<-- Lección 2 El Discipulado Entonces y Ahora

Lección 2  El Discipulado Entonces y Ahora 

(Marcos 16, Juan 3, Apocalipsis 14)

 

     Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione  de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: .

 

Introducción: Probablemente has escuchado a más de un cristiano decir “Quiero seguir a Cristo.” Probablemente, tú has dicho la misma cosa. ¿Cómo funciona eso hoy? En los tiempos de Jesús, los discípulos literalmente lo seguían. ¿Qué se supone que hagamos nosotros ahora? La semana pasada aprendimos que el objetivo original de los discípulos al seguir a Jesús era el interés propio. ¡Esto hizo a los discípulos semejantes a nosotros! ¿En que otras formas eran iguales a nosotros? ¿Que tal la rivalidad entre los discípulos? ¿Existía en los tiempos de Jesús? ¡Sumerjámonos en el estudio de la Biblia y exploremos como podemos ser un mejor discípulo ahora!

 


I.               Ordenes de Marcha

 

A.               Si tuvieras que buscar en la Biblia instrucciones de como ser un discípulo de Jesús, ¿Verías como Jesús instruyó a los doce discípulos?

 

1.               Los discípulos estaban físicamente con Jesús. ¿Cómo modificarías tu búsqueda para hacerla más relevante? (Yo buscaría las instrucciones que Jesús les dio para el tiempo cuando Él se hubiese ido.)

 

A.               Veamos semejante instrucción. Lee Marcos 16:15. ¿Qué estamos llamados a hacer si somos discípulos de Jesús? (A contarle a todo el mundo las buenas nuevas de Jesús.)

 

1.               ¿Dirías que este fue el primer trabajo de los doce discípulos?

 

1.               Hablamos del problema de Jesús de no estar físicamente presente. ¿Cuál fue la primera tarea de los doce discípulos cuando Jesús estaba físicamente con ellos?  (Jesús les estaba enseñando sobre las buenas nuevas. Lógicamente, ellos necesitaban aprender las buenas nuevas antes de poder compartirlas. )

 

a.               ¿Significa eso que nosotros necesitamos aprender las “buenas nuevas” antes de comenzar a predicar el evangelio al mundo?

 

(1)           Si es así, ¿Hay hoy algún sustituto de la presencia de Jesús?  (Lee Juan 14:25-26. El Espíritu Santo nos enseña hoy sobre las buenas nuevas. Los discípulos también grabaron las palabras de Jesús y podemos y deberíamos leer y estudiar la Biblia – pidiéndole al Espíritu Santo que nos ayude a comprender.)

 

A.               Lee Apocalipsis  14:6-7. ¿Significa esto que quedamos sin trabajo? ¿Fallamos al predicar el evangelio, y por esto serán requeridos los servicios de los ángeles para hacer este trabajo en los últimos tiempos?  (No. Dos cosas. Primero, se supone que este ángel predique el evangelio a “toda nación, tribu lengua y pueblo.” Esa no es una tarea nueva.

 Eso hace un paralelo a la tarea de Marcos 16:15 de “predicar las buenas nuevas a toda la creación.” Jesús le dio esa tarea a sus discípulos originales (y a nosotros) y es repetida en Apocalipsis. Segundo, Apocalipsis está lleno de símbolos. Si el ángel nos representa a nosotros o es un ángel literal que nos ayuda no está claro. Ultimo punto: este mensaje es la tarea de los discípulos hoy.)  

 

Continuemos con las instrucciones de Jesús registradas en Marcos 16. Lee Marcos 16:16. Después de compartir las buenas nuevas con otros, ¿Qué deberíamos buscar?  (¡Una reacción! La gente creerá y será bautizada, o no creerá y será condenada.)

 

1.               ¿Qué sugiere sobre nuestra tarea como discípulos? (Nuestro rol es compartir. Dejamos la decisión a los que nos escuchan.)

 

1.               ¿Se encuentra solo el que nos escucha para tomar esta decisión? (Lee Juan 16:7-11. Otra vez vemos el importante trabajo en equipo del Espíritu Santo  cuando compartimos las buenas nuevas. Nosotros compartimos, el Espíritu Santo convence y el que escucha decide.)

 

A.               Lee Apocalipsis 14:7. ¿De que manera esto es un paralelo con  Marcos 16:16? (Este repite la necesidad de que los seres humanos tomen una decisión porque el juicio está sobre nosotros.)

 

1.               ¿Hace esto que nuestro rol de proclamar un juicio sea más claro? (Apocalipsis  14:7 enfatiza más el lado de las cosas del juicio que Marcos 16:16.  A la vez que el tiempo de la Segunda Venida se acerca, compartir la consecuencia de esta elección hace al mensaje más urgente.)

 

1.               ¿Qué otro evento es enfatizado más completamente en Apocalipsis  14:7 que en Marcos 16:15-16? (Que Jesús es el creador. Marcos 16:15 se refiere a “toda la creación” sugiriendo que hay un Creador. Pero, Apocalipsis 14:7 sostiene la base para nuestra adoración en el atributo de Dios como nuestro creador.)

