<-- Lección 7 El Apóstol Juan

Lección 7 El Apóstol Juan 

(Lucas 5, Marcos 10, 1 Juan 3)

    

         

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione  de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link:.

Ore para que el Espíritu Santo guíe su mente mientras estudia.

 

 

Introducción: ¿Está en paz tu corazón? En este momento tengo un montón de cosas para hacer. Las cargas me oprimen en casa y el trabajo. Siempre estoy trabajando para encontrar el espacio para terminar lo que debo hacer (incluso para escribir esta lección cada semana). Nuestra lección es para aquellos cuyo corazón no está en paz. Jesús quiere que nosotros, como misioneros, tengamos paz en nuestros corazones. Él quiere que entendamos qué diferente son Sus tiempos y los nuestros. ¡Introduzcámonos en  la Biblia y encontremos el camino de la paz!

 


I.               Siguiendo a Jesús

 

A.               Lee Lucas 5:1-3. ¿Cuán inconveniente es Jesús para estos pescadores? (Muy poco. Ellos habían terminado la pesca por ese día, y Jesús estaba simplemente pidiéndoles prestado el bote así la gente podía verlo y escucharlo enseñar.)

 

A.               Lee Lucas 5:4-5. ¿Qué crees que motiva a Jesús a dar esta instrucción? (Aparentemente, Él está devolviendo un favor. Ustedes me prestaron su bote, yo los ayudaré a ganar algo de dinero.)

 

1.               ¿Quiere Simón hacer esto? Ponte en el lugar de Simón, ¿qué razones tendrías para no hacerlo? (Trabajó toda la noche y está cansado. Ellos habían limpiado las redes y todo el equipo y están listos para irse a casa. Jesús quiere que ellos salgan otra vez, y echen las redes en “aguas más profundas.”  Esto es como una cacería de patos salvajes, una total pérdida de tiempo, ¿Qué sabe de pesca este predicador?)

 

A.               Lee Lucas 5:6-7. ¿Valía la pena hacer lo que no querían hacer?

 

1.               ¿Y si simplemente no “hubieran creído” y no hubiesen hecho nada en respuesta a las palabras de Jesús?

 

a.               ¿Hubiera sido un “pecado” no hacer lo que Jesús decía? ¿No estaba Jesús solamente ofreciéndoles un favor que ellos podían tomar o dejar? (Mi primer reacción es que no creo que hubiera sido un pecado decir “estamos demasiado cansados de hacer esto. Lo haremos mañana.” Pero, mira la bendición que se hubieran perdido.)

 

A.               Lee Lucas 5:8-11. ¿Has cambiado de opinión sobre la razón por la cual Jesús le dijo a Simón que echara Sus redes? (Jesús está demostrando que ellos debían confiar y seguirlo. Este es el resultado del llamado a un discipulado de tiempo completo con Jesús.)

 

1.               ¿Qué hubiera sucedido si Simón no arrojaba sus redes?

 

a.               ¿No es pecado el no confiar en Jesús?

 

a.               No pescar nada hubiera sido una pérdida financiera. Simón hubiera tenido que trabajar el doble el día siguiente para pescar lo que se pesco esa noche.  ¿Qué promesa vemos para aquellos que sienten la presión de ganar su sustento?

 

A.               Nuestro estudio es sobre Juan, no sobre Simón. ¿Cómo está involucrado Juan en esto? (El es el socio de Simón.)

 

1.               ¿Está Juan tan involucrado como Simón? (Simón es el vocero, pero Juan está involucrado de igual manera.)

 

A.               Lee Marcos 1:19-20. ¿Qué hecho importante agrega esto a nuestra historia? (Nos dice que esto no era una cosa simple para Juan. Primero, Juan está dejando una sociedad con su padre. Segundo, este parece ser un negocio próspero. El negocio consiste al menos en Simón, Andrés, Juan, Santiago, Zebedeo y un número de empleados.)

 

1.               ¿Y si Jesús tan solo los llamaba sin la oportunidad de la gran pesca? ¿Lo hubieran seguido? (La reacción de Simón en Lucas 5:8 muestra que el pensó que esto era un milagro. Jesús tenía poder sobre la naturaleza. Además, los peces significaban dinero para ellos. Jesús mostró que el podía proveer un ingreso – aún cuando pareciera imposible.)

