<-- Lección 13 Su Regreso como Rey y Amigo

Lección 13 Su Regreso como Rey y Amigo

(Mateo 25, 1 Corintios 13 y 15, Apocalipsis 19 y 21)

    

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione  de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: .

 

Introducción: ¿Qué es lo que sigue para el creyente? La semana pasada aprendimos como podemos tener confianza en nuestra salvación. ¿Qué hace la salvación por nosotros?  No vamos a volver sobre este punto, pero la salvación nos permite evitar el infierno. El borde del “Gran Pantano Triste” no está demasiado lejos de donde trabajo y el pantano se está incendiando actualmente. El humo ennegrece todo. Toda el área huele a asado o a madera quemada. Salir del humo y cambiar mis pensamientos al futuro para los creyentes me recordó que nosotros estamos evitando el infierno. ¿Cuál es el lado positivo de las cosas? ¿Cómo será el cielo?                        Vale la pena que nos extendamos en ese tema. ¡Introduzcámonos en la Biblia y descubrámoslo!

 


I.               La Gran Separación

 

A.               Lee Mateo 25:31-33. ¿Qué nos enseña esto sobre si hay un juicio final para los seres humanos?

 

1.               ¿Serán salvos todos los seres humanos?

 

A.               Lee Mateo 25:34-40. ¿Qué te preocupa de estos versículos? (Lo que me preocupa a mi es que el juicio parece puramente basado en las obras de los seres humanos, cuando la semana pasada aprendimos que está basado en nuestra aceptación de las obras de Jesús. También me trae problemas con la sugerencia de que los salvos ¡no son estudiosos de la Biblia! ¡Si hubieran estudiado la Biblia, hubieran leído este diálogo y sabrían la respuesta a su pregunta!)

 

1.               ¿Qué crees que están enseñando realmente esos versículos? (Que aquellos que son salvos tienen una transformación en sus corazones y naturalmente hacen buenas obras. No son conscientes de sus buenas obras. De otra manera, ellos hubieran respondido, “Seguro que lo hicimos, y no te olvides de las otras buenas obras que realizamos también.” Creo que esto prueba la verdad de Hebreos 10:16, un texto que estudiamos la semana pasada. Parte de nuestra salvación es que Dios escribe Su ley en nuestros corazones y mentes.)

 

A.               Lee Mateo 25:41-43. ¿Cuál es el aspecto negativo del juicio final? (La peor parte es donde Dios dice “Apártense de mi.” ¡Yo nunca quiero oír esas palabras! El demonio y sus ángeles son agentes activos de la rebelión. Si me pierdo, me tocará al menos una parte de lo que les toque a ellos.)

 

A.               ¿Es esta visión de un juicio y esperanza del cielo una enseñanza solo del Nuevo Testamento? (No. Lee Daniel 12:2-3.)

 

I.               El Cambio Perfecto

 

A.               Lee 1 Corintios 15:12-14. ¿Cuál es la garantía dada a los creyentes de ser resucitados a vida eterna? (Que Jesús resucitó.)

 

A.               Lee 1 Corintios 15:50-52. ¿Cuando serán resucitados los creyentes?

 

A.               Lee 1 Corintios 15:35. Nuestro texto anterior decía que “todos seremos cambiados.” Cuando resucitemos, ¿Qué clase de cuerpo tendremos? ¿Qué clase de lugar será el cielo? ¿Cómo serán las cosas? ¿Te has hecho alguna vez estas preguntas? ¿Cuales son tus pensamientos?

 

1.               Lee 1 Corintios 15:36. ¿Está diciendo la Biblia que es tonto contemplar estas cosas? (No. Dice que es tonto no entender este punto. ¡Es algo que nosotros podemos comprender!)

 

1.               Lee 1 Corintios 15:37-41. ¿Qué sugiere Jesús sobre la manera en que será nuestra apariencia en nuestros cuerpos resucitados? (Él dice que no nos veremos como aves o peces o estrellas. Dios distingue estas cosas ahora y las distinguirá cuando seamos resucitados.)

 

a.               ¿Qué crees que quiso significar con la “semilla?” ¿Significa esto que no te parecerás en nada a lo que solías parecer? (Jesús dice que no tenemos que preocuparnos por no tener nuestro viejo cuerpo. La planta vieja muere y desaparece. Pero, una semilla que lleva toda la información genética de la vieja planta emerge como una nueva planta.)

 

(1)           ¿La nueva planta luce como la vieja planta? (¡Si!)

 

(1)           ¿Que sugiere esto sobre la manera en que aparecerás en tu cuerpo resucitado? (Primero, nos asegura que tendremos un cuerpo. Segundo, nos veremos como humanos y no como pájaros o ranas o estrellas.)

