<-- Lección 11 Más Lecciones en el Discipulado

Lección 11  Más Lecciones en el Discipulado

(Marcos 4 & 6, Mateo 12)

     Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione  de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: .

 

Introducción: ¿A donde miras cuando estás conduciendo un auto? Lo peor es mirar hacia abajo mientras usas la radio, el celular o el sistema de navegación. Sin embargo, solamente mantener los ojos en el camino no es suficiente. Necesitas mirar lo suficientemente lejos en el camino para anticipar problemas. ¿Es el discipulado como conducir un auto? ¿Importa donde hacemos foco? ¡Introduzcámonos en el estudio de la Biblia y descubrámoslo!

 


I.               Tormentas Repentinas

 

A.               Lee Marcos 4:35-36. ¿Qué piensas que significa el texto cuando dice que los discípulos llevaron a Jesús *“tal cual estaba?” (Aparentemente, entrar en un bote no era como entrar en tu auto. Normalmente, se hace alguna preparación. Si esto es una referencia al equipo de flotación, alimento, o ropa, el texto no lo dice. Sabemos que faltaba que hacer alguna preparación.)

 

A.               Lee Marcos 4:37. Un comentario (Las Notas de Barnes) incluye un reporte de primera mano de las tormentas que azotan Galilea. El lago se extiende a 182,88 metros bajo el nivel del mar. El suelo alrededor está compuesto de barrancos que llevan a un suelo mucho más alto. Esto actúa como canales para el viento frío que bajan de las alturas de la cabeza del lago. El resultado es tormentas repentinas y violentas.

B.               ¿Estaban los discípulos acostumbrados a estas tormentas? ¿Eran expertos en el manejo de los botes en el lago? (Seguramente lo deben haber sido ya que muchos eran comerciantes de pescado.)

 

1.               ¿Qué significan las palabras “tanto que ya comenzaba a inundarse”? (Tanta agua había entrado al bote que estaba a punto de hundirse.)

 

1.               ¿Qué paralelos ves entre estar en el bote y la vida del cristiano? (Me encanta el agua. Me encanta navegar. Una de mis cosas favoritas en la vida es navegar en catamaranes. Cuando el viento está soplando usas tu habilidad y destreza para colocar las velas y lograr una velocidad máxima. El bote salta sobre y a través de las olas. Aunque este es un deporte bastante seguro, puedes ahogarte. Pienso que el agua es como el mundo. Hay emoción en el, pero creemos que por nuestra habilidad podemos manejarlo sin ahogarnos. Desafortunadamente, esta relación con el mundo es mucho más peligrosa que navegar.)

 

A.               Lee Marcos 4:38. ¿Estaban los discípulos, con toda su habilidad, fuerza y juventud, a la altura de las circunstancias para desafiar la tormenta? (No. Ellos pensaron que estaban en peligro de ahogarse.)

 

1.               Considera la pregunta que los discípulos le hacen a Jesús. ¿Qué es lo raro de esta pregunta? ¿Es esta la manera en que tu pedirías ayuda? (La súplica obvia es “¡Socorro!” “¡Ayúdanos!” o “¡Nos estamos ahogando!”  En cambio, ellos desafían el amor y cuidado de Jesús por ellos. Lo bueno de esto es que asumen que se supone que Jesús los cuida. Lo malo es que sugieren que a Jesús no le importa.)

 

A.               Lee Marcos 4:39-40. Jesús indica que los discípulos no hubieran tenido miedo si hubiesen tenido fe. ¿Deberían haberse sentido intrépidos en la tormenta?   

