<-- Lección 1 Un Panorama del Discipulado

Lección 1 Un Panorama del Discipulado

(Juan 1, Mateo 4, 16 & 20, Marcos 8)

 

Copr. 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), copr. 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione  de otra manera. Las citas de la NVI son usadas con autorización de Publicadores de la Biblia Zondervan. Las respuestas sugeridas se encuentran entre paréntesis. Si usted normalmente recibe esta lección por e-mail, pero se ha perdido una semana, puede encontrarla haciendo clic en el siguiente link: .

    

 

Introducción: La semana pasada terminamos nuestra serie de lecciones sobre el sufrimiento. Finalizamos con un llamado a reflexionar en el amor y sacrificios de Jesús por nosotros en lo que respecta a nuestra actitud con otros. ¿Qué otra cosa podría guiarnos mas naturalmente a nuestra nueva serie sobre el discipulado? ¿Qué significa ser un discípulo de Jesús? ¿Qué ejemplos tenemos? ¿Qué nos debiera motivar a ser un discípulo? ¡Sumerjámonos en este estudio sobre el discipulado y comencemos a aprender lo que significa ser un discípulo de Jesús!  

 


I.               Los Primeros Discípulos

 

A.               Lee Juan 1:19-20. ¿A quien estaban anticipando los judíos? (Ellos estaban esperando que llegara el Mesías.. Cuando Juan el bautista creó una agitación en la nación, ellos enviaron representantes para determinar si el era el Cristo, el Mesías.)

 

1.               ¿Qué sugiere eso sobre el ánimo de la nación judía en ese momento?

 

A.               Lee Juan 1:23-27. ¿Cuál era la relación de Juan con el Mesías? (Él no era el Mesías, el era es que estaba preparando el camino para que el Mesías viniera.)

 

A.               Lee Juan 1:29-31. ¿A quién identificó Juan el Bautista como el Mesías? (A Jesús.)

 

A.               Lee Juan 1:35-37. Con este trasfondo, dime  ¿Qué piensas que motivó a estos discípulos a cambiar la lealtad que tenían por Juan hacia Jesús? (Ellos oyeron a Juan decir que Jesús era el “Cordero de Dios” – lo cual significaba que era el Mesías. Ellos querían seguir al Mesías, no al que estaba preparando el camino para el Mesías.)

 

A.               Lee Juan 1:40-41. ¿Quién parece estar motivando el cambio de alianza? ¿Quién es la fuerza motriz? (Los discípulos mismos.)

 

A.               Lee Mateo 4:18-20. ¿Qué luz diferente pone Mateo en esto? (Jesús llamó a Andrés y Pedro a ser sus discípulos. Es claro por el trasfondo de Juan que los dos ya creían que Jesús era el Mesías. De esta manera, esto no era un acuerdo ciego para seguir a cualquiera.)

 

1.               ¿Qué tarea le ofreció Jesús a Andrés y Pedro?

 

a.               ¿Qué crees que pensaron que significaría este rol?  Si Jesús era el Mesías, ¿qué significaría ser “pescadores de hombres?”

 

A.               Lee Mateo 4:21-22. ¿Qué requiere el discipulado con Jesús? (El texto menciona que ellos dejaron sus ocupaciones sin dudarlo y que dejaron a su padre.)

 

1.               Lee Marcos 1:20. ¿Dejaron a su padre, Zebedeo, sin ayuda? (Marcos agrega el punto importante de que Zebedeo tenía ayuda. Aparentemente, este era un grupo exitoso de pescadores.)

 

A.               En los versículos anteriores, veíamos que Jesús claramente llamó a Santiago y Juan. ¿Qué piensas que los motivó a irse sin ninguna dificultad y aún dejar a su padre? 

 

A.               Lee Mateo 20:20-22. ¿Qué respuesta sugiere esto?

 

A.               Lee Hechos  1:1-6. Nota que este texto toma lugar después de la crucifixión y la resurrección de Jesús. ¿Qué parece haber motivado generalmente a los discípulos a seguir a Jesús? (La gloria personal..)

 

1.               No hay duda en mente de que los discípulos siguieron a Jesús en parte (tu decides el tamaño de esa parte) basados en su creencia de que Él era el Mesías y en parte porque ellos entrarían al primer piso del gran reino nuevo que Jesús establecería en la tierra. ¿Crees que Dios intentaba usar esa motivación para atraer discípulos?

 

a.               Si es así, ¿Qué piensas de semejante motivación?

 

a.               ¿Cuánto de tu motivación a hacer buenas obras esta basada en la esperanza de gloria personal?

 

A.               Lee Marcos 8:31-32. ¿Por qué piensas que Pedro negó a Jesús? (Pedro no quería decir que Jesús seria asesinado. Jesús era el Mesías que establecería un gran reino en la tierra.)

 

A.               Lee Marcos 8:33-35. Jesús ahora niega a Pedro. ¿Cuál es la razón? (Jesús dice que el sacrificio propio es la clave para seguir a Jesús.)

 

1.               Detente y piensa cuidadosamente sobre esto. ¿Es esto un truco publicitario?  ¿Apeló Jesús a la promoción propia en su llamado al discipulado? ¿Niega Él ahora esa motivación?

 

a.               ¿Por qué la Biblia (Apocalipsis 21) habla de todo el oro y las piedras preciosas de la Nueva Jerusalén?

 

a.               ¿Qué nos enseña la motivación de los discípulos, si es que nos enseña algo? 