 

a.               Mientras miras a tu alrededor, ¿Ves que el rol de Dios como Creador es un asunto más importante en nuestros días (finales)? (¡Si! El debate sobre la evolución / creación se siente con mucha más intensidad que nunca antes – aún entre los supuestos creyentes de la Biblia. Segundo, La adoración del sábado es una conmemoración de la creación (Génesis 2:2-3; Éxodo 20:8-11). La adoración semanal está ahora más atada a la resurrección que a la creación. Esto es un cambio de foco de Apocalipsis 14.)

 

I.                Señales de Marcha

 

A.               Lee Marcos 16:17-19. El último versículo nos muestra que estos eran, de hecho, las últimas instrucciones de Jesús. ¿Tu iglesia tiene estas señales? ¿Y Tu, la ves?

 

1.               Hemos asumido que las últimas instrucciones de Jesús a sus discípulos se aplican a nosotros también. ¿Deberíamos decidir que parte de las instrucciones se aplican a nosotros pero no todas? 

 

1.               Si tú piensas que todas aplican, veamos esto más cuidadosamente. ¿Está Jesús diciéndonos que levantemos serpientes muertas con nuestras manos y nos bebamos el veneno?

 

a.               ¿Qué relación lógica tendría eso con compartir el evangelio?

 

a.               Cuando consideras lo que has leído en la Biblia sobre la iglesia primitiva, ¿Recuerdas haber leído sobre sostener serpientes y beber veneno? (No. La historia de Pablo accidentalmente mordido por una serpiente en Hechos 28:3-5 es lo más cercano.)  

 

(1)           Si no vemos esto en la iglesia primitiva, ¿Que crees que significa? (Si razonamos de acuerdo al ejemplo que vemos (Pablo es accidentalmente mordido pero no muere) parece que Jesús esta diciendo que cuando salimos y predicamos el evangelio, estamos en peligro. Él nos protejerá.)

 

(1)           ¿Deberíamos sostener serpientes y beber veneno para verificar esta promesa? (No, Lee Mateo 4:5-7. Esta parece ser una situación idéntica. Satanás le recuerda a Jesús de las promesas de protección de Dios, pero Jesús responde que no deberíamos ponernos a nosotros mismos deliberadamente en una situación donde podamos salir lastimados.)

 

I.               Juan y la Rivalidad

 

A.               Cambiemos de dirección y veamos otro aspecto del discipulado entonces y ahora. Lee Juan 3:22-23, 26. ¿Que queja tienen los discípulos de Juan el Bautista sobre Jesús? (Que la “competencia” está ganando. La gente está dejando a Juan el Bautista y  yéndose con Jesús.)

 

1.               ¿Por qué debería preocupar esto a los discípulos de Juan? (Aparentemente no todos los discípulos de Juan entendieron el mensaje de que el estaba preparando el camino para Jesús. Es natural en la vida ser competitivo con otros. Ellos querían que su maestro fuera más popular que cualquier otro competidor.)

 

1.               ¿Por qué los discípulos de Juan se quejan sobre el bautismo de Jesús? (¡Jesús estaba incluso “robando” sus métodos! ¿Qué cosa podría ser más injusta?)

 

A.               Lee Juan 3:27. ¿Sobre que hombre está hablando Juan? (Está hablando de si mismo y cualquier otra persona. Todos reciben dones de Dios.)

 

1.               ¿Cual es el punto de Juan? (No debería haber competencia por dos razones. Primero, todos los dones humanos de talento vienen de Dios. ¿por qué reclamarías un crédito de algo que te fue dado por alguien más? Segundo, La cantidad de dones que tengas es determinada por Dios. Si Jesús tiene mas “dones” entonces está bien. Los discípulos de Juan no deberían esperar que Juan tenga más dones de los que Dios le dio.)

 

1.               Pensemos sobre esto un minuto. ¿Qué dice esto sobre el orgullo en nuestro status en la vida?

 

a.               ¿Qué dice sobre la envidia? ¿Y sobre la avaricia?

 

a.               Antes de que nos alejemos demasiado de este camino. ¿Usan todos los dones que Dios les ha dado?

 

(1)           Si la respuesta es “no,” ¿Entonces está mal enorgullecernos de usar más dones que los perezosos de nuestros competidores?

 

(1)           Si la respuesta es “no,” entonces ¿Deberíamos sentir envidia cuando somos nosotros los perezosos y nuestra “competencia” aplicó mas fe e hizo un mejor trabajo porque usó más de sus dones? (La envidia y la Avaricia están mal. Si estamos donde estamos en la vida basados en que nos den dones limitados o basados en  nuestra falla de tomar ventaja de los dones de Dios, no podemos cambiar el pasado. Todo lo que podemos hacer es tomar ventaja de los dones y oportunidades que Dios nos da ahora y le dejamos el resultado a Él.)

 

A.               Amigo, Dios te ha ofrecido la tarea de ser su discípulo. ¿Aceptarás? ¿Compartirás las buenas nuevas de salvación del juicio? ¿Trabajarás sin envidia ni competencia?

 

 

I.              La Semana Próxima: Jesús nos llama al Discipulado.