 

1.               Ponte a ti mismo en el medio de esta tremenda tormenta; el bote se está hundiendo y tú has tratado de hacer todo lo que sabes para evitar que se hunda. ¿Cómo te sentirías naturalmente? (sospecho que Jesús está haciendo referencia (al menos en parte) a la pregunta de ellos. El miedo es natural en una situación semejante. El problema era que ellos dudaron de la preocupación de Jesús por ellos. Ellos no habían mantenido su vista en Su amor y cuidado. Jesús los censura por temer que Él no los cuidaría)

 

A.               Lee Marcos 4:41. ¿Has escuchado la expresión  “Tómatelo con hielo?” Significa que te lo tomes con calma. Los discípulos tenían miedo durante la tormenta y ahora que Jesús la ha calmado están “aterrorizados.” ¿Por qué ellos van de un terror a otro?

 

1.               Si ellos no estaban esperado que Jesús calmara la tormenta, ¿Qué tenían en mente cuando lo despertaron y le preguntaron “¿No te importa si nos ahogamos?”? (Tal vez solo querían que Él los abrazara.)

 

a.               Cuando estás en serios problemas ¿Generalmente sabes exactamente lo que quieres?

 

a.               ¿Qué es lo que queremos más: Alguien que nos cuide o alguien que solucione el problema?  (Hay un par de lecciones para los discípulos aquí. Primero, desestimamos el poder de Dios para ayudarnos. Necesitamos tener una visión firme de Su poder. Segundo, si Dios permite que nos metamos en problemas, empezamos a acusarlo de no preocuparse. Esta historia nos enseña que a través de los ojos de la fe tendremos confianza de que Él nos cuida. No dudaremos de eso. Entonces le dejaremos el problema a Dios para que Él lo maneje de la manera que Él elija.)

 

A.               Marcos da detalles adicionales de la historia de la milagrosa alimentación de los 5.000 seguida por otra historia de tormenta. Si no conoces la historia de la alimentación de los 5.000 (más que los cinco panes y dos peces) 6:34-44. Continuemos leyendo Marco 6:45-46. ¿Qué clase de actitud tendrían los discípulos luego de la alimentación de los 5.000? (¡Que día! Jesús había mostrado Su poder al crear alimento.)

 

A.               Lee Marcos 6:47. ¿Qué hay de distinto en esta historia sobre la tormenta en el mar?  (Jesús no está en el bote.)

 

A.               Lee Marcos 6:48. Después de ese grandioso día, ¿En qué clase de situación se encuentran los discípulos? (Difícil.  Había una tormenta y ellos estaban “esforzándose” al máximo para lograr algún progreso. La madrugada serían las tres de la mañana. Habían estado remando durante ocho o nueve horas y solo habían llegado a la mitad del lago.)

 

1.               ¿Es tu vida así a veces? ¿Una grandiosa experiencia espiritual seguida de una experiencia en la que tienes que esforzarte al máximo?

 

1.               ¿Qué está haciendo Jesús? (Él los está observando.)

 

a.               ¿Por qué no interviene? ¿Por qué dejarlos esforzarse todo ese tiempo?

 

a.               ¿Por qué no le piden ellos que intervenga? ¿Dónde está enfocada su “visión”?

 

1.               Mira Marcos 6:48 otra vez. Cuando Jesús finalmente parece estar haciendo algo, leemos que Él “iba a pasarlos de largo.” ¿Por qué Jesús los pasa de largo?   (Jesús está observando y preocupado. Él comienza a actuar sobre el problema antes que le pidan ayuda. Pero, parece que no va a intervenir si no se le requiere alguna clase de ayuda.)

 

a.               ¿Qué lección hay aquí para nosotros?

 

A.               Lee Marcos 6:49-50. ¿Reconocen los discípulos a Jesús? (¡No!)

 

1.               ¿Por qué Jesús haría esto? ¿Por qué se acercaría tanto, pero no lo suficiente para que los discípulos lo reconocieran?  (Creo que Jesús estaba esperando que ellos lo llamaran. Él probablemente se demoró en llegar porque estaba seguro de que ellos no lo llamarían hasta que pasara un poco – ellos continuarían dependiendo de ellos mismos. Pero, aun ahora, cuando están cansados y asustados, no lo llaman a Jesús.)

