<--

Lección 12 Bendiciones del Don Profético

(Deuteronomio 7, Éxodo 19, Juan 14, Lucas 13)

   

    Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: .

Ore para que el Espíritu Santo guíe su mente mientras estudia.

 

Introducción: ¿Cuán buenos son los profetas? Puesto que hemos aprendido que los profetas nos dan mensajes de Dios, parece que la respuesta es obvia: Podemos escuchar la voz de Dios. Pregúntate a ti mismo: “¿Estás seguro que realmente quieres escuchar la voluntad de Dios para tu vida?” Considerando la reacción de muchos hacia la Biblia, sospecho que la respuesta de algunas personas es “no.” Introduzcámonos en nuestro estudio de la Biblia de esta semana y descubramos que bendiciones hay depositadas para aquellos que desean saber y seguir la voluntad de Dios.

 


I.     El Amor y la Voluntad de Dios

 

A.     Lee Deuteronomio 7:7-8. ¿Sobre qué base Dios eligió a su pueblo? ¿Fue porque sintió lastima de ellos porque eran los desechos de la misma basura? (Dios los amó y le había hecho una promesa a sus ancestros.)

 

1.     ¿No ama acaso Dios a todos? Si tu respondes “si,” entonces ¿Cómo explicas este texto?

 

1.     ¿Que promesa le había hecho Dios a sus ancestros? (Lee Éxodo 19:5-6. Si ellos obedecían a Dios serían su propiedad exclusiva. Esta promesa nos lleva a la historia de Abraham y el pedido que Dios le hace de sacrificar a Isaac en Génesis 22.)

 

1.     ¿Qué cosa está en primer lugar: el amor de Dios o la obediencia de ellos? (Lee Éxodo 19:3-5. Vemos que Dios primero rescató al pueblo y luego les pide obediencia.)

 

A.     Lee Deuteronomio 7:9-10. ¿Recuerdas que te pregunté antes si Dios amaba a todos? Si estuvieras leyendo estos versículos por primera vez, ¿que clase de relación dirías que tenía Dios con los seres humanos? (El ama a aquellos que lo aman y lo obedecen, y destruye a los que lo odian.)

 

1.     ¿Por qué el texto dice que este es “un pacto de amor”?[1] ¿Es este amor parte de un negocio? Después de todo, un pacto es un acuerdo de partes.

 

1.     Probablemente, esta no es la primera vez que has leído estos versículos en Deuteronomio 7. ¿Crees que significan algo distinto de lo que parecen decir?

 

A.     Vivimos en diferentes tiempos, ¿Siguen en rigor estas reglas aún? (Lee Juan 14:15, Juan 14:21 y Juan 14:23-24. Si. Jesús dice exactamente lo mismo.)

 

A.     Lee Juan 3:16. ¿No dice esto que Dios ama al mundo entero? ¿Hay acaso un conflicto entre este texto y lo que leímos en Deuteronomio 7 y Juan 14? (Dios ama a todos en el sentido de que Jesús murió por todos y el don de salvación está abierto a todos. Sin embargo, Dios tiene una relación especial con aquellos que le obedecen. Los cristianos nunca deben olvidar que ellos son salvos solo por gracia, pero tampoco deben olvidar que Dios espera y recompensa la obediencia.)

 

I.     El Rol del Profeta en las Bendiciones

 

A.     Lee Juan 14:25-26. ¿Cómo encaja un profeta en este plan? (El Espíritu de Dios obra a través de los profetas de la Biblia quienes escribieron lo que Dios dijo para nuestro beneficio. Hemos visto en esta serie de lecciones que los profetas nos recuerdan lo que Dios quiere que nosotros hagamos. Ellos nos advierten cuando nos apartamos del camino. El Espíritu Santo también nos hablará personalmente para recordarnos la voluntad de Dios.)

 

A.     Lee Deuteronomio 7:11-15. ¿Qué bendiciones deberíamos esperar por prestar atención a los profetas de Dios? (Dios nos dice que viviremos mejor si lo obedecemos a Él.)

 

A.     Lee Lucas 13:1. ¿Qué sucedió con estas personas? (Aparentemente estaban ofreciendo sus sacrificios en el templo y Pilatos los mató.)

 

A.     Lee Lucas 13:2-3. ¿Murieron estos galileos porque no estaban obedeciendo a Dios? (Jesús no dice que estaban obedeciendo a Dios. Él sí dice que lo que les pasó no reflejaba sus pecados.)