 

1.               Lee 1 Corintios 15:42-44, 49. ¿De qué manera nuestro cuerpo será mejor y diferente? (Será perfecto. Seremos como Jesús.)

 

A.               Lee 1 Corintios 13:8-10. ¿Qué evento crees que es pronosticado con la frase “Cuando llegue lo perfecto?” (La Segunda Venida de Jesús. La resurrección. El amor esta presente en la tierra y estará presente en el cielo. El amor permanecerá cuando lo “imperfecto” desaparezca. El concepto es que lo que es bueno permanece, y lo que es imperfecto desaparece.)

 

A.               Lee 1 Corintios 13:11-12. La diferencia entre tierra y cielo es ilustrada por la diferencia entre un niño y un adulto. ¿Qué sugiere eso sobre el cielo? (Sugiere que las cosas buenas que conocemos en la tierra existirán en el cielo en una forma mucho más avanzada.)

 

1.               ¿Nos podrán reconocer nuestros amigos y parientes en el cielo? Cuando seamos esta nueva “planta,” ¿nos veremos lo suficientemente parecidos a la vieja planta como para ser reconocidos? (Yo creo que si. El versículo 12 se refiere a un pobre espejo y entonces dice “pero entonces conoceré tal como soy conocido.” ¡Esto sugiere que las personas van a reconocerte!)

 

a.               Lee Lucas 24:13-16. Esto es después de la resurrección de Jesús. ¿Lucía Jesús como solía hacerlo?  (Si. Los ojos de los dos discípulos tuvieron que ser sobrenaturalmente “velados” para que no lo reconocieran.)

 

a.               Lee Lucas 9:29-31. ¿Qué sugiere sobre como lucía Moisés? (Él era reconocible como hombre. De hecho, el lucía como un  hombre tanto como Elías – quien nunca murió, sino que fue trasladado al cielo.)

 

I.               El Lugar Perfecto

 

A.               Lee Apocalipsis  19:11-13. Este jinete tiene por nombre  “el Verbo de Dios.” ¿Quién es Él? (Juan 1:1-14. ¡Este es Jesús!)

 

A.               Lee Apocalipsis 19:14-16. ¿A dónde se esta dirigiendo Jesús y su ejército? (¡A la tierra! Los siguientes versículos en este capítulo y en Apocalipsis 20 discuten la gran batalla que termina con la destrucción de los malvados.)

 

A.               Lee Apocalipsis 21:1-2. Después que el pecado y el mal son juzgados y destruidos, ¿Qué sucede en la tierra? (Tenemos “un cielo nuevo y una tierra nueva.”)

 

A.               Lee Apocalipsis 21:3-4. ¿Dónde mora Dios? ¿En el cielo? (Amigo, nuestra tierra hecha nueva es la futura morada para Dios y para nosotros.)

 

1.               ¿Cómo será diferente esta nueva tierra de la vieja tierra que conocemos? (No habrá más muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor.)

 

A.               Piensa nuevamente en los versículos que acabamos de leer. Tenemos una “nueva Jerusalén” y una “nueva tierra” sin mar.  ¿Qué sugiere esto sobre si reconoceremos nuestros alrededores? (La referencia de cosas que conocemos como “Jerusalén” y “tierra” sugiere que reconoceremos la tierra. Diciéndonos que “no hay mar” implica que el resto de las características familiares de la tierra estarán allí.)

 

A.               Lee Apocalipsis  21:10-14. ¿Qué tendremos “hecho nuevo” en la tierra? (¡Montañas!)

 

1.               ¿Qué clase de ciudad es la Nueva Jerusalén? (Tiene una muralla y puertas. Esto sugiere que se verá como algo que reconoceremos.)

 

a.               ¿Qué nos dice esta descripción sobre nuestros cuerpos celestiales? (Sugiere que tenemos cuerpos reales porque los espíritus no usan ni puertas ni paredes.)

 

A.               Amigo, imagínate viviendo en la tierra hecha nueva en el mismo lugar que vives ahora. Ahora imagina que todo lo malo y desagradable en ti ha desaparecido. Ahora imagina que tienes todo el tiempo para hacer lo que sea que te guste hacer. Viajar a lugares nuevos y perfectos. Aprender lo que te gustaría aprender. Construir lo que te gustaría construir. Relacionarte con los héroes de la Biblia que quieras. Vivir en la presencia de Jesús. ¿Confesarás tus pecados y le darás tu corazón a Jesús hoy? Si lo haces, ¡todas estas cosas (y muchas más de lo que te puedas imaginar) estarán en tu futuro!

 

I.                   La Semana Próxima: comenzamos una nueva serie titulada “Agentes de Esperanza: Los Grandes Misioneros de Dios.”