<-- Lección 10 El Discipulado bajo Presión

Lección 10 El Discipulado bajo Presión

(Hechos 1, Juan 12 & 21, Lucas 9)

     Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione  de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: .

 

Introducción: ¿Piensas que lo entiendes mal? La semana pasada escuché a un orador que era un niño de 14 años en Ruanda en 1994. Su padre era de una tribu rival y su madre de la otra. Su madre murió de cáncer y su padre dejó el país llevándoselo consigo. Cuando los refugiados de la otra tribu notaron el parecido del niño con su madre, le dijeron a su padre que debería matarlo. Enviado nuevamente a Ruanda, al niño le robaron todas sus posesiones. ¿Les mencioné que este niño pensó que lo asesinarían seis veces? El ahora tiene 27 años y es un ciudadano francés. ¡Este niño fue la victima de más crímenes de los que un pequeño pueblo en Norteamérica experimentaría en un año! Cuando era niño mi evento más traumático fue el acné. Introduzcámonos en nuestra lección y descubramos discípulos que experimentaron presión y desilusión.

 


I.                Esperanza Rota

 

A.               Lee Hechos 1:1-3. Imagina que tú eras uno de los discípulos que había dejado su negocio y seguido a Jesús por más de tres años. Cuando Jesús muere, ¿Cuales son tus sentimientos?

 

1.               Cuando Jesús resucita, ¿Cómo han cambiado tus sentimientos?

 

1.               Mira cuidadosamente el versículo 3. ¿Qué tiene Jesús en mente? (El se está asegurando que sus discípulos crean que Él realmente ha resucitado. Él les esta dando, lo que deberían ser ahora, claras instrucciones sobre el Reino de Dios.)

 

A.               Lee Hechos 1:6. ¿Por qué los discípulos de Jesús le preguntan semejante cosa?

 

1.               ¿De qué manera perdieron ellos el objetivo de los 40 días de prueba y enseñanza?

 

1.               ¿Y tú? ¿Es posible que tengas planes y sueños que resistan las más claras enseñanzas de la Biblia?

 

A.               Lee Hechos 1:7-8. ¿Está respondiendo Jesús parte de los deseos de sus corazones? (El deseo de los discípulos era el poder. Jesús dice que ellos recibirán poder real del Espíritu Santo, no de un reino terrenal.)

 

1.               Cuando estás bajo presión, ¿Es acaso porque tienes los objetivos equivocados?

 

1.               ¿Consideras para ti el poder disponible del Espíritu Santo o estás mayormente dependiendo de tu propio poder?

 

1.               Esta semana recibí un e-mail de un hombre altamente educado a quien he representado por décadas en una serie de casos. Sus casos están finalmente llegando a término y estábamos recordando el pasado. Yo atribuía mi éxito en la litigación a la obra de Dios en mi vida. Él firmemente negaba eso y decía que el crédito me pertenecía a mí. Pensé “Cuan equivocado está.” Dios tiene mucho que ver y hacer sobre mi actitud, pero al menos (eso espero) yo comprendo mi lugar.

 

1.               ¿Nos enseñan estos versículos de Hechos que debemos evitar el tratar de obtener poder político en una democracia moderna? (Lee Salmos 75:6-7 y Romanos 13:6. Cualquier estudiante competente de la Biblia comprende la importancia del contexto. Jesús y sus discípulos no tenían la habilidad de votar. Cualquier poder terrenal para ellos vendría por la fuerza, por la revolución. El objetivo de Jesús era cambiar los corazones, y los corazones no son cambiados por los gobiernos.  Aún así, la Biblia enseña que Dios esta interesado e involucrado en quien gobierna. Los votantes en una democracia fallan al usar uno de sus talentos disponibles, ellos fallan en su sociedad con Dios si  no usan los informes derivados de la votación para poner hombres y mujeres de moral decente en su gobierno.)

 

I.               Amor Insultado

 

A.               Lee Juan 12:1-2. Imagina los sentimientos de Lázaro y sus hermanas, Marta y Maria, hacia Jesús. ¿Cuánto crees que lo amaban?

 

1.               ¿Qué estaba haciendo Marta para mostrar que ella amaba a Jesús? (Sirviendo.)

 

A.               Lee Juan 12:3-5. ¿Cuánto ganas en un año? Toma esa cantidad y dime si la gastarías en perfume para pies y cabello.

 

1.               Si tu respuesta es “no,” (como seguramente lo es, al menos que tengas una roca por cerebro), ¿tiene razón Judas?

 

A.               Lee Juan 12:6. ¿Piensas ahora que Judas estaba equivocado? (Esto tiene que ver con su moral corrupta. Él tiene el motivo equivocado.)

 

1.               Cambiemos las cosas un poco. Asumamos que Santiago se quejó – ¿Santiago que no tiene otro interés que los pobres? ¿Tendría razón Santiago en quejarse?

 

1.               ¿Has visto fotos de “huérfanos muertos de hambre?” Imagina que puedes alimentar a 100 huérfanos hambrientos por un año si donas tu sueldo de un año para ellos. Así que elije, ¿perfume para pies y cabello o 100 huérfanos hambrientos?