 

A.               Lee Mateo 16:26-27. ¿Se encuentra la explicación aquí? Si es así, ¿puedes explicarla? (Es un hecho que Jesús apela a nuestros intereses propios. Sin embargo, el método del discípulo cristiano para servir a sus propios intereses es diferente del método del mundo. Avanzamos por nuestros propios intereses avanzando por los intereses de otros.)

 

A.               Lee Lucas 18:10-13. ¿Es esta una variante de lo que Pedro le dijo a Jesús?  ¿Ves este tipo de cosas en tu iglesia? ¿Lo ves en otras iglesias?

 

1.               ¿Hay una manera más indirecta de decir esto que sucede en tu iglesia, que te sucede a ti?

 

1.               ¿Qué pensaba Jesús sobre este tipo de comportamiento? (Lee Lucas 18:14.)

 

a.               ¡Espera un minuto! ¿Prescribe Dios una manera de ser exaltado?

 

A.               ¿Qué deberíamos sacar en conclusión sobre la apropiada motivación por el discipulado? (Dios apela a que le sigamos basado en un beneficio para nosotros. Él apela a nuestro deseo de gloria personal. Pero, cuando cavamos más profundo en lo que significa ser verdaderamente un discípulo, encontramos que el sacrificio propio es la clave para nuestro mayor beneficio.)

 

1.               ¿Es esto meramente una fórmula? ¿Simplemente un asunto de poner las cosas en un orden correcto? Por ejemplo, si digo (como el fariseo) “Yo soy lo máximo y el resto de ustedes son ignorantes,” sería una forma errónea de ser exaltado. Pero, si soy inteligente y digo, “Ustedes son grandes, yo soy un ignorante y no valgo nada” Esa sería la forma correcta de decirlo para que Jesús me haga enaltecer. ¿Es esa la lección aquí? (Estas no son meras palabras, ni una mera formula. Jesús está buscando una actitud de sacrificio propio entre sus discípulos. Pero es sacrificio propio con la (permitida) gloria como destino final.)

 

I.               La Naturaleza del Discipulado

 

A.               Lee Lucas 14:25-26. Jesús está enseñando lo que significa ser un discípulo. ¿Cómo te suena esto a ti?

 

1.               ¿Quiere decir Jesús lo que literalmente está diciendo? Si es así, ¿Significa que negarnos a nosotros mismos es un llamado a negar a nuestra familia inmediata?

 

1.               Si lo fuera, ¿Por qué Marcos (Marcos 1:20) parece explicar que Juan y Santiago no odiaban a sus padre?

 

A.               Lee Mateo 15:4. ¿Cómo explicas este texto? ¿Estaba Jesús en un “mal momento con sus padres” cuando dijo lo que dijo sobre sacrificar el amor a los padres* en Lucas 14:25-26?

 

[*Note que la traducción aquí sería “odiar a los padres” ya que la NVI en inglés dice odiar a sus padres y no sacrificar el amor a sus padres como expresa la NVI en español. Es por esto que encontrará la palabra “odiar” mencionada varias veces.]

 

A.               Lee Mateo 10:37. ¿Qué agrega esto a nuestra búsqueda por lo que Jesús quiso decir sobre odiar a nuestra familia? (Cuando Jesús nos dice que “odiemos” a nuestra familia, creo que quiere decirlo en el sentido de que “los amemos menos.” Si no, en este caso  Mateo 15:4 y Mateo 10:37 son discrepantes..)

 

A.               Veamos el contexto de Lucas 14:25-26 para tener una visión más amplia. 14:16-20. ¿Como introduce esta historia la discusión de Jesús acerca de “odiar” a nuestra familia? ¿Cómo entenderías ahora la afirmación de Jesús sobre “odiar” a nuestra familia?

 

A.               Esta historia sobre la cena de bodas se parece mucho a la historia que Jesús contó en Mateo 22:1-14. Leamos es detalle la última parte de esa historia. Lee Mateo 22:10-14. Estoy seguro que casi todos los que leen esto reconocen que el “punto” de esta historia es que entramos al cielo aceptando la invitación y usando las vestiduras de la justicia de Dios, no porque somos buenas personas. ¿A qué conclusión deberíamos llegar considerando todo esto? ¿Hay alguna diferencia entre ser discípulo y ser salvo?

 

1.               ¿Somos salvos meramente reconociendo a Jesús como Señor y aceptando Su vida y Su sacrificio por nosotros, o sea, aceptando sus vestiduras de justicia? ¿O es que también, ser un discípulo es este duro asunto en el cual tienes que “odiar” a aquellos a quienes más amas en este mundo?  

 

1.               El Cometario Exposición de la Biblia (The Bible Exposition Commentary) dice que un “discípulo” es un alumno, uno que se ajusta a un maestro para aprender un oficio o una materia. Tal vez el equivalente más cercano que tenemos es “aprendiz.” ¿Es justo decir que cuando somos salvos somos llamados a ser un discípulo, uno que aprende el camino del sacrificio propio?

 

a.               O, cuando Jesús habla de “odiar” a nuestra familia y negarnos a nosotros mismos, ¿Está Él hablando meramente de la decisión inicial de la salvación? ¿O está Él diciendo “No dejes que tu familia o tus planes egoístas se interpongan entre tu y la aceptación a la boda y a la elección de ponerte las vestiduras de justicia”?

 

A.               Amigo, ¿decidirás estudiar con nosotros las siguientes semanas para descubrir qué significa exactamente ser un discípulo de Jesucristo?

 

I.               La Próxima Semana: El Discipulado Entonces y Ahora.