<-- Lección 7 El Enigma de Su Conducta

Lección 7  El Enigma de Su Conducta

(Marcos 3, Mateo 8 y 11)

    

    

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione  de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: .

 

Introducción: ¿Alguna vez has tenido un líder que tenía un “plan de ataque” que no encajaba con tu estilo? ¿Algunas ideas nuevas de adoración te hicieron sentir incómodo? Nuestra lección esta semana es sobre algunos de los comportamientos de Jesús que fueron un tanto confusos. Esto enojó a muchas personas. Cuando nos enojamos a causa de las acciones de nuestros líderes espirituales, ¿Cómo podemos saber quien está verdaderamente haciendo la voluntad de Dios? ¿Cómo podemos saber cuando necesitamos hablar y cuando simplemente quedarnos callados? ¡Introduzcámonos en nuestro estudio y veamos que respuestas podemos encontrar en La Biblia!

 


I.               Trabajar en Sábado

 

A.               Lee Marcos 3:1-2. ¿Qué les hizo pensar a los líderes judíos que Jesús podría curar en sábado?

 

A.               Lee Marcos 3:3. Los líderes judíos pensaban que podrían atrapar a Jesús en pecado – o al menos en algo que los demás pensaran que era pecado. ¿Cómo reacciona Jesús a eso? (Él llamó al hombre de la mano paralizada y le pidió que se parara frente a todos. ¡Así nadie se podía dejar de ver esto!)

 

1.               ¿Por qué Jesús querría llamar la atención sobre algo que la gente pensaba que era una violación al sábado?

 

A.               Lee Marcos 3:4-5. ¿Nos está enseñando Jesús algo sobre el enojo? Recuerda, ¡Jesús está en la “iglesia!”

 

1.               En la historia de Jesús y el impuesto del templo (Mateo 17:24-27), Jesús dice “para no escandalizar a la gente”  paga el impuesto del templo del dinero provisto por el pez. Jesús pudo haber sanado al hombre de la mano paralizada el día siguiente. ¿Por qué ofender a los líderes judíos? (Considera la lógica de esta situación. Para que Jesús se enojara, Él debe haber pensado que los líderes judíos estaban omitiendo un principio obvio del Reino de Dios. Un principio obvio necesita ser expuesto públicamente.)

 

1.               ¿Qué nos está enseñando Jesús sobre la observancia del sábado? ¿Cual es el “principio obvio” que los judíos están omitiendo? (Hacer el bien es coherente con guardar el sábado.)

 

a.               ¿Hay algo en lo que Jesús dijo que te haría pensar que Él no creía en guardar el sábado? (Jesús está discutiendo claramente lo que debería ser el criterio apropiado para guardar el sábado, no si debería haber cualquier criterio.)

 

1.               ¿Por qué Jesús debería estar enojado con aquellos que querían errar estando del lado “conservador?” (Cuando estaba creciendo en escuelas religiosas, persistía en todas las reglas. Nunca se me ocurrió que persistir en todas esas reglas rigurosamente podía ser en sí un pecado. Parecía que solo violando las reglas podía haber pecado. Solamente en los años recientes he comenzado a comprender el principio de Deuteronomio 4:2: es tan erróneo agregar reglas que Dios no nos ha pedido como enseñarte que puedes ignorar las reglas que Dios ha requerido. Ambas cosas te colocan en la posición de usurpar el lugar de Dios.)

 

A.               Lee Marcos 3:6.  ¿Nos da esto una percepción más clara de por qué Jesús estaba enojado? (Compara la pregunta que Jesús hace en Marcos 3:4. ¡Jesús dió en el clavo! Las mentes de estos líderes judíos estaban tan nubladas por sus propias opiniones egoístas que complotaban secretamente a voluntad, inclusive sobre el sábado, de que manera podrían matar a un hombre por el “pecado” de sanar a alguien. Él estaba sanando. Ellos estaban matando. ¡La ironía no podía ser mayor!)

 

I.               Cerdos Ahogados

 

A.               Lee Mateo 8:28-29. Podríamos dedicar todo nuestro tiempo a esta pequeña historia bizarra. ¿Cómo crees que la gente es poseída por demonios? ¿Cómo sugiere esta historia que una persona poseída por un demonio puede ser ayudada? (De acuerdo a lo que esta historia revela, los individuos que estaban endemoniados eran incapaces de pedir ayuda. Estar ante la presencia de Dios es la clave.)

 

1.               Los humanos pueden no reconocer a Jesús como Dios, pero ¿Qué evidencia tenemos de que los demonios lo reconocen a Él y a Su triunfo final sobre el pecado? (Los demonios reconocen expresamente a Jesús como el “Hijo de Dios” y reconocen cual es el destino final que les espera.)