 

1.               Ahora imagina que eres Maria, quien acaba de matar a 100 huérfanos hambrientos a cambio de perfume para pies y cabello. Nunca pensaste en esto cuando compraste el perfume, y ahora Santiago/Judas ha señalado esto en frente de todos. ¿Cómo te sientes ahora?

 

A.               Lee Juan 12:7-8. Me estoy volviendo viejo. No estaré por aquí por siempre. Me encantaría comprar un Bentley Continental GT. ¿Me autoriza Jesús a comprarlo? (Te aseguro que mi esposa no me autoriza) A mi me parece más práctico que perfume para pies y cabello, y duraría mucho más. ¿Tú que dices? (Qué motivación tendría yo para comprar el Bentley? Porque me amo a mi mismo (igual que Judas). La gente estaría impresionada por mi Bentley. Ellos sabrían que yo soy “alguien.” Maria amaba a Jesús. Este regalo fue totalmente desinteresado. Si tu estas haciendo algo porque amas a Jesús, aún si es tonto (y pienso que la compra del perfume lo es), Jesús intervendrá en tu favor.)

 

1.               ¿Qué lección nos ha enseñado Maria sobre los amigos y la familia? (Haz buenas cosas por ellos ahora, mientras están vivos para darse cuenta de ello.)

 

I.                Maestro Insultado

 

A.               Lee Lucas 9:51-52. Jesús puede no haber tenido un hogar, pero Él tenía hombres que iban adelante para hacer los arreglos para pasar la noche. ¿Por qué? (Porque esto era Samaria. Esas personas no le daban la bienvenida a Jesús. Probablemente Jesús tendría que pagar algún lugar donde quedarse.)

 

A.               Lee Lucas 9:53. ¿Por qué le importaría a la gente a donde   Jesús se dirigía? (El no iba a verlos a ellos. Él solo estaba de paso. Peor aún, Él se estaba dirigiendo a la capital de los judíos.)

 

A.               Lee Lucas 9:54. ¿No es este el remedio Standard? ¿Rechazar a Jesús y ser destruido por el fuego?

 

1.               ¿Qué piensas sobre esta sugerencia?

 

A.               Lee Lucas 9:55-56. ¿Que pensó Jesús de esta sugerencia?

 

1.               Saltemos hacia el capítulo próximo. Lee Lucas 10:10-12. Este es Jesús hablando. ¿Por qué censura a Santiago y a Juan por sugerir que el fuego queme una ciudad que ha rechazado a Jesús cuando Jesús dice que es ese el destino de los lugares que rechacen a los discípulos?  (Mira otra vez Lucas 9:54. Los discípulos querían saber si ellos debían ser los agentes de la venganza. Dios castigará el pecado con fuego. La diferencia entre estos dos textos es el tiempo y los roles. Esta es la obra de Dios en el tiempo de Dios.)

 

a.               ¿Qué lección aprendemos cuando estamos bajo presión en la vida, cuando queremos venganza? (Déjale la venganza a Dios.)

 

I.               Falla Bajo Presión

 

A.               Probablemente el tiempo más difícil en la vida de Pedro tuvo que ver con los días que rodearon el arresto y el juicio de Jesús. Pedro le había prometido a Jesús que el moriría antes de repudiarlo (Marcos 14:31), y que permanecería fiel a Jesús aun si los otros lo abandonaban  (Mateo 26:33). En ese contexto, cuando Pedro pensó que estaba en peligro de ser arrestado, el negó a Jesús tres veces, negando aún que conociera a Jesús. (Mateo 26:69-75). Lee Juan 21:15. ¿Qué piensas que es importante sobre la pregunta de Jesús?  (Él no le muestra enojo a Pedro. Pero, cubre el mismo terreno. ¿Mantendrá Pedro todavía que el es más fiel que los otros?)

 

1.               ¿Qué clase de respuesta le da Pedro? (El da la respuesta correcta. No mostrando importancia propia. Simplemente da una respuesta de amor.)

 

1.               Pedro le ha fallado a Jesús miserablemente. ¿Está ahora fuera del ministerio por esto? (No. Jesús le da la especial tarea de “alimenta a Mis corderos.”)

 

1.               ¿Y tú? ¿Le has fallado a Jesús cuando los tiempos de presión llegaron? ¿Lo has negado? Jesús perdona y ama y acepta en su obra a todos aquellos que previamente han fallado bajo presión.

 

a.               ¿Le hubiera dicho Jesús a Pedro “alimenta Mis corderos” si Pedro hubiera respondido “Si, te amo más que ellos?”

 

A.               Amigo, La presión viene de todas partes. A veces viene de insultos, a veces viene cuando estamos haciendo lo correcto y a veces cuando fallamos miserablemente. Jesús está allí para llevar nuestra cargas cualquiera sea el caso. ¿Se lo permitirás?

 

I.                   La semana Próxima: Más Lecciones en el Discipulado.