 

1.               ¿Qué nos enseña esto sobre nuestros esfuerzos misioneros? (Jesús puede suplir tanto las necesidades materiales como las espirituales.)

 

A.               Lee Marcos 10:35-37. ¿Cuánta motivación de un negocio ve Juan en esta decisión de seguir a Jesús? (Ahora vemos que el ángulo del negocio es mucho más fuerte de lo que nosotros pensábamos.  Juan dejó una sociedad próspera, pero esperaba haberse decidido por un “negocio” mucho más grande. El sería un gobernador en el nuevo reino de Jesús acá en la tierra.)

 

A.               Lee Marcos 10:41-45. ¿Está Jesús haciéndoles una propuesta engañosa?  ¿O, será que Juan creía que aún tenia la oportunidad de ser un gobernador? (Podría asegurar que Juan escuchó las palabras de Jesús “El que quiera hacerse grande,” pero no comprendió la parte del mensaje que decía “deberá ser un servidor.”)

 

1.               ¿Te recuerda esto la historia de Jairo de la semana pasada? ¿Es el tiempo un punto importante en este asunto?  (En la medida en que Juan entendió que Jesús estaba creando un reino en la tierra en el cual el, sería un jugador importante, Juan se estaba dirigiendo a una desilusión. El resto de la vida de Juan sería difícil, el nunca gobernaría. Pero, si colapsamos el tiempo (y las predicciones de Isaías 65:17-18 y Apocalipsis 21:1-3) vemos que Juan será de hecho un gobernador aquí en la tierra. Lee Apocalipsis 21:14.)

 

I.               La Transformación

 

A.               Lee otra vez Marcos 10:45. ¿Qué clara afirmación hace Jesús sobre Su futuro y la esperanza de los discípulos de ser gobernadores? (Jesús vino a servir y a dar Su vida por otros.)

 

1.               ¿Qué nos enseña esto sobre nuestra vida aquí?

 

A.               Lee 1 Juan 3:11-15. ¿Era Juan de alguna manera como Caín? (Si, cuando Juan era un rival para el resto de los discípulos. El deseaba regir sobre ellos, y deseaba más favores de Dios para si mismo que para los otros. En ese punto era igual que Caín. Caín comparó el favor de Dios para con Abel con la reacción de Dios para con el mismo, y decidió matar a su hermano.)

 

1.               ¿En que punto (1 Juan 3:14) Juan pasó de la muerte a la vida? (Cuando comprendió la idea de que amar a sus compañeros humanos significaba servirlos.)

 

A.               Lee 1 Juan 3:16-18. ¿Has hecho la transición de amar solo con palabras a amar con tu dinero y tus acciones?

 

A.               Lee 1 Juan 3:19-20. ¿Tienes paz en tu vida?

 

1.               ¿Cuál es la formula que sugiere Juan para conseguir paz? (Nuestros corazones van a descansar cuando nuestras vidas estén dedicadas a ayudar a otros.)

 

1.               ¿Cómo se relaciona esto con Caín y Juan (durante sus primeros años)? (Cuando ellos querían gobernar, sus corazones no tenían descanso. Dios no nos está diciendo que seamos perezosos ni que seamos faltos de ambición.  Colosenses 3:23 nos dice que trabajemos como si Dios fuese nuestro empleador. Pero, nuestro objetivo no es que tengamos sirvientes. Nuestro objetivo es hacer grandes cosas por otros, hacer grandes cosas por el reino de Dios.)

 

A.               Lee 1 Juan 3:21-22. ¿Cuántas personas leen estos versículos y razonan que Dios les dará todo lo que pidan?

 

1.               ¿Qué importante calificativo para esta promesa acabamos de discutir? (Si estás pidiendo ayudar a otros, si estás sirviendo a otros, entonces Dios te dará lo que quieres. Si estamos pidiendo ayudarnos a nosotros mismos, entonces este es un tema diferente.)

 

A.               Amigo, ¿Cuál es la dirección de tu vida? ¿Estás luchando para conseguir gloria personal o buscas ser una bendición para otros? Dios nos ofrece paz. Paz en nuestros esfuerzos para servir a otros aquí. Paz en el conocimiento que con tiempo Él pondrá todas las cosas en su lugar. Paz en el conocimiento de que Dios está a cargo. ¿Tomarás el camino de la paz?

 

I.               La Semana Próxima:  De la Insensatez a la Fe: El Aposto Pedro.