qué? ¿Por qué no solo podemos obedecer? (Ésta idea de que la obediencia nos ayuda a amar está en 1 Pedro 1:22. Sin embargo, la enseñanza de Jesús en Marcos 7:20 es que nuestras acciones reflejan nuestra actitud. Si tenemos un corazón de amor hacia Dios, entonces lo obedeceremos. Por esto es que la Ley (Mateo 22:36-38) “depende” de amar a Dios.)

 

A.     Sé honesto, ¿Sientes que sinceramente amas a Dios? Por décadas yo tuve un problema en esta área. Yo sabía lo que significaba amar cuando era un niño por mi familia y cuando fui un adulto lo sabía por mi esposa y mis hijos. Lo que sentía por Dios era más parecido al respeto – no al sentimiento que tenía por mi familia. Las cosas comenzaron a cambiar cuando me di cuenta de cómo había estado dando vueltas como un tonto sobre mi naturaleza pecadora. Cuando me enfrenté cara a cara con mí ser pecaminoso, cuando me di cuenta cómo Dios me amaba aún así y me perdonaba, eso me dio un corazón de gratitud. Cuando me di cuenta de la gran bondad de Dios hacia mí en los detalles de mi vida, eso me cambió. ¡Mi corazón de piedra se convirtió en un corazón de gratitud y amor!

 

I.     ¿Amar a Nuestro Prójimo?

 

A.     Lee Mateo 5:43-48. Ahora Jesús se está poniendo ridículo ¿verdad? Tenemos que ir más allá aún. De amar a nuestro vecino peludo y oloroso a amar a aquellos que nos persiguen. Asumiendo que no somos masoquistas, ¿Cómo podemos amar a alguien que nos está lastimando?

 

1.     Lee nuevamente Mateo 5:45 porque nos da un ejemplo de cómo Dios “ama” a los malvados. Al considerar este ejemplo, ¿Está Dios pidiéndonos que mostremos afecto por nuestros enemigos? (Dos cosas. Primero, la palabra griega usada para amor en relación con nuestros enemigos es una que significa “amor social o moral” más que afecto. Segundo, el ejemplo de “amor” de Dios es tratar a nuestros enemigos como a cualquier otra persona.)

 

A.     Lee Romanos 12:17-21. ¿Cómo define esto amar a nuestros enemigos?

 

1.     ¿Significa esto que deberíamos quitar la venganza de nuestra mente? (Si Dios promete venganza, entonces el asunto está fuera de cuestión. Eso está prohibido para nosotros.)

 

a.     ¿Que significa “actuando así harás que se arrepienta de su conducta?” ¡Esto no me suena a afecto!

 

A.     Algunos años atrás comencé a estudiar otras religiones para poder tener una base apropiada para alegar que el cristianismo es la única religión verdadera. Ese estudió incluyó leer los dichos del Dalai Lama. Me quedé atónito al aprender que el Dalai Lama tiene enseñanzas de “como amar a otros” que son un paralelo de las instrucciones de Jesús en Mateo 5. El Dalai Lama preguntaba esto: ¿Cuántos enemigos verdaderos tienes? ¿Cuántas personas están persiguiéndote realmente? Si eres una persona normal, la respuesta es “muy pocos.” Estos pocos presentan una gran oportunidad de mejorar tu carácter. Míralos como una bendición.

 

A.     Lee 2 Corintios 5:14-16. El Dalai Lama, como la mayoría de todas las falsas religiones, promueve un evangelio de obras. Su motivo para que tú ames a tus enemigos es mejorar tu carácter. ¿Cuál es el motivo cristiano de amar a tu enemigo? (Que Dios nos amó primero – ¡Él murió por nosotros aún cuando éramos Sus enemigos! Lee Romanos 5:10.)

 

A.     Amigo, Si no fuera por Jesús estarías muerto. No tendrías esperanza ni futuro. Cuando mueren tus seres amados, nunca más los verías otra vez. Tu sabes que tan mala persona eres (y si no lo sabes, estás jugando contigo mismo) y tu sabes de qué manera Jesús te perdonó y te quitó los pecados. A la luz de todo esto, ¿cómo puedes ayudar sin amar a Dios? ¿Cómo puedes ser de otra manera sino justo, leal y equitativo con los que te rodean – incluyendo a los que te hacen daño? Si no sientes amor por Dios, te invito a arrepentirte ahora mismo y pedirle a Jesús que entre en tu vida.

 

I.           La Próxima Semana: La Fe.