 

a.               ¿Cómo puede ser esto de esta manera? Jesús no ha triunfado aún sobre el pecado por su vida, muerte y resurrección. (Aparentemente, “el otro equipo” estaba bastante desmoralizado por la apariencia de Jesús en la tierra.)

 

A.               Lee Mateo 8:30-32. Se supone que nuestra lección es sobre la conducta confusa de Jesús. Tengo una pregunta sobre la confusa conducta de los demonios. ¿Por qué harían ellos esto?

 

1.               ¿Por qué Jesús permitiría esto?

 

1.               Respondamos una pregunta anterior no contestada. ¿Qué aprendemos sobre cómo la gente es poseída por demonios? (Los demonios no pueden ni siquiera entrar en los cerdos sin el permiso de Dios. Parece obvio que no pueden entrar en nosotros sin nuestra decisión de dejarlos entrar.)

 

1.               ¿Cuál es el objetivo de Satanás para cada uno de nosotros? (Destruirnos. ¿Quieres pruebas de esto? ¡Mira lo que les pasa a los cerdos! Destrucción es la primera regla del reino de Satanás.)

 

a.               ¿Por qué los hombres poseídos por los demonios no fueros destruidos por ellos? ¿Por qué los demonios no los ahogaron? (El Espíritu de Dios tenía a los demonios bajo control.)

 

1.               ¿No tenía Jesús respeto por la propiedad privada? ¡Seguramente Él sabía la naturaleza de estos demonios! (Asumiendo que los dueños eran judíos, ellos sabían que los cerdos eran animales inmundos y no debían ser comidos. Levítico 11:7-8. Las notas de Barnes dicen que los judíos tenían prohibido por sus propias leyes mantener cerdos aún con el propósito de criarlos y venderlos.)

 

a.               Si tu negocio está construido sobre principios ilegales, ¿Estás en riesgo?

 

I.               Glotonería

 

A.               Lee Mateo 11:16-17. Jesús generalmente tiene cosas buenas que decir sobre los niños. ¿Son estos niños puestos bajo una buena o mala luz? (Estos son más como los niños pequeños que suelo ver. Quieren que los otros les satisfagan todos sus caprichos.)

 

1.               ¿Deberían los “otros” en la plaza haber danzado o llorado?

 

1.               Hay un viejo dicho Norteamericano que dice, “El marchó al compás de un tambor diferente.”  ¿Tiene algo que ver con los niños que tocan la flauta y cantan?

 

A.               Lee Mateo 11:18-19. ¿Qué tiene que ver esto con los niños? (Los niños quieren que los “otros” bailen o lloren de acuerdo a sus deseos. Jesús dice que Él y Juan el Bautista no hicieron lo que los otros esperaban, el resultado fue que les pusieron apodos.)

 

1.               Considera a tu pastor. ¿Se aplicaría este texto a tu punto de vista sobre tu pastor?

 

1.               De acuerdo a este texto, Jesús no solo comió más y bebió más vino (borracho) que Juan el Bautista (que era Nazareo – y no tocó uvas), Él se juntaba con mala gente. ¿Es esta por si sola, prueba de que Jesús estaba haciendo cosas malas?

 

a.               Si no es así, ¿Cómo puedes saberlo?

 

a.               ¿Se le permite a tu líder espiritual hacer cualquier cosa? (La respuesta se encuentra en la última parte de Mateo 11:19: “La sabiduría queda demostrada por sus hechos.” No deberíamos juzgar basados en el hecho de que un líder religioso no hace lo que nosotros haríamos. En cambio, necesitamos ver los resultados de las acciones del líder.)

 

(1)           ¿Apoya esto el viejo proverbio de que “el fin justifica los medios?” (No. Mira otra vez la ilustración. Los “Niños” (Los inmaduros espiritualmente) esperan que el líder haga los que ellos quieren. Jesús no está aprobando el pecado como un método de promocionar el reino. Sin embargo, Él está diciendo que no impongas tus preferencias personales a tus líderes. ¿La alabanza y adoración contemporáneas es algo que no te gusta? Si atrae a las multitudes a escuchar el mensaje, no te quejes. Especialmente, no hagas acusaciones falsas.)

 

A.               Amigo, considera estas historias. La curación del hombre con la mano paralizada en sábado enfureció a los líderes judíos. Los cerdos ahogados enfurecieron a la gente del pueblo. Los hábitos dietarios de Jesús atrajeron críticas. Si estás tentado a criticar a tus líderes espirituales, pídele a Dios que aumente tu comprensión espiritual. ¿Estás del lado opuesto a la voluntad de Dios? ¿Estás actuando como un niño – porque la cuestión no es realmente un asunto espiritual? Tal vez tengas razón o ¡tal vez es solo que tu cerdo se ahogó! ¿Estarás de acuerdo hoy en pedir por el liderazgo del Espíritu Santo en esta clase de cuestiones?  

 

I.                   La Semana Próxima: la Intensidad de Su Caminar.