 

A.     Lee Lucas 13:4-5. ¿Qué le sucedió a estas personas? (Una torre les cayó encima. Probablemente estaban caminando y una pared colapsó, matándolos.)

 

1.     ¿Les cayó la pared encima porque eran malas personas? (Jesús no avala ni justifica su comportamiento, pero Él sí dice que ellos no fueron aniquilados por sus pecados particulares.)

 

1.     ¿Cuál es el mensaje principal de Jesús para nosotros en estas dos historias? (Todos debemos arrepentirnos de nuestros pecados.)

 

1.     ¿Que parece decir Jesús sobre la obediencia y las bendiciones?

 

A.     Lee Hebreos 11:35-39. Excepto por la primera frase, la gente descripta aquí es creyente, gente que fue obediente a Dios hasta el punto de morir, aun de formas terribles. ¿Están las reglas de Deuteronomio fuera de vigencia?

 

1.     ¿Cómo reconcilias Juan 14:23 con las terribles cosas que le están sucediendo a estas personas descriptas en Hebreos 11:37?

 

A.     ¿Cómo reconcilias la idea de obediencia = bendiciones con la vida difícil de Pablo o Pedro u otros profetas a través de los cuales Dios inspiró la Biblia?

 

A.     Lee Hebreos 11:40. ¿Cuándo estas personas (que están sufriendo terriblemente en la tierra) ganan las bendiciones de la obediencia? (En el cielo.)

 

A.     Después que Jesús habló de los galileos y de las personas muertas por la torre que se les cayó encima, Él continuó con una parábola. Lee Lucas 13:5-9. ¿Es bendecida esta higuera?

 

1.     ¿Es el hombre que está cuidando la higuera como un profeta? (El no solo cuidó la higuera mientras seguía con su trabajo en la viña, sino que hizo un trabajo especial para fertilizarla durante un año.)

 

1.     ¿Que le sucede a la higuera si no da frutos después de que el hombre ha trabajado en ella? (Es cortada.)

 

1.     ¿De qué manera esta parábola es una conclusión lógica a la respuesta de Jesús de las historias sobre los galileos y las personas aplastadas por la torre? (Si tu no te arrepientes, morirás - podría ser solo por un tiempo.)

 

A.     ¿Hay principios generales que encuentres en estos textos? (Todos somos pecadores. Todos necesitamos arrepentirnos. Cuando vemos que una terrible tragedia le sucede a alguien más, no podemos decir “Dios lo castigó por sus pecados.” Si Dios estuviera en el negocio de retribución, todos estaríamos en serios problemas. Por otra parte, Dios bendice a aquellos que buscan obedecerle. La regla general es que ellos gozan las bendiciones de la obediencia. Para la mayoría de las personas estas bendiciones encuentran su cumplimiento en el cielo. Para todos los que no se han vuelto a Dios, serán, como la higuera, “cortados” al final del tiempo (si no es antes).)

 

I.     Los Mensajes de los Profetas y la Salud

 

A.     Lee Levítico 7:22-23. ¿Qué bendición tenía Dios en mente cuando le dijo a Moisés que diera este mensaje? Compara Deuteronomio 7:15. (Yo dudo que esas personas tuvieran alguna idea que comer grasa no era saludable para ellos. Sabemos por la ciencia médica moderna que comer grasa no es saludable. Vemos que parte de las bendiciones de obedecer al profeta era la saludable ventaja de evitar la grasa.)

 

A.     Lee Isaías 38:21 y Levítico 15:1-7. ¿Que mensaje de medicina moderna vemos aquí?

 

1.     ¿Por qué este es el tema de un mensaje profético? (Una vez más vemos que Dios da consejos prácticos a través de sus profetas para la salud humana.)

 

A.     ¿Que nos enseñan los mensajes de Dios sobre la salud como asunto general sobre Su uso de los profetas para bendecirnos? (Eso muestra que los principios comunes, de cada día para una vida mejor son parte de las bendiciones del don profético.)

 

A.     Amigo, ¿Quieres ser bendecido? El mensaje de Dios para ti es que te arrepientas, creas y obedezcas. Si tú haces esto, serás bendecido. Esto no significa que nunca experimentarás una tragedia, pero significa que generalmente vivirás una vida mejor aquí en la tierra y tendrás la bendición de la vida eterna.

 

I.     La Semana Próxima: La Confianza en el Don Profético.



[1] .Note que la Nueva Versión Internacional en Inglés dice literalmente “pacto de amor”