 

1.               ¿Sobre que se basa Jesús para calmarlos? (Él tiene compasión y ayuda a los discípulos aún cuando ellos no lo han llamado específicamente. Aún no están mirando hacia el lugar correcto para pedir ayuda.)

 

I.               Historias de Pan

 

A.               Lee Marcos 6:51-52. Los discípulos “no habían entendido sobre los panes.” ¿Qué es lo que no llegan a comprender? (Nota la secuencia aquí. Jesús calma la tormenta cuando Él está en el bote. Él entonces realiza un milagro extraordinario (alimenta a 5.000) en el cual ellos son colaboradores. Inmediatamente después, ellos se meten en un gran problema. Jesús los está observando, pero ellos simplemente se están esforzando al máximo en medio de ese problema. No llaman a Jesús, pero Él está cerca de todos modos. Finalmente, están completamente aterrorizados y Él los rescata. Ellos están asombrados porque no entienden sobre los panes.)

 

1.               ¿Cual es esta comprensión del pan? (Que Jesús puede solucionar cualquier problema en tu vida. Ellos deberían haberlo llamado apenas comenzó la tormenta. Ellos no deberían haberse sorprendido de que Él era la solución a su problema.)

 

a.               ¿Y tú? ¿Cuándo llamas a Jesús para que te ayude? ¿Solamente después de haber estado “esforzándote” hasta lo imposible durante ocho o nueve horas? ¿Tanto tiempo te toma mirar a Jesús?

 

a.               ¿Espera Jesús para ayudarte porque sabe que no lo mirarás antes?

 

A.               Consideremos otra analogía del pan. Lee Mateo 16:1-4. ¿Cuál es la señal de Jonás?  (Lee Mateo 12:39-41. Jesús está diciendo que ellos no quieren creer que Él es el Mesías, aún cuando esto es obvio por lo que ha hecho. Ellos se rehúsan a creer la evidencia que ven. La señal de ellos será su muerte y resurrección.)

 

1.               ¿Y tú? ¿Te resistes a las enseñanzas de Jesús? ¿Te resistes al Espíritu Santo? ¿Estás mirando hacia el lugar equivocado?

 

A.               Lee Mateo 16:5-7. ¿No estás contento de que los discípulos unieron su inteligencia?

 

A.               Lee Mateo 16:8-11. ¿Por qué Jesús dice “hombres de poca fe” como opuesto a “Hombres de poca inteligencia?” (Ellos pensaron que Jesús les estaba diciendo que tuvieran cuidado de comprar pan con levadura mala de los fariseos y saduceos. Jesús había alimentado a miles con nada. Ellos nunca deberían tener que preocuparse por comprar pan cuando estaban con Él. Si ellos hubiesen tenido fe, nunca habrían cometido este primer error lógico.)

 

1.               Lee Mateo 16:12. La levadura representa impureza o corrupción. Compara Levítico  2:11 con 1 Corintios 5:6-8. Los discípulos finalmente entendieron. ¿Cual es la lección para nosotros hoy? (Cuántas veces llegamos a conclusiones erróneas porque no miramos nuestros problemas a través de los ojos de la fe. En lugar de mantener nuestros ojos en Dios, mantenemos nuestros ojos en las cosas mundanas que Él suplirá – como el pan.)

 

A.               Amigo, ¿Tomarás la determinación de ajustar tu visión para poder mirar cada problema a través de los ojos de la fe? ¿Te enfocarás en lo espiritual más que en lo material?

 

 

*La versión en Inglés dice “as he was” que traducido al español significa “tal cual estaba.” Note que se ha subrayado esta frase porque en la versión en español no aparece y puede parecerle al lector un agregado del Dr. Cameron mientras que en realidad es fiel traducción del griego al inglés.

 

I.              Le semana Próxima: Misión y Comisión.